Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Silvina Caíno-Lores, ganadora de la IV edición de los Premios de Informática, en la modalidad jóvenes informáticos, de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE) y la Fundación BBVA

La investigadora de la Universidad de Tennessee-Knoxville (EE. UU.) es ganadora de la IV edición de los Premios de Informática, en la modalidad jóvenes informáticos, concedidos por la Sociedad Científica Informática de España (SCIE) y la Fundación BBVA

Silvina Caíno-Lores (Montevideo, 1991) es una de las ganadoras de la IV edición de los Premios de Informática, en la modalidad jóvenes, concedidos por la Sociedad Científica Informática de España (SCIE) y la Fundación BBVA. El galardón reconoce su trabajo por contribuir a la convergencia entre el análisis de grandes volúmenes de datos (big data) y la computación de altas prestaciones.

Caíno-Lores, de origen uruguayo, realizó todos sus estudios en España antes de dar el salto a Estados Unidos, donde es investigadora postdoctoral asociada en el departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad de Tennessee-Knoxville.

La ingeniera confiesa su alegría al ver que, a sus 29 años, su trabajo es reconocido. En su experiencia, “hay una cierta jerarquía que puede ser un poco hostil, no tanto por el hecho de ser mujer sino por el hecho de ser joven”.

Caíno-Lores estudió un grado en ingeniería informática, así como un máster y un doctorado en ciencia y tecnología informática, en la Universidad Carlos III de Madrid.

A la pregunta de cómo evitar los sesgos en los datos, sobre lo que se ha hablado mucho recientemente a raíz de las protestas contra el racismo en todo el mundo, la experta opina que “es responsabilidad del científico validar los resultados y contrastarlos con la realidad y cuestionar su validez siempre”. “En la ciencia, nuestro primer deber es aplicar el pensamiento crítico a nuestro trabajo”, enfatiza.

Según la joven investigadora, cuando en un conjunto de datos aparece un sesgo, lo que este refleja es que el conjunto está mal diseñado o que hay un patrón subyacente. “Cada vez que nosotros trabajamos con un conjunto de datos, lo primero que tenemos que hacer es caracterizarlos, inspeccionar qué patrones se ven, porque estos se van a ver reflejados en el algoritmo o en la técnica de aprendizaje automático”, detalla.

Los proyectos de Caíno-Lores están orientados al análisis in situ de simulaciones, en hacer coincidir el análisis de datos con la simulación en sí misma, para acelerar dichos procesos lo máximo posible. Es decir, su campo de trabajo conjuga, por un lado, simulaciones o experimentos que necesitan máquinas con un gran rendimiento para acelerar lo máximo posible el cómputo y, por otro, grandes volúmenes de datos que hay que procesar rápidamente.

En su tesis desarrolló una arquitectura que permite unir ambas plataformas de la forma más productiva posible. “A través de una interfaz común, vamos haciendo un puzzle con lo que necesitamos de ambas”, añade.

“Cada vez hay mayor necesidad de interrelacionarlas y quedarse con lo mejor de cada una, porque hay nuevas áreas de investigación que empiezan a mostrar requisitos de ambos ecosistemas”, explica la investigadora.

Este campo de estudio trata de “aportar soluciones a nivel de infraestructura, de plataformas, de aplicaciones para ámbitos científicos que no encajan solamente en una de las dos ramas, sino que tienen necesidades un poco híbridas”, precisa Caíno-Lores. Es un ámbito de estudio reciente, de entre cinco y diez años, agrega.

Caíno-Lores se dedica ahora al ámbito de la biología, a las simulaciones de biodinámica molecular. Es decir, estudia “cómo los átomos y las moléculas van cambiando a lo largo del tiempo y conforme a su propia geometría”, explica. Las máquinas con las que trabaja son muy costosas, por ello, este estudio híbrido le permite hacer un uso eficiente de ellas.

Otro ejemplo de aplicación son los vehículos autónomos. “Son un sistema muy complejo en el que hay que simular muchos aspectos del coche y del entorno, que luego hay que analizar para obtener resultados muy rápidos”, indica la investigadora.

Otro más el de las smart cities. “Hay un interés para patrones de tráfico, de monitorización, de vigilancia, de reconocimiento por imagen”, detalla.

Fuente: Innovaspain

La Universidad de Cádiz participa en el primer estudio centrado en la evolución del coronavirus dentro de las publicaciones científicas

Este mapeo se ha llevado a cabo sobre 12.571 publicaciones realizadas entre 1970 y 2020. En tan sólo cuatro meses han visto la luz 1.009 publicaciones, lo que ha marcado un pico histórico en este campo de investigación.

