Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

David Benavides Cuevas: Reflexiones en torno a la ingeniería informática

David Benavides Cuevas. Profesor de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla y Presidente del Comité Permanente de la Conferencia Mundial de Líneas de Producto Software. Es el primer español elegido para coordinar a la comunidad de investigadores en la innovación que favorece la personalización de los dispositivos digitales. Y alerta sobre la falta de planificación en España para dotar cuanto antes a todas las carreras y todas las profesiones de amplios conocimientos en programación y en pensamiento computacional.

Las siglas SPLC definen al Software Product Line Conference, la conferencia anual más importante a nivel mundial en el área del conocimiento para el desarrollo de producto software. Impulsa cada año tres convenciones de expertos: una global, que en 2019 se celebrará en París; otra de ámbito americano, y otra del área asiática. Quien preside durante los próximos tres años el comité permanente del SPLC no vive en Silicon Valley, como indicaría el tópico sobre el quién es quién en la informática. Es un vecino del barrio Pedro Salvador, al sur de Sevilla. Una persona que se considera activista social. Implicado en ámbitos vecinales, sociales, universitarios y académicos. David Benavides, sevillano de 42 años, ahí reside con su esposa, abogada especializada en mediación. Tienen dos hijos.

David Benavides forma parte de un grupo de investigación compuesto por miembros del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos, en la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla, en el que están otros expertos como Antonio Ruiz Cortés y Pablo Trinidad, que en 2017 recibieron con él un galardón muy relevante: el premio al artículo de investigación más relevante e influyente en el campo de la ingeniería de líneas de producto software. Y dicho grupo ya está preparando la organización, en 2020 en Sevilla, de la conferencia internacional sobre gestión de procesos de negocio.

Háblenos de sus raíces.

Mis padres, ambos jubilados, han sido profesores. Mi padre dio clases en la universidad y ejerció como arquitecto urbanista. Mi madre, de Bellas Artes, lo hacía en Bachillerato y además es pintora. Mis raíces están en Sevilla y en Ecuador. De los dos a los diez años de edad vivimos en Ecuador. Me siento muy unido, voy con frecuencia, y ello me ha llevado a tener una gran ligazón con Latinoamérica. Tengo alianzas profesionales con personas de muchos países, pero pongo todo el énfasis que puedo en estrechar lazos en México, Colombia, Ecuador, Cuba… Me parece estratégico para España.

¿De niño le apasionaba la informática?

No. Lo que más me gustaba era el deporte. Tenía primos y amigos que estaban siempre desmontando ordenadores, poniéndose juegos… Yo jugaba a veces a eso. De niño, por Reyes pedía una bicicleta o un balón de fútbol, no una consola Atari. Cuando regresé de Ecuador vivimos en Sanlúcar la Mayor, estudie en el Colegio Público San Eustaquio y en el IES Aljarafe. Pensaba hacer la carrera de Educación Física, pero mi padre me convenció para que me dedicara al deporte en mi tiempo libre y que para tener más opciones profesionales hiciera Ingeniería Informática, veía que me gustaban las ciencias y se me daban bien las matemáticas.

¿Cuándo encontró en la informática una vertiente que le apasionara?

Con la asignatura de Programación. Ver cómo podía darle órdenes a la máquina y que hiciese lo que yo programaba. Y en segundo de carrera nos encargaron como práctica hacer un grafo, que es como una red con la que conectar los nodos. Como la pedían en cada curso, me dio que pensar por qué no hacerla de otra manera para que no se perdiera tanto tiempo y que los alumnos del curso siguiente no empezaran la práctica desde cero. Esa experiencia para mí fue importante porque empecé a pensar y a plantearme preguntas con las que me estaba anticipando a lo que investigo: cómo producir software personalizado para determinados contextos, cómo buscar soluciones más eficientes.

¿Ha trabajado en empresas?

