Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

La UPV trabaja en una ‘app’ para pacientes de Alzheimer

Rehabilitación funcional

Prueba de la ‘app’. Fuente: UPV.

Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy y la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), están trabajando en una nueva aplicación informática cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de pacientes con Alzheimer y otros tipos de enfermedades neurodegenerativas.

La herramienta, que está en una primera fase de desarrollo y durante el pasado mes de diciembre fue sometida a las primeras pruebas de evaluación, recreará de manera virtual el día a día del paciente, proponiéndole ejercicios en formato de videojuego con diferentes grados de dificultad sobre sus actividades diarias: hacer la compra, tareas domésticas, así como varias vinculadas a la alimentación, el autocuidado, etc.

Manuel Llorca, profesor del Departamento de Informática de Sistemas y Computadores del campus de Alcoy, explica en la nota de prensa de la UPV que “la aplicación incorporará imágenes, sonidos, animaciones y gráficos 3D interactivos vinculados al día a día del paciente y su entorno, como por ejemplo fotos de familiares o de su casa. Nuestro objetivo es ayudar a su rehabilitación funcional de una forma sencilla y entretenida, con las nuevas tecnologías como aliadas”.

Desde la app, además, se podrá registrar cada vez que el paciente utilice el dispositivo, lo que posibilitará llevar a cabo un exhaustivo seguimiento y control de su evolución durante la rehabilitación.

Tareas domésticas

“Es importante”, destaca José Manuel Moltó, neurólogo del Hospital Virgen de los Lirios e investigador de Fisabio, “que nuestros pacientes trabajen funciones sencillas como caminar, peinarse, vestirse o guardar una camisa en el armario. A través de estas actividades funcionales, los pacientes ejercitarán indirectamente destrezas como el cálculo, el lenguaje y la memoria”.

En la primera fase, los investigadores se han centrado en el diseño de los ejercicios interactivos sobre las actividades domésticas relacionándolas con aspectos como la estación del año, la temperatura y el horario.

Según explica Llorca, para hacer estos ejercicios interactivos, es necesario poder trabajar con la tableta usos como el click, el doble click, arrastrar y soltar, multitouch, seguir una secuencia, o utilizar los sensores de la tableta, tal y como hicieron alrededor de 150 personas mayores no diagnosticadas durante las pruebas de evaluación del proyecto, que consistieron en la realización de un pequeño test basado en la comprobación de estas capacidades.

“Las pruebas”, señala Llorca, “pretenden determinar si la aplicación puede utilizarse bien por los pacientes de manera autónoma o con la ayuda de familiares o cuidadores”.