El investigador de la Universidad de Cádiz, Manuel Jesús Cobo, perteneciente al departamento de Ingeniería Informática, ha participado en el primer estudio bibliométrico realizado en torno a tipos y cepas de coronavirus. Es decir, ha colaborado en un análisis de la evolución de este virus a través de las publicaciones científicas, citas e impacto derivado de ellas que se ha llevado a cabo desde 1970 y el 18 de abril de 2020. Este mapeo se ha llevado a cabo sobre 12.571 publicaciones. En tan sólo cuatro meses han visto la luz 1.009 publicaciones, lo que ha marcado un pico histórico en este campo de investigación.

Para realizar este trabajo bibliométrico de la investigación sobre coronavirus en la literatura científica, haciendo hincapié en la enfermedad de Covid-19, se han utilizado como referencia las publicaciones de la colección básica de la Web of Science en los últimos 50 años. De esta forma, se han analizado 12.571 publicaciones aplicando técnicas bibliométricas avanzadas a través del software de análisis SciMAT. Así, esta investigación ha proporcionado un estudio conceptual completo de los principales tipos y cepas de coronavirus en esta literatura mediante la cuantificación de los principales indicadores de rendimiento bibliométrico, la identificación de los principales autores, organizaciones, países, fuentes y áreas de investigación, así como la evaluación del desarrollo de este campo. Además, se ha construido con ello un mapa científico para comprender la estructura intelectual correspondiente y las principales líneas de investigación que se relacionan con esta temática.

Es importante recordar que este estudio, en el que han participado también las universidades de Granada, Barcelona y Zacatecas (México), ha partido del hecho de que la producción científica sobre el coronavirus ha mostrado un fuerte crecimiento en múltiples disciplinas en los últimos meses. La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 “ha desencadenado una reacción de la comunidad científica en la búsqueda de soluciones, lo que ha originado a su vez un crecimiento muy importante de la literatura científica centrada en este tema”, como explican los autores de este trabajo. Es más, “el carácter multidisciplinario de las investigaciones realizadas se puede observar en la variedad de campos que abarca, desde la medicina hasta las ciencias sociales, pasando por la informática y las tecnologías de la información para la detección de comportamientos, marcadores genéticos y patrones evolutivos. Por todo ello, las revistas científicas representan una de las principales fuentes de investigación, proyectos e información de valor añadido, algo que proporciona un nuevo punto de referencia para realizar investigaciones novedosas sobre Covid-19”, tal y como sostienen los autores de este análisis.

Entre las conclusiones obtenidas de este primer estudio bibliométrico sobre el coronavirus realizado desde la primera publicación que abordó este virus, en 1970, hasta hoy, se encuentra el hecho de que en el último año (2020) se produjeron 1.009 publicaciones (8,03% del total) en sólo cuatro meses, marcando con ello el pico histórico en este campo de investigación. Asimismo, se debe indicar que la investigación sobre el coronavirus incluye documentos de los que son coautores 35.359 investigadores de 462 organizaciones y 145 países diferentes. Las publicaciones analizadas han recibido más de 382.447 citaciones (incluidas las autocitas) según la Web of Science Core Collection.

Por otro lado, se ha constatado una correspondencia entre los autores más productivo y los más citado y se ha puesto de manifiesto que los países más productivos en este tipo de investigación son EE.UU., China, el Reino Unido, Alemania, los Países Bajos, Canadá, Japón, Francia, Corea del Sur, Italia y Taiwán.

Con todo ello, este trabajo de análisis centrado en la evolución del coronavirus dentro de las publicaciones científicas “ofrece un panorama visual de la evolución y estructura de este virus en los últimos 50 años y ha ayudado a identificar los temas que atraerán el interés de la comunidad científica en el futuro en torno al mismo, temáticas como su análisis genético, la neutralización de anticuerpos, su caracterización molecular, la proteinasa principal del coronavirus, la activación proteolítica, sus efectos sociales y económicos y nuevos métodos de investigación, entre otros”.

Fuente: Cádiz Noticias

Una egresada de la URJC presenta el mejor TFM de investigación en ciberseguridad

Anca Georgiana Butnar ha sido reconocida por su trabajo por la la Red de Excelencia Nacional de Investigación en Ciberseguridad (RENIC), en la segunda edición de sus premios.

El trabajo de Anca Georgiana se titula ‘Análisis automático de técnicas, tácticas y procedimientos empleados por malware mediante deep learning’. Es su TFM, elaborado como trabajo final del Máster de ‘Data Science’ de la URJC y dirigido por Marta Beltrán, profesora de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática (ETSII) y coordinadora del grado en Ingeniería de la Ciberseguridad, pionero en España.

Para la alumna, este reconocimiento de RENIC, “es un orgullo porque se ve recompensado el esfuerzo, ya que, a la vez que hacía el máster estaba trabajando y ha sido muy duro”. Además, Anca Georgiana agradece especialmente que “ venga de una entidad como la RENIC, es decir del campo de la investigación en ciberseguridad”.

