Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Escrito por prensa

Una alumna de STEM Talent Girl recibe una beca para formarse en ciberseguridad y peritaje informático forense

STEM Talent Girl

Patricia Hernando, alumna de STEM Talent Girl y estudiante de 1º de Ingeniería Informática, ha sido becada por la Asociación Nacional de Peritos de Nuevas Tecnologías (PETEC) para formarse durante dos años en ciberseguridad y todo lo relacionado con el peritaje informático forense.

Esta oportunidad le llegó cuando participaba en el SID 2020 que organiza el INCIBE, en la que fue ponente gracias a una de sus mentoras. Entre el público se encontraba Fernando Mairata de Anduiza, forense tecnológico y presidente de PETEC, quien se fijó en ella y le ofreció ser asociada becada júnior de la asociación y participar, de esta manera, en todas las actividades de formación y de asistencia a congresos como el que organiza el propio colectivo, el Congreso de Nuevos Cibertalentos. Aunque admite que ella aún no es una experta en ciberseguridad, tiene muy claro que todas estas ventanas que se le van abriendo en su camino van a ser claves para «estar más cerca de cumplir mi sueño».

Recibir esta beca no hubiera sido posible si no fuera alumna de STEM Talent Gird, un programa que califica como «realmente interesante». Su experiencia en él ha sido muy enriquecedora, pues además cada etapa tiene un atractivo diferente. «Cuando estaba en cuarto de la ESO y entré en el proyecto lo que más me gustaba era la masterclass mensual. Sin embargo, cuando fui creciendo la prioridad era tener una mentora que te apoyara, valorase y guiase».

Patricia entró en el programa STEM Talent Girl en 2016 y, desde entonces, ha participado en cada una de las fases o subprogramas que lo integran como ‘Science for Her’, ‘Mentor Woman’ y ‘Real Work’.

Mundo laboral

La joven considera que STEM Talent Girl es una iniciativa imprescindible para lograr que el porcentaje de alumnas que estudian carreras técnicas aumente y se sitúe al nivel del de alumnos, ya que «en la tecnología hay sitio para todo aquel que tenga interés, vocación y, sobre todo, muchas ganas de trabajar». Además, destaca otra importante aportación de esta clase de proyectos: «Ayudan a las jóvenes a ver que sí existen referentes femeninos en la ciencia y que hay un lugar para nosotras».

Pero, además de participar en PETEC, el programa le ha permitido conocer a profesionales muy inspiradoras y «obtener una perspectiva real del mundo laboral». Como apunta, «a veces los más jóvenes no tienen muy claro a qué se quieren dedicar y poder visitar a distintas mentoras con diferentes profesiones en su puesto de trabajo hace que abras la mente y te plantees opciones que hasta entonces no te habías planteado o que confirmes tus ideas de cara al futuro».

Fuente: Burgos Conecta

Idean una plataforma de cómputo de altas prestaciones para vehículos y robots

Idean una plataforma de cómputo de altas prestaciones para vehículos y robots

La Universitat Politècnica de València (UPV) lidera el desarrollo de una plataforma de cómputo de altas prestaciones que podrá aplicarse en vehículos y robots autónomos, y se evaluará su utilidad en los sistemas de gestión de la Estación Espacial Internacional y en satélites.

Este es el objetivo de SELENE, un proyecto de investigación internacional financiado por el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, que cuenta con un presupuesto de 5 millones de euros y se prolongará durante los próximos tres años, según los datos a los que ha tenido acceso EFE.

En este proyecto europeo también participan Airbus (Francia y Alemania), Siemens (Austria y Alemania), CAF signalling, Opentech, Ikerlan, Cobham Gaisler, BSC y Virtual vehicles.

La principal novedad que propone el proyecto es el codiseño del hardware y software, que permitirá que las aplicaciones críticas se puedan certificar a un bajo coste, según han informado fuentes de la institución académica.

«El procesador en el que trabajamos será mucho más flexible e integrará una gran cantidad de cómputo, tanto aceleradores de Inteligencia Artificial como núcleos, destaca Carles Hernández, investigador del Grupo de Arquitecturas Paralelas (GAP) del Departamento de Informática de Sistemas y Computadores (DISCA) de la UPV.