En 2001 estuve cuatro meses en Dublín, sobre todo mi objetivo era mejorar mi inglés. Y de 2002 a 2004 trabajé en Sevilla en Telvent, filial de Abengoa. Fue trascendente porque formé parte de un proyecto de investigacion en el que participaban grandes empresas como Siemens, Philips y Nokia, para desarrollar lo que entonces se conocía como familias de sistemas. Para aplicarlo a sistemas informáticos médicos, o a crear la domótica para las casas, ¡hacíamos en 2002 prototipos de cómo gestionar desde el teléfono móvil las cámaras de una casa! Y vi que tenía sentido aquella pregunta que me hacía en segundo de carrera, para participar en la evolución de la informática, con nuevas soluciones. En 2003 empecé a dar clases en mi facultad y decidí investigar y hacer la tesis sobre lo que ahora se denominan líneas de producto software.

Explíquelo de modo sencillo.

Es un paradigma de construcción de software para poder proveer soluciones personalizadas a los usuarios. Eso lo vemos ya como usuarios todos los días. Quien se compra un teléfono móvil y se instala el sistema Android. Y empieza a configurarlo añadiéndole o quitándole opciones. Lo está personalizando. Igual hace quien se compra un portátil, quien instala una televisión inteligente,… Se trata de lograr desde el software con poco esfuerzo una personalización en masa. Que pueda transmutarse y clonarse para servir a un determinado cliente, entorno o dominio.

¿Encontró pronto receptividad para su investigación?

Descubrí, cuando empecé en 2003, que nadie en España estaba investigando estos temas. Al segundo intento para que me publicaran fuera de España un artículo, descubrí en un congreso internacional los llamados modelos de características. Se me ocurrió investigar cómo automatizar nuevos procesos de esos modelos: detectar errores en los modelos, hacer métricas sobre esos modelos, saber automáticamente cuántos productos podías derivar de esos modelos, etc. Avancé en el tema, envié por vez primera en 2005 un artículo a una conferencia nacional, el Foro Español de Ingeniería de Software, pero lo rechazaron. Meses después, con algunas correcciones, envié el mismo artículo a una conferencia internacional. Lo aceptaron a última hora. Y por esa contribución me han dado 12 años después, en 2017, el premio al artículo más influyente en ese área de la programación informática.

¿Dónde tuvo la inspiración para lo mejor de esa innovación?

En un tren regional en Alemania, iba desde Darmstadt, donde había tenido lugar el congreso, a Munich, donde estaba mi hermana de Erasmus. Me puse a escribir sin parar. Después lo refiné y probé en Sevilla.

¿Por ese reconocimiento le han elegido presidente del comité organizador?

Algo habrá influido. Y han sido muchos colegas quienes me propusieron que asumiera esa función, no fui yo quien me lo planteé. Es un comité permanente, formado por diez personas, de Europa, EEUU, China,… que da continuidad a la coordinación de las conferencias internacionales en las que participa toda la comunidad científica dedicada a las líneas de producto software. En 2018 ha sido en Gotemburgo (Suecia) y en 2019 será en París. El mandato es por tres años. Es la primera vez que se elige a un español, ello me obliga aún más a dejar alto el listón.

¿Qué horario consensúan para las videconferencias en el comité permanente que preside?

Es complicado ponerse de acuerdo para que estemos a la vez el 100% de los miembros del comité. La hora en la que es más fácil coincidir desde Europa, China y la costa atlántica de EEUU es la de las 12 de la mañana en la España peninsular.

¿Cómo interactúa el sector empresarial con estas conferencias mundiales?

Participan, intentamos vertebrar la colaboración empresa-universidad, pero todavía, y he estado en muchos países, no he encontrado un modelo perfecto para congeniar esos dos mundos. Porque las empresas están en lo inmediato, resolver el problema de mañana. Y nuestra labor es ir más allá y pensar al menos a cinco años vista. Por ejemplo, en el entorno local se va tanto a la inmediatez que corres el riesgo, al hacer un proyecto con una empresa, de convertirte en una consultoría y eso es hacerle competencia desleal a otras empresas.