El trabajo, explica Beltrán, “permite ejecutar un malware dentro de una sandbox (un entorno aislado), obtener un informe sobre las técnicas que utiliza para instalarse en el equipo infectado, para infectar a otros, para persistir sin ser detectado, para evadir el anti-virus, etc”.

Automatizar la detección de la amenaza

A partir de dicho informe, y de manera automática la investigación de Anca permite “mapear estas técnicas a la matriz de MITRE ATTACK, que es una herramienta muy utilizada en la actualidad para entender las técnicas, tácticas y procedimientos (TTPs) que usan los adversarios. Como todo este proceso se realiza sin intervención de personas, gracias a técnicas de deep learning, permite ahorrar mucho tiempo y recursos a los analistas que trabajan en SOCs (Security Operation Center) y en otras unidades similares”. Indica Marta Beltrán.

En palabras de la autora del TFM, “se automatizan todas las tareas de comprensión e identificación de TTPs de los adversarios para que los analistas en ciberseguridad puedan elegir la mejor manera de hacer frente al malware”.

Antes del máster, Anca Georgiana Butnar se gradúo en el doble Grado de Ing. Informática y ADE en la URJC. En la actualidad trabaja en temas de ciberseguridad en Deloitte, realiza el máster de Ingeniería de Sistemas de Decisión de URJC online y sigue colaborando en temas de investigación con el Cybersecurity Cluster de la universidad y con Marta Beltrán.

Todo un acierto

Anca Georgiana sólo tiene buenas palabras de su paso por la URJC, “ he acertado de lleno con el doble grado a pesar de que los 5 años han sido duros, me llevo grandes amigos, me ha permitido desarrollarme mucho y adquirir muchas herramientas para poder enfrentarme al mundo laboral” y se muestra, “muy contenta con los profesores que he tenido”.

Esta joven investigadora quiere convertir la ciberseguridad en su campo profesional, aunque se debate entre el mundo de la empresa y la investigación. Gracias al reconocimiento de la RENIC, la egresada de la Rey Juan Carlos participará en las Jornadas Nacionales de Ciberseguridad, en las que podrá presentar su trabajo ante los mayores expertos en la materia del país. Además, su investigación será publicada en las actas de dichas jornadas.

Fuente: URJC

 

La Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete enseña a programar Scratch desde casa a estudiantes de Secundaria

La Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete enseña a programar Scratch mediante Google Meet desde casa a estudiantes de Secundaria. 

Según ha informado la Escuela en nota de prensa, los fundamentos ayudan a fomentar la creatividad y las habilidades en la resolución de problemas, y preparan a los estudiantes para cualquier carrera futura.

La actividad consiste en una hora de curso guiado en el que los jóvenes aprenderán a hacer su primer programa con Scratch. No se necesita ninguna experiencia en programación y puede usarse en cualquiera de las asignaturas.

Por ejemplo, al usar Scratch como herramienta digital para narrar historias, los alumnos pueden crear historias, ilustrar un problema matemático u organizar un concurso artístico para aprender sobre el patrimonio cultural a la vez que aprenden programación y pensamiento computacional y, lo más importante de todo, divirtiéndose mientras lo hacen.

Para la sesión debe estar conectado el profesor y un mínimo de diez alumnos de su clase. Los alumnos deben tener en sus casas un ordenador con conexión con el explorador Chrome y Google Meet.

Los horarios disponibles para realizar la actividad son los viernes de 10.00 a 11.30 y de 11.30 a 13.00 horas. Para cualquier duda, enviar un correo a esiiab@uclm.es.

Fuente: La Cerca

 

15 ingenieros informáticos asturianos han atendido, de manera voluntaria, más de 300 consultas de familias y profesionales sobre la educación online

Ingenieros e ingenieros técnicos informáticos asturianos han gestionado más de 300 consultas de familias y profesionales en materia de educación online, después de ponerse a disposición de la Consejería de Educación del Principado de Asturias durante el mes de abril.

En este tiempo, 15 ingenieros e ingenieros técnicos en informática han atendido, de forma voluntaria, las consultas canalizadas a través de la secretaría de los colegios de ingenieros en informática, CITIPA y COIIPA, dando solución a los obstáculos que se han encontrado familias y profesores para continuar el curso escolar de forma online durante la vigencia del estado de alarma, que conllevó la suspensión de las clases presenciales.

Según han informado los colegios en nota de prensa, de las 320 consultas recibidas, la mayoría tienen que ver con la solicitud de equipos informáticos y acceso a Internet para poder llevar a cabo las tareas encomendadas por los centros.