Además, según Hernández, «permitirá la autovalidación y testeo de las propiedades de seguridad para su puesta a punto final».

En el caso de los vehículos autónomos, los investigadores del GAP-DISCA UPV aseguran que para conseguir la autonomía total son necesarios una gran cantidad de chips diferentes.

Esto «conlleva un coste de verificación de funcionamiento «hoy en día inasumible en la mayoría de aplicaciones», ha indicado el investigador.

José Flich, investigador también del GAP-DISCA de la Universitat Politècnica de València, también subraya que los sistemas autónomos «normalmente requieren de mucha redundancia y eso es muy costoso cuando lo haces mediante chips diversos».

«Los procesadores que hay hoy en día se pueden utilizar, pero no certificar», ha indicado para añadir que este proyecto «facilitará la certificación de aplicaciones de Inteligencia Artificial en trenes y coches autónomos, contribuyendo así a una mayor autonomía en estos vehículos».

Por otro lado, en los satélites, el procesador del proyecto SELENE permitirá abaratar sus costes y dotarlos de mayor inteligencia mediante el uso de aceleradores hardware para redes neuronales.

«Se reducen costes porque tienes más capacidad de integración, en un único chip, una variable que en el Espacio es fundamental», apunta Carles Hernández.

En el caso de la Estación Espacial Internacional contribuiría a mejorar la eficiencia de sus sistemas de gestión gracias a la utilización de inteligencia artificial.

Además, en los robots contribuirá igualmente a que sus capacidades autónomas puedan ser certificables de acuerdo a los estándares de seguridad funcional.

Fuente: La Vanguardia

Un campus para acercar las ingenierías a las estudiantes del futuro

Campus Tech Chicas | Diario Sur

Desde hace dos años la UMA organiza un campamento de verano gratuito con el objetivo de aumentar el número de vocaciones femeninas en estos estudios.

Hace dos años, la Universidad de Málaga puso en marcha un nuevo proyecto para acercar el mundo de las tecnologías a alumnas de la ESO mediante una serie de actividades formativas. El Campus Tech Chicas nació con el objetivo de aumentar el número de vocaciones en estudios de Informática con el fin de cambiar la percepción de estas titulaciones y desechar estereotipos que a día de hoy se encuentran muy arraigados en este tipo de carreras, en las que la figura del sexo femenino es una clara minoría en las aulas, llegando a contar con menos de cinco alumnas en una clase de más de 70 estudiantes.

La acogida en la primera edición fue tan positiva que incluso llegaron a recibir peticiones de fuera de Andalucía, lo que ocasionó que tuviesen que realizar una criba de participantes y centrarse únicamente en aquellas chicas que viviesen en Málaga capital o pueblos cercanos. «Teníamos 30 plazas y se nos inscribieron unas 150 niñas. No nos esperábamos esa respuesta tan grande», comenta entre risas Denisa Constantinescu, organizadora y monitora del campus.

Durante el mes de julio y a lo largo de dos semanas, las jóvenes participan en talleres y cursos impartidos en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática -de manera totalmente gratuita- donde aprenden desde programar, hacer su propia página web con HTML, hasta realizar diseños de la parte interfaz de aplicaciones móviles. Todo centrado en materias relacionadas con las ingenierías, de modo que les llame la atención y les atraigan estos estudios. «Lo que intentamos es que vean que se pueden hacer más cosas como carrera, no solo Psicología, Bellas Artes o Medicina, que también les gusta mucho», destaca Constantinescu. Además, al finalizar el campus, exhiben los resultados de sus trabajos en una jornada final abierta al público.