¿Qué le están comentando sus colegas más cercanos?

Me felicitan, me dan consejos, es una respuesta muy positiva. No me considero una persona extraordinaria dentro de mi ámbito, hay más como yo. En mi facultad las hay. En Andalucía existen colegas con mucha experiencia, que participan activamente en este tipo de comités internacionales, y en los que se toman decisiones trascendentes.

¿Qué objetivos se ha marcado?

Impulsar nuevos retos, porque la informática ya no es la que estudiamos hace 20 años. Quedan muchas cosas por solucionar. También quiero involucrar a más comunidad internacional, atraer el talento y el empuje que hay en países como los latinoamericanos, por ejemplo.

Indique un reto.

Se calcula que en el año 2020 habrá unos 50.000 millones de dispositivos conectados a la red. Siete veces más que seres humanos. Sumemos los sensores en cámaras, teléfonos, ordenadores, relojes, lavadoras, semáforos, microondas, procesos industriales,… Y muchos interactuando entre sí. El otro factor determinante del reto al que nos enfrentamos es el crecimiento exponencial de los datos disponibles. Tanto cada persona como cada sensor está aportando datos y más datos a la red. Incluyendo nuestros comentarios, nuestras fotos…. Se calcula que en el año 2020 el volumen de datos equivaldrá a 600 zetabytes de información. Son magnitudes de vértigo.

¿A cuánto equivale en magnitudes de usuario?

A un promedio por persona de 600 ‘pendrives’ de 128 gigas cada uno. Es decir, la dimensión de los datos es enormemente superior a la de las personas. Gestionar todo eso va a marcar el futuro de la sociedad.

¿Qué sugiere?

Veo poca gente pensando en España qué vamos a hacer en la inminente e inevitable posdigitalización. Cómo crear tantos empleos como los que van a desaparecer por la automatización de las tareas. Tenemos que convivir con esa realidad. Y si no lo planificamos, cuando suceda nos encontraremos con que ya lo tienen pensado desde otros lugares muy cerrados que no trascienden a la opinión pública.

En todas las épocas de nuestra civilización, nuevos trabajos y nuevos empleos han reemplazado a la mayor parte de las labores precedentes. ¿No aumentará de modo enorme el número de trabajadores relacionados con la informática?

Sí, pero estamos viviendo una gran contradicción. En España, en el año 2002, había unos 100.000 estudiantes en las carreras de informática o telecomunicaciones. En 2017, solo había 55.000 egresados. En 2021 harán falta entre 300.000 y 500.000 nuevos empleos relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación. Y no pueden salir solo de facultades como la mía. Todas las carreras universitarias han de integrar a fondo la formación en programación informática. No vale darlo como una asignatura aislada en un cuatrimestre. La informática ha de permear a todos los campos. Indicarle a los dispositivos y máquinas, mediante conocimientos en programación, qué han de hacer, va a suceder en todas las profesiones. Hay que resolver el problema de la falta de personas preparadas para esos puestos de trabajo.

España es un país europeo con altas tasas de paro. ¿Por qué no se han transformado los sistemas educativos para dar solución a ese reto?

Porque en la política hay poca gente valiente que se atreva a tomar decisiones complicadas y cuyo rédito se ve a largo plazo, no en la siguiente cita electoral. Por ejemplo, el impulso al pensamiento computacional en edades tempranas, para que los niños no se dediquen solo a usar dispositivos electrónicos para consumir, sino a desarrollar el pensamiento que te hace entender y organizar cómo funcionan las máquinas por dentro. En Sevilla lo hacen por iniciativa propia grupos de personas con inquietudes, como la asociación de profesores Programamos. Cuando debería ser una línea estratégica impulsada desde los gobiernos estatal y andaluz.

En la reciente campaña electoral andaluza no se ha hablado de esto.

