Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados formación

Grados en Ciencia de datos “Los datos han llegado para quedarse” puesta en marcha en UPV y UV en València

“Los datos han llegado para quedarse”. La frase la pronuncia el vicerrector de Estudios de la Universitat Politécnica de València, Eduardo Vendrell. No lo sabe pero es la misma que se encuentra en la primera línea de presentación en la web del grado en Ciencia de Datos de la Universitat de València. Viendo la coincidencia, cabría añadir que no son el futuro; es el presente, y la coincidencia no es casualidad.

Lo que grosso modo se describe como Big Data (en realidad la Ciencia de Datos es mucho más amplia) es en la práctica un nuevo lenguaje, con sus códigos, sus formas, sus reglas. Tanto la Universitat como la Politécnica están impartiendo enseñanzas en torno a esta Ciencia de los Datos que haría las delicias de Gauss. Igual que algunos creen en profetas, otros creen en los números. Una religión que va en aumento y que ha incorporado una nueva orden: la Universitat de València anunció este martes su intención de poner en marcha el primer grado de Ciencia de Datos aplicado a una disciplina, en este caso a la gestión y dirección de empresas, con la puesta en marcha de Inteligencia y Analítica de Negocios.

La Politécnica, por su parte, ha estrenado este curso su grado dedicado a las cifras que pululan por las redes, que vuelan por las ondas, a los datos que se generan cada día, que podemos ahora mensurar gracias a los nuevos sistemas informáticos, a los nuevos procesadores… Los egresados del curso 18-19 serán en cuatro años la primera promoción de ingenieros de Datos (el grado está vinculado a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática). El profesorado es de los que les hace sacar pecho en la Politécnica. La dedicación estimada al título es de 80 profesores, explica Vendrell, de los cuales 76 son doctores, 14 catedráticos y 49 profesores titulares de universidad. Sólo hay un profesor asociado y a tiempo parcial; y es porque, como diría el anuncio de L’Oréal, porque lo vale. “El nivel es muy alto, teniendo en cuenta que se exige un 50% de doctores y en nuestro caso es más del 90%”, comenta.

Su grado tiene una orientación transversal y se ha concebido con la clara intención de no chocarse con el que ofrece la Universitat de València. La colaboración entre las dos instituciones en este caso está siendo modélica, algo que el vicerrector de la Politécnica quiere poner en valor. “Es un ejemplo de cómo se pueden implantar este tipo de grados sin pisarse los unos a los otros”. No lo menciona, pero es inevitable recordar el conflicto entre la Universidad de Alicante y la Miguel Hernández de Elche por la implantación del grado de Medicina. Lo de los datos no ha sido, ni mucho menos, el caso. Algoritmos, informática, el nuevo grado cuenta con 75 alumnos que optan a 240 créditos, un número de estudiantes selecto que han tenido que superar una nota de corte muy alta: 9,75.

Esperando a ANECA

El grado de la Politécnica ya está en marcha porque, lógicamente, ha pasado el visto bueno de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación. El nuevo grado de la Universitat de València, Inteligencia y Analítica de Negocios, está a la espera de este trámite, explica Dolores Forés, vicedecana de Estudios de Grado de la Facultad de Economía. La intención de la Universitat es ponerlo en marcha el próximo curso, el 2019-2020. Forés destaca que tiene un carácter “diferenciador bastante elevado”, ya que tiene un contenido más práctico, aplicado a la empresa. Es como una doble titulación. Los egresados sabrán de Ciencia de Datos, podrán leer en este nuevo idioma, y sabrán de empresa.

La razón de ser del grado es puro sentido común, si se atiende a la perspectiva de Forés. “Muchas veces el directivo sabe lo que quiere, que es vender un producto. Lo que necesita es alguien que le diga, a través del análisis de datos, cómo hacerlo, que le ayude a por ejemplo crear una aplicación que le haga llegar este mercado”. Los egresados podrán hacerlo por ellos mismos. O podrían. Si a algo se parecerá este grado es a otros más tradicionales que aúnan, por citar el caso más habitual, Derecho y Economía.

La Universitat ofrecerá 50 plazas, con un programa de estudios que incluirá asignaturas básicas del conocimiento de la empresa y luego todas las relacionadas con técnicas de investigación de datos, siempre desde el punto de vista económico. Como en el caso de la Politécnica, el profesorado es de los que, de entrada, luce: todos serán doctores. El 20,8% son catedráticos; los titulares de universidad son un 54,2%; un 8,4%, ayudantes doctores, tantos como asociados doctores. Completan la nómina un 6,2% de profesores titulares de escuela universitaria 6,2% y un 2% de catedráticos de escuela universitaria.