Monitoras y estudiantes

Tanto la organización como la realización de las actividades del campus son llevadas a cabo por mujeres -estudiantes o que ya han terminado sus estudios-, para que las niñas vean que el sexo femenino también está presente en las carreras más técnicas. «Este tipo de actividades ayuda a que se produzca una mayor igualdad en las aulas, pero hay que fomentarlo desde una edad más temprana. Que las niñas se lo vayan planteando y que digan ‘tengo esta opción’», apunta Cristina Espejo, estudiante de Ingeniería Informática y monitora del campus. Otra de las monitoras participantes en este proyecto es Marta Ferrer, estudiante de 4º curso de Ingeniería Informática, que al igual que sus compañeras, también echa en falta la figura de referentes femeninos en las carreras de Ingeniería, al mismo tiempo que resalta la importancia de que sea un campus en el que únicamente participan mujeres. «El hecho de que nosotras les demos el curso, que seamos estudiantes y les demos nuestra visión ayuda a ver que hay chicas estudiando esas carreras y que no tienes que tener una personalidad o unos gustos determinados como para que te pueda gustar algo así. Hay mucha variedad dentro de una ingeniería», subraya Ferrer.

Otros campus

Tras la magnífica acogida de su primera edición, desde la Universidad de Málaga se pusieron en marcha otros tres cursos de verano similares. En este caso las ramas escogidas son las de Telecomunicaciones, Industriales y Matemáticas, aunque bien es cierto que en esta última titulación la situación entre chicos y chicas está más equilibrada y la diferencia entre sexos no es tan considerable.

Fuente: Diario Sur

Las ingenierías continúan siendo las titulaciones que cuentan con menos alumnas en sus aulas

Las ingenierías continúan siendo las titulaciones que cuentan con menos alumnas en sus aulas

Pasar del instituto a la universidad suele ser uno de los cambios más bruscos a los que un estudiante debe enfrentarse durante su etapa académica. Nuevos horarios, nuevas amistades y nuevos retos. Sin embargo, ser mujer y elegir una carrera técnica como ingeniería hace que el proceso de adaptación sea aún más duro. «No era mi sitio», «Al principio me imponía el hecho de ser la única chica en clase», comentan Cristina Espejo y Marta Ferrer, estudiantes de 3º y 4º curso -respectivamente- de Ingeniería Informática.

Las titulaciones como ingeniería muestran una imagen descompensada entre hombres y mujeres en las aulas, donde de 90 estudiantes, el número de chicas se cuentan con los dedos de una mano, y en ocasiones sobran. «Yo me encuentro dando clases y solo tengo a dos o tres chicas. Estoy haciendo un doctorado y en este despacho hay muchos chicos y yo estoy solita», explica Denisa Constantinescu, graduada en Automática y Computadores en Rumanía, y que se encuentra realizando su doctorado en Mecatrónica en la Universidad de Málaga.

No es solo cosa de chicos

«Las chicas también pueden contribuir muchísimo en las carreras técnicas, exactamente igual que los chicos», apunta Díaz, aunque todas coinciden con ella en este aspecto. Las tres son conscientes de que la continuación de estos estereotipos en las aulas radica en la falta de un fomento de estas titulaciones en edades más tempranas. «Faltan referentes femeninos en las carreras de ingenierías. Hay que darle visibilidad a esas mujeres que trabajan en este mundo, que además son muchas», añade Ferrer.

Estos pequeños cambios en la primera fase de la etapa educativa podría conseguir que el día de mañana, las aulas de estas titulaciones consigan tener una equidad visible, y que las niñas comiencen a plantearse que de mayor no quieren ser profesoras o médicas, sino ingenieras.

Fuente: Diario Sur

Un equipo de ingenieros de la salud, ingenieros informáticos, biólogos y médicos trabajan en la detección precoz del cáncer de pulmón aplicando la bioinformática.

equipo de investigación bioinformática UMA Malaga Hoy

EL gran problema del cáncer de pulmón es que no duele, como explica el doctor en Biología y catedrático de la UMA, Gonzalo Claros. Así que cuando el enfermo empieza a notar algún síntoma ya es tarde, suelen estar muy avanzados y así, incluso los tumores más benignos se convierten en mortales. Por eso, un equipo de investigación multidisciplinar conformado por ingenieros de la salud, ingenieros informáticos, biólogos y médicos trabajan en la detección precoz del cáncer de pulmón aplicando la bioinformática. Ya han localizado nuevos marcadores para el diagnóstico de la enfermedad.

“Nosotros nos dedicamos a abordar con secuenciación los problemas, y esas secuenciaciones las analizamos para encontrar la solución”, comenta Claros, del grupo de investigación de la Universidad de Málaga BI4NEXT, que trabaja en el Centro de Supercomputación y Bioinnovación (SCBI) a partir de muestras de biobanco. “Como el paciente no se da cuenta de que tiene la enfermedad, la idea es añadir marcadores para que se puedan hacer pruebas relativamente simples y sistemáticas que pongan a los médicos en alerta sobre este tipo de cáncer”, agrega el biólogo.

En su investigación, el equipo secuencian el ARN. “En cada tejido funcionan unos genes y cambian en función de si el pulmón está sano o tumoral”, indica Claros. Del biobanco cuentan con muestras de tejido sano y tumoral del mismo paciente y han secuenciado ambos tejido.

“No hemos buscado mutaciones porque ya hay muchos investigadores buscándolos para alcanzar una medicina personalizada, sino que nos hemos ido al otro extremo, a averiguar si el paciente tiene cáncer, nuestro trabajo está enfocado a dar respuesta a esa pregunta cuando todas las técnicas de secuenciación entren en funcionamiento”, agrega el biólogo.

Según avanzan los investigadores malagueños, se puede empezar a detectar los cánceres en las biopsias líquidas, en la sangre, ya que las células tumorales emiten señales para tratar de hacer la metástasis, para convertir otras células en malignas o porque se mueren y los desechos se vierten en la sangre y se puede detectar. “Si estos genes aparecen en las células tumorales y también en la sangre, sabremos lo que están expresando, con esta idea esperamos contribuir un poquito a luchar contra este tipo de cáncer”, señala Claros.

Buscar en la sangre genes que sirvan de alarma

Subraya el investigador que “será muy fácil en el futuro buscar en una analítica de sangre genes concretos para poner en sobre aviso al médico y que el paciente pueda ser derivado al especialista”. De esta forma, “si logras sospechar que puede tener un tipo de cáncer de pulmón lo puedes pillar a tiempo para luchar contra él”, reitera. Han trabajado sobre los tres tipos de cáncer más frecuentes, el adenocalcinoma, el microcítico y el epidermoide para ver qué cambia en común en todos ellos.

“Tiene que haber un cambio y ha de ser del mismo tipo en todos los pacientes que analizamos con los tres tipos de cáncer”, comenta Claros. Esto junto a la gran cantidad de marcadores que existen publicados componen una batería de información para saber actuar contra el cáncer. “Bioinformáticamente es igual mirar un marcador que cien”, resalta el experto.

El catedrático de la UMA señala que han estado buscando en “esa mitad del genoma a la que nadie le presta atención, que son las regiones repetitivas, donde hemos visto que también tenemos un cambio importante y muy específico”.

Su base de operaciones es el Picasso, el servicio de supercomputación de la Universidad de Málaga, único en Andalucía. La infraestructura, que se encuentra en el Parque Tecnológico, está financiada a través de los fondos Feder y su mantenimiento lo asume la UMA con presupuesto propio. En ella, investigadores como Elena Espinosa, ingeniera de la salud, Belén Delgado, bioquímica, Rocío Bautista, bióloga, Rafael Larosa, ingeniero informático, Darío Guerrero, ingeniero informático, Macarena Arroyo, neumóloga del Hospital Regional y Gonzalo Claros, biólogo desarrollan sus descubrimientos.

“Los análisis por bioinformática y secuenciación con el cáncer de pulmón son más rápidos, menos costosos y más acertados que los protocolos habituales que se están utilizando”, estima Claros, que sabe que “el futuro va por ahí” aunque ellos se encuentren en el principio de un camino que sigue aportando nuevos paraderos a medida que se avanza. Todo sea por avanzar en la diagnosis precoz de un cáncer tan agresivo como el de pulmón.

Fuente: Malaga Hoy

Entrevista a la ganadora del Premio Nacional de Informática, Nieves Rodríguez Brisaboa

Catedrática Informática Universidade da Coruña | La Opinión A Coruña

Catedrática en el Departamento de Computación de la Facultad de Informática de la Universidade da Coruña, directora del Laboratorio de Bases de Datos y ganadora del Premio Nacional de InformáticaNieves Rodríguez Brisaboa es toda una rara avis en una de las titulaciones más masculinizadas del catálogo. Con motivo del mes de la mujer y la ciencia, la docente reflexiona sobre los motivos por los que el grado resulta tan poco atractivo a la mayoría de mujeres.

Formó parte de una de las primeras promociones de Informática cuando la titulación se implantó en A Coruña.

Sí, me gradué con la primera promoción. Primero era una carrera de tres años, una diplomatura, después pusieron la carrera de cinco años, y mi promoción pudo continuar los otros dos.

Tras toda la vida en la Facultad de Informática como estudiante, docente e investigadora, ¿cómo ha evolucionado el volumen de mujeres en la rama?

Ha evolucionado a peor. Cuando estudiaba, calculo que éramos entre el 25% y el 30% de mujeres. Era una diplomatura, y la percepción que había era como si fuese una especie de Empresariales con máquina, se veía como una alternativa viable para chicas, no tenía la carga de masculinidad que tiene hoy. El título que daba lugar a los estudios de informática se llamaba en unos sitios licenciado en Informática, y en otros, ingeniero informático. En un momento determinado, se unificó como la segunda, con mismo profesorado y mismo plan de estudios. El hecho de que se llamase Ingeniería, y no Licenciatura, hizo caer el número de alumnas mujeres una barbaridad.

¿Puede ser uno de los motivos que provocan las bajas cifras de alumnado femenino hoy?

Sí. No sabemos lo que habría pasado si se siguiese llamando Licenciatura, pero sí sabemos lo que pasó. El hecho de que se le llamase ingeniería espantó muchas vocaciones femeninas.

También influyen muy negativamente los tópicos que pesan sobre el perfil del informático.

Absolutamente. El cambio de nombre influyó, de acuerdo, pero lo que es absurdo es que a día de hoy haya menos mujeres matriculadas en Ingeniería Informática que en cualquier otra ingeniería. Eso se explica, en mi opinión, por que el estereotipo de informático igual a friki está repercutiendo en que se matriculen tanto chicos como chicas, que buscan algún día ser jefes y líderes. Es como si la imagen pública del informático fuese la de una persona que trabaja un poco al margen de la empresa, en un sótano, que no le importa el dinero, que trabaja contra el capitalismo. La gente escoge otras ingenierías porque parece que tienen más prestigio.

Es paradójico, teniendo en cuenta que investiga en el Centro de investigación en el sector TIC (Citic), que tiene como bandera su estrecha colaboración con el mundo empresarial.

Efectivamente. A veces, los estereotipos pueden tener algo de verdad. En el caso de Informática, no puede ser más falso. Un ingeniero informático tiene que ser una persona con cualidades y capacidades que son todo lo contrario al estereotipo. Debe ser una persona con grandes capacidades de comunicación, de entender las necesidades de los usuarios, de gestionar equipos, de coordinar esfuerzos. Empatía, comunicación, trabajo en equipo, liderazgo… eso no lo puede hacer una persona en un sótano, se necesita un equipo de muchas personas que tiene que entender el problema y hacer un trabajo coordinado. Si se supiese cuáles son las cualidades reales que necesita una persona para convertirse en un buen profesional en Ingeniería Informática, más mujeres se verían reflejadas en ellas.

En la Universidade da Coruña existe una gran segregación vertical, hay más alumnas mujeres pero las catedráticas son minoría.

Las feministas llamamos a eso efecto tijera. La presencia femenina es muy grande en el principio de la tabla, pero según sube el nivel de cualificación, aumenta la presencia de hombres. Los datos no arrojan muy bien el resultado, porque muchas de las que ahora somos catedráticas, estudiamos Informática cuando todavía no estaba tan masculinizada.

¿Cabe esperar que, en unos años, haya muchas menos?

Exactamente, va a haber muchas menos. Ya somos pocas profesoras y catedráticas ahora, pero si coges alumnas de doctorado, es algo escasísimo.

En una carrera como esta, con una inserción laboral casi total, es prioritario captar alumnado del género que sea.

No es que haya inserción laboral, sino que hay déficit de informáticos brutal. No se avanza más deprisa en la resolución de problemas tecnológicos porque no hay informáticos. Si una empresa quiere un informático, se lo tiene que quitar a otra empresa. Hay empresas grandes comprando empresas pequeñas solo para quedarse con su personal. Nuestro alumnado tiene notas de corte bajas, no es una carrera que a la gente le apetezca.

Fuente: La Opinión A Coruña

Ingeniería informática a la cabeza de las ocho profesiones más demandadas

Big data profesión demandada | Foto: directivos y gerentes

Las ocho profesiones más demandas son ingeniero informático, Data Science, programador informático, ingeniero industrial, desarrollo de negocio, Account Manager, técnico comercial y operarios cualificados.

El impacto de la transformación digital ha supuesto que las profesiones más demandadas en los próximos años están relacionadas con la tecnología y la ingeniería, según la sexta edición del Informe EPyCE 2019.

La sexta edición del informe EPyCE 2019, elaborado por la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos (AEDRH), EAE Business School, Foro Inserta de la Fundación Once y Human Age Institute de ManpowerGroup, refleja la evolución y el cambio constante de las posiciones y competencias más demandadas en los últimos años. Profesiones que surgen relacionadas con la tecnología y que impactan en todo el mercado de trabajo, posiciones tradicionales relacionadas con temas de informática que presentan un alto grado de automatización en el presente, y un escenario con posiciones de un futuro que revelan el compromiso de las empresas, no solo por la transformación digital sino por el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

Profesiones más demandadas

En la actualidad. las ocho posiciones más demandas son: ingeniero informático, Data Science, programador informático, ingeniero industrial, desarrollo de negocio, Account Manager, técnico comercial y operarios cualificados. Entre estos perfiles, destaca la importante demanda de la posición de ingeniero y programador informático, recalcando la relevancia en el campo de la ingeniería e informática. Por su parte, las posiciones más demandas en el futuro próximo serán Big DataData Science, comercial digital, ingeniero informático, programador, ingeniero industrial, operarios cualificados y responsable de ciberseguridad. Por lo que se observa un incremento de todas las profesiones relacionadas con la tecnología.

En cuanto a las posiciones más difíciles de cubrir, los resultados de este informe muestran una tendencia de posiciones vinculadas con la familia de la tecnología, así como un evidente incremento en aquellos puestos asociados a la ingeniería.

Competencias deseadas

En cuanto a las competencias, para posiciones Junior, entre las más demandas destacan el compromiso, la capacidad de aprendizaje, iniciativa/ proactividad y el trabajo en equipo. En el caso de posiciones Senior, visión estratégica, flexibilidad/ adaptación al cambio, gestión de equipos, orientación a resultados e impacto/ influencia, son las más requeridas.

Fuente: directivosygerentes.es

Ingenieros informáticos reconocen en Santiago el legado de Ángela Ruíz Robles

Ángela Ruiz Robles

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la USC acoge un homenaje a la precursora del e-book.

El Colegio Profesional de Ingeniería en Informática de Galicia (CPEIG) reconoce la trascendencia para la ingeniería informática de la labor de Ángela Ruiz Robles ( Villamanín. León, 1895 – Ferrol, 1975), una maestra con una larga trayectoria inventiva en la que destaca la creación de la enciclopedia electrónica, por lo que es considerada la precursora del e-book.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el CPEIG celebró el martes, 3 de marzo, un acto conmemorativo a las 11:00 horas en el salón de actos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ETSE) de la Universidad de Santiago (USC).

En representación de la homenajeada asistieron tres de sus nietas: Mª Luisa, Mª del Carmen y María Elvira Souto Grandal; además del presidente del CPEIG, Fernando Suárez, la directora de la ETSE, Julia González, y el subdirector de la ETSE, David Losada, a un evento abierto a todos los alumnos y alumnas de la escuela.