Y es un drama que el 85% de las ofertas de trabajo en el sector TIC en España son para trabajar en Madrid o Barcelona. Andalucía tiene un gran potencial pero se está quedando a la zaga. Podríamos ser un gran polo tecnológico. Tenemos mucha gente preparada, muchos espacios, buen clima. Pero en la campaña se hablaba de banderas, de Cataluña, de ‘Juego de Tronos’… Una pena.

¿Por qué no se duplican cuanto antes las plazas en facultades como la suya para incrementar el número de ingenieros informáticos?

Eso ha de hacerse duplicándose los recursos: profesores, laboratorios, infraestructuras, edificios,… En cuarto y último curso del Grado de Ingeniería de Software, tengo 177 alumnos repartidos en dos grupos. Ya me gustaría atenderlos con más personalización, pero es muy complicado. Si los veo una vez de tú a tú en el cuatrimestre a todos, es un milagro. Pero no nos olvidemos del siguiente y peor problema.

¿Cuál es?

La mayoría de ese talento formado en nuestra tierra se va a trabajar a las ofertas de empleo en Madrid, Barcelona o fuera de España. En Andalucía, lo que predomina es el trabajo de empresas que desarrollan sus aplicaciones para la Administración Pública. Eso es un círculo vicioso complicado de salir. Dependemos demasiado de la inversión pública y no se canalizan otro tipo de inversiones.

¿Qué propone?

Más inversiones desde sectores como industria, agricultura, energías renovables,… De lo que estamos hablando es de un cambio global para producir más y mejor.

¿Por qué está disminuyendo el porcentaje de alumnas en carreras como la Informática?

Es un error causado desde toda la sociedad porque se extiende el falso estereotipo de que la informática es cosa de hombres, que las innovaciones más destacadas son de hombres, que los videojuegos de referencia han de ser masculinizados. De mis 177 alumnos en este curso, solo hay una veintena de mujeres. En España, hace diez años, el promedio era un 30%. Ahora ha bajado al 15%. Es un drama. Cuando en los comienzos de la informática, y se ve en las fotos antiguas, muchas mujeres trabajaban en la programación.

En su vida cotidiana, ¿también aguza el ingenio fijándose en cómo puede mejorarse el funcionamiento de las organizaciones, de las actividades?

Sí, fuera del trabajo también se me ocurren ideas para eso. Hay infinidad de posibilidades con la tecnología para resolver muchísimos problemas. En la mayoría de los casos, la dificultad no es técnica. El problema está en no tomar la decisión desde la política.

 

Entrevista completa y Fte.: Juan Luis Pavón/ El Correo de Andalucía

Abierta la convocatoria de charlas y talleres a UCTechPro en Cantabria

Se ha abierto a la comunidad de tecnólogos y desarrolladores la posibilidad de proponer, de manera altruista, charlas y workshops para poder configurar el evento UC Tech&Pro Universidad de Cantabria Tecnnology and Programming que tendrá lugar los días 5 y 6 de abril en la Facultad de Ciencias y en la Casa del Estudiante, Edificio “Tres Torres”, de la Universidad de Cantabria. Las propuestas podrán realizarse hasta el 15 de enero. Comparte tu saber hacer para crear una red de contactos de expertos tecnológicos.

Este año las temáticas principales se centrarán en Transformación Digital en todos sus ámbitos: procesos internos, enfoque al cliente, transformación de productos y servicios, cambio de paradigmas y hábitos culturales, nuevos modelos de negocio; y su adopción en los distintos sectores: banca, educación, logística, industria…

Podéis proponer microcharlas (40 minutos) y/o talleres (90 minutos) que versen sobre la Transformación Digital y la innovación tecnológica.

Más información: https://uctechpro.unican.es/

 

La transformación digital pasará de la teoría a la realidad en los próximos 12 meses: nuevo informe de Dimension Data

Dimension Data ha lanzado su informe Tendencias Tecnológicas 2019. Este informe identifica las tendencias fundamentales de la industria que llegarán a definir el panorama tecnológico empresarial en 2019 a través de la experiencia del cliente, la ciberseguridad, el negocio digital, la infraestructura digital, el lugar de trabajo digital, los futuros tecnológicos y los servicios. En el informe, el Director de Tecnología del Grupo, Ettienne Reinecke, afirma que 2019 finalmente verá que la transformación digital se convierte en una realidad y predice una serie de modificaciones en toda la industria a medida que las empresas innovadoras vean que los proyectos a largo plazo dan sus frutos.

Los proyectos de transformación a menudo citados, pero raramente logrados, comenzarán a cobrar vida gracias a la madurez de las tecnologías transformadoras como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático (machine learning) y la automatización de procesos mediante robótica.

Al comentar el informe, Ettienne Reinecke dijo: “hasta ahora, nuestra industria ha hablado sobre tecnologías innovadoras de forma teórica, sin dar una idea clara de cómo se utilizarán estas poderosas nuevas innovaciones. Pensemos en analítica, aprendizaje automático, inteligencia artificial, blockchain y contenedores, solo por nombrar algunas. Eso está empezando a cambiar. La aplicación de las tecnologías disruptivas es cada vez más generalizada y su adopción crece constantemente“.

La aplicación de las tecnologías disruptivas es cada vez más generalizada y su adopción crece constantemente

El documento técnico, Tendencias Tecnológicas 2019, también identifica otras cinco tendencias que vendrán a definir el panorama tecnológico empresarial en 2019 incluyendo:

•           La automatización de procesos mediante robótica remodelará la experiencia del cliente: el crecimiento exponencial de la automatización de procesos mediante robótica, como el aprendizaje automático, la inteligencia artificial y las redes neuronales heurísticas, darán a las empresas la posibilidad de combinar escenarios, aumentar la comprensión y tomar decisiones predictivas en tiempo real sobre las necesidades y comportamientos de sus clientes.

•           Las organizaciones se centrarán en plataformas cibernéticas basadas en la nube: las brechas de seguridad cibernética de alto perfil en 2018 harán que los proveedores de seguridad basada en la nube se consoliden en 2019. Los sistemas de seguridad basados en la nube se construyen con APIs abiertas, lo que significa que los equipos de seguridad pueden integrar nuevas tecnologías en la plataforma rápidamente y con relativa facilidad. Esto asegurará que los clientes puedan mantenerse al tanto del panorama de la amenaza de rápida evolución.

•           La infraestructura será programable de principio a fin: las empresas comenzarán a suscribirse a múltiples plataformas en la nube y a aumentar su uso del software como servicio (SaaS). La programación end-to-end significa que las organizaciones podrán adaptarse rápidamente al cambiante panorama empresarial y exigir más de sus aplicaciones y datos.

•           Las aplicaciones se volverán más inteligentes y personalizadas: en el próximo año, veremos las aplicaciones recabando información de los usuarios y haciendo cambios a su propia funcionalidad para mejorar la experiencia del usuario. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático desempeñarán un papel importante a la hora de ayudar a los empleados a trabajar de forma más productiva.

•           El valor de los datos se convertirá en el centro del universo de los valores: en el próximo período, el enfoque se desplazará cada vez más hacia el verdadero valor de los datos, impulsando una búsqueda renovada para arraigar la telemetría, recopilar y enriquecer los datos. Son datos que formarán el núcleo de la verdadera transformación digital y se convertirán en la fuente de nuevos flujos de ingresos que superarán los flujos de ingresos tradicionales. Esto conducirá a un cambio en las arquitecturas de la información, con la necesidad de establecer datos enriquecidos que comiencen a impulsar inversiones en TI.

Fte.: Computing.es

La profesora Emilia López Iñesta recibe el premio Marc Esteva Vivanco a la mejor tesis doctoral en Inteligencia Artificial

La Dra. Emilia López Iñesta ha sido la primera mujer al recibir el premio Marc Esteva Vivanco a la mejor tesis doctoral en Inteligencia Artificial por su trabajo doctoral desarrollado al Departamento de Informática de la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria de la Universitat de València (ETSE-UV). Actualmente, Emilia es profesora del Departamento de Didáctica de la Matemática de la Facultad de Magisterio de la Universitat de València.

La tesis doctoral recibió la calificación de Sobresaliente Cum Laude, tiene Mención Internacional y fue dirigida por los profesores Miguel Arevalillo Herráez y Francisco Grimaldo Moreno en el programa de doctorado “Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Computación”.

Su trabajo titulado “Aprendizaje de similitudes entre pares de objetos mediante clasificación supervisada” ha sido evaluado en función de su calidad y relevancia de la investigación y ha recibido este galardón otorgado por la Associació Catalana d’Intel·ligència Artificial durante la celebración del XXI Congreso Internacional en Inteligencia Artificial en octubre de 2018.

La tesis propone un método que, mediante técnicas de aprendizaje máquina, proporciona un ranking de pares de objetos basado en su similitud que se puede emplear para recuperar información en buscadores de Internet o en aplicaciones como por ejemplo Spotify, Youtube o sistemas de recomendación como los que utilizan las plataformas Amazon o Netflix.

El documento de la tesis se puede consultar al repositorio Roderic de la Universitat de València: http://roderic.uv.es/handle/10550/61001

Fte.: Universitat de València

Entrega de Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España FBBVA 2018

Coches sin conductor que se comportan como bandadas de pájaros; software para interpretar partituras del Renacimiento; análisis de las emociones que expresan los usuarios de las redes sociales; y herramientas para mejorar el aprendizaje de las personas. Esta es solo una muestra de los desarrollos impulsados por los ganadores de los Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España (SCIE)-Fundación BBVA , entregados el martes 30 de octubre en la sede madrileña de la Fundación BBVA. La ceremonia ha servido también para alertar de la necesidad de hacer frente a los nuevos retos derivados del avance de las capacidades de las máquinas: desde preparar a la sociedad para un mercado laboral en fase de cambio acelerado, hasta cómo hacer que la inteligencia artificial incorpore valores éticos.

Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, ha recordado los inicios de su carrera trabajando como programador informático, destacando su fascinación ante la innovación tecnológica, que “además de apasionante en sí misma es el más potente motor del cambio económico”.

La versatilidad de los ordenadores los está dotando de “capacidades cada vez más próximas a las que tradicionalmente se suponía eran privativas de los humanos: relacionar conceptos y llevar a cabo inferencias, tomar decisiones… Coexistir con máquinas dotadas de esas asombrosas capacidades representa un cambio social sin precedentes”, ha señalado el presidente de la Fundación BBVA. Ante ello, “la sociedad devuelve a la comunidad científica nuevos retos. Entre los de más relieve están los de salvaguardar la seguridad de la información y los sistemas, regular de manera eficaz la privacidad, evitar los efectos indeseados de algunas prácticas emergentes en las redes sociales, preservando su enorme potencia”. Además, para Francisco Gonzalez “otro desafío monumental es el de dotar a las máquinas inteligentes de un mapa de valores, un GPS ético que oriente en el uso de esa inteligencia”. Según el presidente de la Fundación BBVA, “no es un desafío menor, pero no será insalvable”.

Antonio Bahamonde, presidente de la SCIE, ha resaltado por su parte los cambios en el mercado de trabajo: “la ola de automatismo que se extiende por todos los campos económicos y sociales producirá un cambio en el modelo productivo con consecuencias en el empleo”. Según sus datos, “en nuestro país podría desaparecer en pocos años un importantísimo número de puestos de trabajo, y el resto se transformará al incorporar los avances informáticos”. Bahamonde también ha señalado que “se crearán nuevos empleos”, pero a la vez ha insistido en que “si no estamos preparados para estos cambios podríamos vernos abocados a una situación social bastante negativa”.

La SCIE y CODDII piden asignaturas de informática en Educación Primaria, “para que todos tengamos una formación que permita afrontar los retos, que despeje los miedos y que fomente el espíritu crítico sobre una tecnología que va a cambiar nuestras vidas de una manera tan profunda”.