Por niveles educativos ha llegado más volumen de consultas de alumnos y profesores de Primaria seguido de Formación Profesional y según área geográfica la zona centro de Asturias ha sido la que más ha solicitado ayuda, aunque también han llegado consultas de occidente y oriente. Según la clasificación por solicitantes se han recibido más de un centenar de consultas de las familias, seguidas de los propios docentes y directivos de centros.

El decano del Colegio Oficial de Graduados en Ingeniería Informática e Ingenieros Técnicos en Informática del Principado de Asturias, Paulino Álvarez, ha señalado que «la experiencia ha enriquecido a todos». «Entendemos que esta modalidad ha venido para quedarse y por tanto debemos estar preparados para un futuro en el que seguirá combinándose lo presencial y online», ha señalado.

Por su parte, el decano del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática del Principado de Asturias, también ha valorado positivamente esta acción, al entender que el programa «ofrece datos muy interesantes sobre la necesidad de educar en tecnologías de la información en todas las etapas educativas».

Fuente: El Comercio

Un TFG de la ETSSII de la URJC propone soluciones para que lo digital llegue a los estudiantes sin recursos

‘Educatec’, que así se llama la iniciativa, ha sido reconocida como una de las mejores propuestas en educación y tecnología, en el certamen #innovaciónfrentealvirus. La investigación forma parte de dos TFG realizados por estudiantes de la ETSII de la Universidad Rey Juan Carlos. El proyecto plantea la creación de entornos virtuales inmersivos para que niños y niñas en riesgo de exclusión social den sus primeros pasos en el mundo de la programación desde un smartphone.

El cierre de los centros educativos provocado por la pandemia de la COVID-19 ha sacado a la luz la brecha digital existente en España y las dificultades que los niños, niñas y jóvenes de familias más desfavorecidas tienen para seguir sus clases a distancia.

Educatec, proyecto desarrollado por Steven Córdoba y Mark Iglesias, alumnos del Doble Grado de Ingeniería Informática y ADE, quiere “contribuir a paliar esas diferencias tecnológicas con un dispositivo de Realidad Virtual de bajo coste”, según Córdoba, para iniciar a los alumnos en la programación informática.

Aunque los TFG relacionados con ‘Educatec’, aún no han sido presentados ni defendidos, ya han recibido el reconocimiento de la comunidad emprendedora. La idea ha sido una de las más destacadas, en la categoría de Educación y Tecnología, en el marco del certamen #innovaciónfrentealvirus, impulsado por la aceleradora startupolé, en colaboración con la Junta de Castilla Y León.

Realidad Virtual a bajo coste

Como señala el profesor del Área de lenguajes y Sistemas Informáticos, Maximiliano Paredes, director de los TFG e impulsor inicial de la idea, “la herramienta se basa en tecnología de Realidad Virtual con controladores gestuales y tiene una infraestructura de coste bajo”. El equipo, según cuentan sus desarrolladoras se compondría de un smartphone al que habría que acoplar unas gafas de realidad virtual y un pendrive con un programa que permite hacer el seguimiento de la mano. En total, el dispositivo saldría por unos 200 euros, “algo asequible para los centros educativos que se puede usar desde casa”, según Steven Córdoba.

Con el equipo listo, los usuarios tienen que descargarse una APP con la que podrán entrar en este entorno educativo inmersivo en el que poder resolver ejercicios basados en ‘Scratch’, un sistema por bloques, ampliamente utilizado en la introducción a la programación.

Estos escenarios, como explica el profesor Paredes se han diseñado para resultar atractivos al usuario, “consisten en un aula con una pizarra y un tablero en el que tendrán que resolver ejercicios, las Pirámides de Egipto y un hospital en los que podrán ayudar a solucionar los problemas que se plantean.”.

A finales de junio, tienen previsto probar el dispositivo en un campamento de verano de la asociación Creátika, que trabaja con niños y niñas en riesgo de exclusión social. La actividad se hará en grupos y los estudiantes podrán probar esta experiencia inmersiva con la que se pretende mostrarles que la tecnología también está a su alcance para que puedan profundizar en ella.

Orgullosos de estudiar en la URJC

Mientras termina su TFG, Steven Córdoba señala que realizarlo habría sido imposible sin el apoyo del profesor paredes y la ETSII de la URJC y relata que ha presentado ‘Educared’ a otro certamen, organizado por la fundación Everis, en el que, si resulta ganador, deberá presentar la idea en Tokio, donde “será un orgullo decir que hemos estudiando en la URJC”, indica. Además, Córdoba quiere seguir desarrollando su carrera en temas relacionados con tecnología y emprendimiento social y trabajar en “tecnología que mejore la vida de las personas menos favorecidas”.

Una nueva iniciativa que parte de la URJC para contribuir a reducir las desigualdades acrecentadas por la pandemia causada por la COVID-19.

Fuente: URJC