RELACIÓN CON FERROL 

En 1918 obtuvo la plaza de maestra en Santa Eugenia de Mandia, en Ferrol. Estuvo allí hasta 1928.

El 18 de diciembre de 1925 recibió «una distinción especial por sus indiscutibles méritos en agradecimiento a su dedicación y la atención desinteresada» promovida por sus convecinos.2​ En 1934 realizó una importante labor como gerente de la Escuela Nacional de Niñas del Hospicio. En 1945 fue profesora de la Escuela Obrera gratuita. En 1948 enseñó taquigrafía, ortografía, gramática y mecanografía en el Colegio Ibáñez Martín. En 1959 accedió al cargo de directora, que mantuvo hasta su jubilación.

Entre 1938 y 1946 escribió, dio conferencias, editó y reeditó la mayor parte de su obra científica, un total de dieciséis libros.

Entre 1944 y 1949 llevó a cabo varios proyectos. En 1944 realizó el proyecto del atlas científico-gramatical, con la finalidad de dar a conocer España con gramática, sintaxis, morfología, ortografía y fonética. Después realizó el proyecto de la máquina taquimecanográfica.

En 1949 desarrolló la primera propuesta de enciclopedia mecánica. Patentada con fecha 7 de diciembre de 1949, según la patente núm. 190.698.

En 1962 se realizó un prototipo de la enciclopedia mecánica, construido en el Parque de Artillería de Ferrol, siendo ella misma quien dirigió los trabajos. Desde el 2006, la Enciclopedia formó parte de la Exposición del Museo Pedagógico de Galicia (MUPEGA)4​ en Santiago de Compostela (La Coruña) hasta el 4 de mayo de 2012, que pasó a la Exposición permanente del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña.

Murió en Ferrol  el 27 de octubre de 1975.

Fuente: COPE

Ayudar a personas con diversidad funcional a través de la tecnología, el objetivo de estos jóvenes de Albacete

Hack for AlbaCITY

La Escuela Superior de Ingeniería Informática (ESII) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en colaboración con el Centro de Recuperación de personas con discapacidad física (CRMF) del IMSERSO, han entregado los premios correspondientes a la tercera edición del concurso de programación por equipos denominado Hack for AlbaCITY.  En esta ocasión, los alumnos de la ESII han presentado propuestas tecnológicas para ayudar a personas con diversidad funcional.

El salón de actos de la Agrupación Politécnica Superior ha acogido el acto de entrega de premios de la tercera edición del concurso Hack for AlbaCITY, en el que han participado un total de seis equipos, formados entre dos y cuatro estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de Albacete, quienes disputaron la fase final el pasado 27 de febrero.

Presidido por el vicerrector de Investigación y Política Científica, Julián Garde, el acto ha contado además con la presencia del director general Universidades, Investigación e Innovación de la JCCM, Ricardo Cuevas; el responsable de la Unidad de Autonomía Personal Delegación del C.R.M.F. IMSERSO, José Carlos Martín, y el director de la ESII, Ismael García Varea, además de los representantes de las empresas patrocinadoras y la profesora Elena Navarro, coordinadora del certamen.

Los equipos presentaron sus soluciones ante un jurado formado por personas del CRMF que se han centrado en la valoración desde el punto de vista de los usuarios del centro y una persona de la empresa patrocinadora del evento, que se ha centrado en aspectos técnicos de las propuestas.

Tras la deliberación del jurado, el primer premio ha sido para el equipo Moro3, integrado por: Carlos Morote García, Sara López Matilla y Daniel García Carretero, quienes han desarrollado la aplicación “Express yourself2”, que “permite a los usuarios del CRMF comunicarse de una forma fácil e intuitiva mediante pictogramas, introduciendo interesantes novedades como la traducción de éstos a texto, que son leídos por el sistema mediante una voz natural o la consideración del contexto de la persona para facilitar su navegación a través del catálogo de pictogramas”.