Tanto Francisco González como Antonio Bahamonde aludieron a la necesidad de aumentar la presencia de mujeres en la investigación en informática –menos de un 15% de los estudiantes de carreras de tecnologías de la información son mujeres, y es un porcentaje que ha descendido en los últimos años–. “También en esta área necesitamos el talento de más de la mitad de la población que cursa estudios superiores”, ha recalcado el presidente de la Fundación BBVA. “Por nuestra parte, colaboraremos con la SCIE en comprender mejor este problema”.

A la ceremonia de entrega han asistido los rectores de la Universidad Carlos III de Madrid, Juan José Romo, la Universidad Politécnica de Valencia, Francisco José Mora y la Universidad de La Coruña, Julio E. Abalde.

Os incluimos el vídeo de presentación de los Premios Nacionales de Informática 2018: Vicent Botti, catedrático e investigador en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Premio José García Santesmases; Ramón Doallo, catedrático de la Universidad de La Coruña, Premio Aritmel; Ricardo Baeza-Yates, catedrático ICREA de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Premio Ángela Ruiz Robles.

Vídeo de presentación de los galardonados con los Premios Jóvenes Investigadores Informáticos 2018 SCIE-Fundación BBVA: Jorge Calvo, investigador Juan de la Cierva en la Universidad Politécnica de Valencia; Raúl Mur, doctor por la Universidad de Zaragoza e investigador en Facebook Reality Labs, EE.UU.; Daniel Peralta, investigador en la Universidad de Gante (Bélgica); Damián Roca, investigador en la Universidad Politécnica de Cataluña; José Antonio Ruipérez, investigador postdoctoral en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), EEUU; David Vilares, investigador postdoctoral en la Universidad de La Coruña.

Fte.: SCIE y FBBVA  

CODDII celebra en Barcelona su asamblea general

La Facultad d’Informática de Barcelona acogió el pasado 18 y 19 de octubre la asamblea general de la Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática (CODDII)

Con antelación a la asamblea el Presidente de CODDII, Ernesto Pimentel agradeció a Pedro Ruiz (Universidad de Murcia) su participación activa en la CODDII y en la directiva y le deseó lo mejor en su nueva etapa profesional. Pedro Ruiz ha dejado de ser Director de su escuela al haber tomado posesión del cargo de Vicerrector. Del mismo modo agradeció el trabajo de Daniel Mozos que venía representando el cargo de Secretario en CODDII y propuso a Francisco López Fraguas (UCM) para cubrir el cargo de Secretario que ha dejado vacante Daniel Mozos.

Entre los temas de debate de la Asamblea destacó el debate sobre la publicación como órdenes ministeriales del acuerdo del Consejo de Universidades con las recomendaciones para la definición de los títulos de grado y máster.  También la presentación de los avances en los grupos de trabajo a través de sus portavoces:

Educación preuniversitaria en informática (Ismael García, UCLM))
Recopilación y exposición de datos CODDII (Benjamín López, UNIOVI)
Programa Grado + Máster (Javier Soriano, UPM)
Actualización y posicionamiento en planes de estudio (Dani Franco, UAP)

Programa:
Jueves 18 de octubre

11.30h Acto de investidura como Doctor Honoris Causa por la UPC de Margaret H. Hamilton

16:30 Primera sesión del plenario

  • Aprobación, si procede, del acta de la reunión anterior.
  • Informe del Presidente
  • Solicitud de orden ministerial para establecer requisitos en la definición de grados y másteres
  • Propuesta de modificación de los requisitos del MUII
  • Posicionamiento en relación a los programas integrados de grado y máster
Viernes 19 de octubre

10:00 Segunda sesión del plenario

  • Ejecución del presupuesto de 2018
  • Propuesta de presupuesto 2019
  • Renovación de la comisión Permanente
  • Reunión en paralelo de los Grupos de trabajo
  • Informe de los grupos de trabajo
  • Próxima asamblea general 2019: Lugar y fecha
  • Asuntos varios, ruegos y preguntas.