El nuevo grado de la Universitat de València se unirá a los que ofrecen ahora la Carlos III de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona y supondrá una nueva pica en el Flandes de los números. La conquista del conocimiento a través de los datos sigue su curso.

Fte.: Valencia Plaza

Los retos de la ingeniería informática a debate tras cuatro décadas de estudios universitarios 

coddii investidura UPM Barbara Liskov
La CODDII reflexiona en torno al papel clave de los estudios de informática en la transformación digital de la sociedad.

Cuatro décadas de estudios universitarios de informática en España consolidan una disciplina en permanente evolución, en el centro de la revolución social, industrial y económica de la actual realidad conectada.

Los decanos y directores de los centros universitarios de ingeniería informática de España se reunieron recientemente para debatir sobre las áreas que deben potenciar en los ámbitos de la formación, la investigación, la innovación y la transferencia de conocimientos. Esta es su declaración:

DECLARACIÓN

La Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática (CODDII), que representa a más de 70 centros universitarios ofertando títulos de grado y máster en Ingeniería Informática, ha celebrado durante los días 8 y 9 de junio su Asamblea General anual, coincidiendo con diversos actos que han culminado un curso en el que se ha conmemorado el 40º aniversario de los estudios universitarios de Informática en España.

Se ha celebrado, por tanto, la consolidación y madurez plena que confieren estas cuatro décadas, en las que la disciplina ha ido adecuándose a las necesidades del sector, a los avances de las tecnologías y a la evolución de la profesión.

Los centros universitarios responsables de organizar la oferta en España en el ámbito de la Ingeniería Informática han tenido que realizar un enorme esfuerzo para mantener los planes de estudio alineados con las exigencias de cada momento; con toda seguridad, en mayor medida que en otros campos, por el dinamismo intrínseco que caracteriza a las Tecnologías de la Información.

Muchos han sido los estudiantes que desde entonces se han formado en las escuelas y facultades que componen nuestra Conferencia. Nos congratulamos de haber contribuido a la formación de los profesionales que han sido, son y serán protagonistas directos de la revolución social, industrial y económica que supone la digitalización de nuestra sociedad.

La historia de los estudios universitarios de Informática, sus orígenes y su evolución, le han conferido a la disciplina unas características únicas que hacen a los profesionales formados en ella especialmente competitivos, a la vez que versátiles, en un entorno cada vez más necesitado de especialistas en dominios  como la ciencia y la ingeniería de datos, la ciberseguridad, la internet de las cosas, la robótica o la inteligencia artificial.

En efecto, los orígenes de los estudios de Informática, asentados en las Ciencias Matemáticas y las Ciencias Físicas, así como su posterior y natural evolución al ámbito de la Ingeniería, hacen a los ingenieros e ingenieras en Informática específicamente preparados para afrontar los retos que hoy se presentan en una sociedad que está sufriendo una transformación digital. Un ejemplo de esta evolución se muestra en la carrera de la Profesora Barbara Liskov que es investida Doctora Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Madrid, precisamente coincidiendo con la celebración de estos cuarenta años de estudios universitarios de Informática en España, con el décimo aniversario del premio A.M. Turing de la profesora, considerado el Nobel de la informática, y el cincuenta aniversario de su doctorado pionero en informática (Computer Science).

Lamentablemente, es tal la demanda de ingenieros e ingenieros técnicos en Informática que la industria ha de nutrirse de profesionales sin una preparación específica. Por ello, desde la CODDII consideramos de trascendental importancia potenciar los estudios de Ingeniería Informática, a nivel de grado, pero también a nivel de máster, promoviendo las vocaciones a edades tempranas (preuniversitarias) e incidiendo en la enorme importancia de que las mujeres aumenten sustancialmente su presencia en estas actividades profesionales. Todos estos temas fueron objeto de reflexión durante las sesiones de esta Asamblea General.

Con el compromiso demostrado en estos cuarenta años, los centros que constituyen la CODDII seguirán apostando por la formación, la investigación, la innovación y la transferencia en los temas que hoy, más que nunca, resultan cruciales para seguir avanzando en la transformación digital de nuestra sociedad, gracias a la que, sin duda, será una de las profesiones más importantes e influyentes y que más vocaciones científicas y tecnológicas despertará en los próximos cuarenta años: la Ingeniería Informática.

Incluimos a continuación, otras de las imágenes de la jornada: