Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

La presencia femenina en Informática lleva 30 años de caída

Juan Julián Merelo Guervos, Catedrático en el Departamento de Arquitectura y Tecnología de Computadoras de la Universidad de Granada, ha publicado el informe Evolución de la matrícula femenina en el grado de Informática en universidades públicas españolas en el que recoge, con datos del Ministerio de Educación, cómo ha ido variando la presencia de las mujeres en las carreras informáticas del sistema universitario público durante las últimas tres décadas, informa Xataca.

La conclusión es demoledora: el porcentaje lleva tres décadas reduciéndose de forma constante. Del 30% de matrículas en Informática en las universidades españolas que teníamos en los años 1985-1987 hemos pasado a un pírrico 12% en el curso 2016-2017.

El problema con la Informática es singular porque actualmente las chicas suponen más de la mitad del alumnado universitario. El 20% con el que comenzó la década de 1960 se fue incrementando para lograr llegar al 50% a mediados de los ochenta. A partir de ahí, una ligera subida para consolidarse como la mayoría académica. ¿Qué ocurre con la Informática entonces?

El autor ha realizado un análisis de las chicas asistentes a los campus infantiles (Merelo-Molina and Merelo-Guervós 2016), concluyendo que existe un punto de inflexión alrededor de los 10 años en los que las niñas dejan de tener interés por la Informática como una carrera profesional. Esto apunta a que las políticas de aumento de la diversidad deben de hacerse con vistas en el medio, incluso el largo plazo.

En el estudio de Merelo también se desglosa la presencia femenina en Informática por universidad. Y, aunque no hay ninguna en la que esta suponga más de un quinto del total, sí hay diferencias reseñables. Entre las cinco con un porcentaje menor hay cuatro catalanas y una balear (por orden, la Universitat de Lleida -en la que el porcentaje baja hasta apenas un 5%-, Universitat de Girona, Universitat de les Illes Balears, Universitat Autónoma de Barcelona y Universitat Politécnica de Catalunya. El origen de las cinco con un mayor porcentaje ya es más heterogéneo: Universidad de la Rioja, Universidad de León, Universitat de València, Universidad Pública de Navarra y Universidad de Alicante.

Parte de estas cifras  se explican porque las mujeres se gradúan en mayor porcentaje que los hombres, así que los segundos pasan más años en la carrera, inflando artificialmente los números.

Merelo concluye el estudio con un llamamiento: “en todo caso está claro que para evitar la pérdida de presencia femenina en las aulas y en la profesión informática hacen falta políticas sostenidas a lo largo del tiempo y una apuesta clara en ese sentido”.