El segundo premio ha recaído en el equipo Mighty Geniuses v2, integrado por los alumnos: Juan Pablo Egido Castellanos, Paloma Sánchez de la Torre y María Griñan de Mora, quienes han desarrollado la aplicación Task mate. “Ésta permite a personas con diversas patologías interactuar de forma fácil con los ordenadores dotando a objetos reales, como libros o teléfonos, de tarjetas RFID, de forma que al acercarlos al lector se ofrezcan acciones automatizadas como leer un capítulo o hacer una llamada”.

Finalmente, el tercer premio ha sido para el equipo NiceUCs formado por los alumnos: Víctor Pérez Piqueras y José Ramón Martínez Riveiro, cuya aplicación Pictotrainer permite que los cuidadores puedan planificar mediante pictogramas las actividades que los usuarios del CRMF han de realizar. “Una vez planificadas, los usuarios son avisados de las acciones a realizar, del tiempo para acabar, etc.”.

Los equipos se han repartido 1.750 euros en premios financiados por las empresas patrocinadoras.

En esta tercera edición el objetivo de la competición ha sido desarrollar aplicaciones tecnológicas que puedan ayudar mejorar la calidad de vida de los usuarios del CRMF. Dichos usuarios sufren algún tipo de diversidad funcional tanto física, como mental, intelectual o sensorial a largo plazo y que han de superar barreras debidas a la actitud y al entorno en el que se encuentran.

El CRMF ha participado en la fase de lanzamiento de la competición el pasado 30 de enero, a fin de formar a los equipos participantes en esta problemática, describir cuáles son más acuciantes en su día a día y qué esperan de la tecnología para ayudarles a afrontarlos. Esto ha permitido además sensibilizar a los alumnos sobre estas personas y trasmitirles además una imagen social positiva.

Hack for AlbaCITY supone un desafío por equipos para alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería Informática, en el que cada equipo tiene que desarrollar su propia aplicación.

Fuente: El digital de Albacete

IV Olimpiada Informática de Sevilla para estudiantes de Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Medio de la provincia

Olimpiada Informática de Sevilla

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla organiza la IV Olimpiada Informática de Sevilla que tiene lugar el 6 de marzo de 2020. En ella pueden participar estudiantes de centros púbicos, concertado y privados de la provincia de Sevilla, matriculados durante el curso 2019 – 2020 en Bachillerato o Ciclos Formativos de Grado Medio.

Con carácter excepcional, y si son avalados por escrito por su profesor, también pueden tomar parte en la Olimpiada Informática de Sevilla estudiantes de 3º o 4º de E.S.O. de excelentes capacidades.

La participación es individual.

La prueba

La Olimpiada Informática de Sevilla consta de un conjunto de problemas, generalmente entre 4 y 6. Cada problema deberá resolverse mediante un lenguaje de programación que permita automatizar la resolución de los mismos.

Cada problema describirá un escenario en el que pretendemos que un programa informático nos ayude de alguna manera. El programa informático deberá tener unos parámetros variables que permitan a un usuario introducir información sobre el escenario particular y obtener una respuesta. Estos parámetros se definirán en un archivo de texto denominado archivo de entrada. El resultado que se espera para cada archivo de entrada es un archivo de texto de salida que ofrezca una solución correcta al problema para los parámetros definidos en el archivo de entrada.

Para cada problema se definirá un conjunto de pruebas, cada una de las cuales consta de un archivo de entrada. La solución ofrecida por los estudiantes se utilizará para generar archivos de salida que se comprobarán si son correctos o no. Los candidatos obtendrán puntos por cada prueba superada, obteniendo la puntuación máxima de cada problema en caso de superar todas las pruebas correctamente.

La plataforma Hackerrank permite automatizar todo este proceso y ofrecer información en tiempo real sobre el resultado obtenido por la solución desarrollada por cada candidato. Hackerrank es una plataforma que soporta multitud de lenguajes de programación tales como C, C++, Java o Python entre muchos otros y que permite a los candidatos aprovechar los conocimientos adquiridos en programación en esta Olimpiada.

No obstante, para la Olimpiada Española se exige el uso de C++, Java o Python (este último no es válido en la Olimpiada Internacional) por lo que se recomienda trabajar con estos lenguajes si es posible.