Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados Soledad Antelada

Soledad Antelada, la ingeniera informática malagueña que protege la red más rápida del mundo

Soledad Antelada - Diario Sur

Dirige un equipo de 15 expertos a cargo de la seguridad de SCinet, la red de la Conferencia de Supercomputación de EE UU, que cada año bate récord de ancho de banda: en la última edición superó los 4 Terabits por segundo

Podría descargarse todo el catálogo de películas de Netflix en alta definición en 45 segundos. Con este ejemplo queda clara la potencia que alcanza SCinet, la red que se monta cada año para dar soporte a todas las actividades ligadas a la Conferencia de Supercomputación de Estados Unidos: un gigantesco paraguas capaz de albergar demostraciones masivas de potencia informática que en la última edición, celebrada en noviembre en Denver, alcanzó un ancho de banda de más de 4 Terabits por segundo. Una ingeniera malagueña, Soledad Antelada, es su Network Security Chair; es decir, su máxima responsable de seguridad. Con un equipo de quince expertos a sus órdenes, la misión de esta ingeniera no es sólo evitar ataques a esta descomunal red, sino evitar que su potencia caiga en las manos erróneas y se utilice con fines espurios.

Antelada lleva una década afincada en San Francisco. Se mudó allí después de estudiar Ingeniería Informática en la Universidad de Málaga y trabajar en varias empresas tecnológicas. Quería especializarse en el campo de la seguridad informática y allí encontró un máster que le iba como anillo al dedo. Destacó tanto en las clases que un profesor la recomendó para un ‘internship’ (una beca) en el Berkeley Lab. La beca se convirtió en contrato y ella, en la primera mujer que entró a formar parte del departamento de ciberseguridad de este mítico laboratorio, cuna de 13 premios Nobel y uno de los lugares donde se construyeron los cimientos de Internet. Antelada fue nombrada en 2017 por CNET una de los veinte profesionales latinos más influyentes en el sector de la tecnología en EE UU.

Hoy, esta ingeniera malagueña sigue trabajando en el Berkeley Lab, pero su naturaleza inquieta la lleva a desarrollar a la vez otras facetas profesionales. Una de ellas es SCinet. Soledad lleva dos ediciones liderando su equipo de seguridad, del que forman parte expertos procedentes de las más prestigiosas universidades, organizaciones gubernamentales y compañías tecnológicas. Y volverá a hacerlo este año cuando llegue noviembre en Atlanta, que es la ciudad elegida para albergar la conferencia de Supercomputación de 2020.

«SCinet es un arma demasiado potente para que caiga en las manos equivocadas», explica la informática malagueña, que disfruta con el «reto que tenemos cada año de superarnos a nosotros mismos, proporcionando una solución de seguridad de vanguardia capaz de proteger esta red masiva». Y es que SCinet se marca el objetivo cada año de convertirse en «la red mas rápida del mundo», no sólo para ser capaz de dar soporte a las demostraciones de supercomputación de la Conferencia, sino por una voluntad expresa de dar siempre un paso más allá de lo conocido en la ingeniería de redes, sobrepasando los límites de las redes de alto rendimiento.

El equipo de seguridad de SCinet se encarga de participar en el diseño de la arquitectura de red, diseñar la arquitectura de seguridad, filtrar el tráfico nocivo en la red, prevenir la aparición de sistemas hackeados o comprometidos y dar respuesta a incidentes. Tan importante como proteger todo lo que pasa dentro de la conferencia es proteger a Internet de la propia red y evitar que SCinet se utilice como arma de ataque. Y es que eso sería, en términos cibernéticos, tan peligroso como si una banda terrorista consiguiera acceder a una bomba atómica.

Dentro del equipo organizador de la Conferencia de Supercomputación, al igual que en el Berkeley Lab, en la carrera de Informática o en el máster de ciberseguridad, Soledad está y se siente en minoría por el hecho de ser mujer. Por eso también en este ámbito ha apostado por tejer redes de apoyo que fomenten, visibilicen y normalicen la presencia femeninaElla fundó en 2014 Girls Can Hack, una organización sin ánimo de lucro que busca dar voz a las mujeres y atraer a jóvenes hacia el sector de la ciberseguridad. Y en la Conferencia de Supercomputación se ha involucrado en el colectivo WINS (Women in IT networking at SC), que agrupa a las mujeres que trabajan en la infraestructura de redes de la conferencia.

Fuente: Diario Sur