Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados Universidad de Málaga

Un campus para acercar las ingenierías a las estudiantes del futuro

Campus Tech Chicas | Diario Sur

Desde hace dos años la UMA organiza un campamento de verano gratuito con el objetivo de aumentar el número de vocaciones femeninas en estos estudios.

Hace dos años, la Universidad de Málaga puso en marcha un nuevo proyecto para acercar el mundo de las tecnologías a alumnas de la ESO mediante una serie de actividades formativas. El Campus Tech Chicas nació con el objetivo de aumentar el número de vocaciones en estudios de Informática con el fin de cambiar la percepción de estas titulaciones y desechar estereotipos que a día de hoy se encuentran muy arraigados en este tipo de carreras, en las que la figura del sexo femenino es una clara minoría en las aulas, llegando a contar con menos de cinco alumnas en una clase de más de 70 estudiantes.

La acogida en la primera edición fue tan positiva que incluso llegaron a recibir peticiones de fuera de Andalucía, lo que ocasionó que tuviesen que realizar una criba de participantes y centrarse únicamente en aquellas chicas que viviesen en Málaga capital o pueblos cercanos. «Teníamos 30 plazas y se nos inscribieron unas 150 niñas. No nos esperábamos esa respuesta tan grande», comenta entre risas Denisa Constantinescu, organizadora y monitora del campus.

Durante el mes de julio y a lo largo de dos semanas, las jóvenes participan en talleres y cursos impartidos en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática -de manera totalmente gratuita- donde aprenden desde programar, hacer su propia página web con HTML, hasta realizar diseños de la parte interfaz de aplicaciones móviles. Todo centrado en materias relacionadas con las ingenierías, de modo que les llame la atención y les atraigan estos estudios. «Lo que intentamos es que vean que se pueden hacer más cosas como carrera, no solo Psicología, Bellas Artes o Medicina, que también les gusta mucho», destaca Constantinescu. Además, al finalizar el campus, exhiben los resultados de sus trabajos en una jornada final abierta al público.

Monitoras y estudiantes

Tanto la organización como la realización de las actividades del campus son llevadas a cabo por mujeres -estudiantes o que ya han terminado sus estudios-, para que las niñas vean que el sexo femenino también está presente en las carreras más técnicas. «Este tipo de actividades ayuda a que se produzca una mayor igualdad en las aulas, pero hay que fomentarlo desde una edad más temprana. Que las niñas se lo vayan planteando y que digan ‘tengo esta opción’», apunta Cristina Espejo, estudiante de Ingeniería Informática y monitora del campus. Otra de las monitoras participantes en este proyecto es Marta Ferrer, estudiante de 4º curso de Ingeniería Informática, que al igual que sus compañeras, también echa en falta la figura de referentes femeninos en las carreras de Ingeniería, al mismo tiempo que resalta la importancia de que sea un campus en el que únicamente participan mujeres. «El hecho de que nosotras les demos el curso, que seamos estudiantes y les demos nuestra visión ayuda a ver que hay chicas estudiando esas carreras y que no tienes que tener una personalidad o unos gustos determinados como para que te pueda gustar algo así. Hay mucha variedad dentro de una ingeniería», subraya Ferrer.

Otros campus

Tras la magnífica acogida de su primera edición, desde la Universidad de Málaga se pusieron en marcha otros tres cursos de verano similares. En este caso las ramas escogidas son las de Telecomunicaciones, Industriales y Matemáticas, aunque bien es cierto que en esta última titulación la situación entre chicos y chicas está más equilibrada y la diferencia entre sexos no es tan considerable.

Fuente: Diario Sur

Las ingenierías continúan siendo las titulaciones que cuentan con menos alumnas en sus aulas

Las ingenierías continúan siendo las titulaciones que cuentan con menos alumnas en sus aulas

Pasar del instituto a la universidad suele ser uno de los cambios más bruscos a los que un estudiante debe enfrentarse durante su etapa académica. Nuevos horarios, nuevas amistades y nuevos retos. Sin embargo, ser mujer y elegir una carrera técnica como ingeniería hace que el proceso de adaptación sea aún más duro. «No era mi sitio», «Al principio me imponía el hecho de ser la única chica en clase», comentan Cristina Espejo y Marta Ferrer, estudiantes de 3º y 4º curso -respectivamente- de Ingeniería Informática.

Las titulaciones como ingeniería muestran una imagen descompensada entre hombres y mujeres en las aulas, donde de 90 estudiantes, el número de chicas se cuentan con los dedos de una mano, y en ocasiones sobran. «Yo me encuentro dando clases y solo tengo a dos o tres chicas. Estoy haciendo un doctorado y en este despacho hay muchos chicos y yo estoy solita», explica Denisa Constantinescu, graduada en Automática y Computadores en Rumanía, y que se encuentra realizando su doctorado en Mecatrónica en la Universidad de Málaga.

No es solo cosa de chicos

«Las chicas también pueden contribuir muchísimo en las carreras técnicas, exactamente igual que los chicos», apunta Díaz, aunque todas coinciden con ella en este aspecto. Las tres son conscientes de que la continuación de estos estereotipos en las aulas radica en la falta de un fomento de estas titulaciones en edades más tempranas. «Faltan referentes femeninos en las carreras de ingenierías. Hay que darle visibilidad a esas mujeres que trabajan en este mundo, que además son muchas», añade Ferrer.

Estos pequeños cambios en la primera fase de la etapa educativa podría conseguir que el día de mañana, las aulas de estas titulaciones consigan tener una equidad visible, y que las niñas comiencen a plantearse que de mayor no quieren ser profesoras o médicas, sino ingenieras.

Fuente: Diario Sur

Un equipo de ingenieros de la salud, ingenieros informáticos, biólogos y médicos trabajan en la detección precoz del cáncer de pulmón aplicando la bioinformática.

equipo de investigación bioinformática UMA Malaga Hoy

EL gran problema del cáncer de pulmón es que no duele, como explica el doctor en Biología y catedrático de la UMA, Gonzalo Claros. Así que cuando el enfermo empieza a notar algún síntoma ya es tarde, suelen estar muy avanzados y así, incluso los tumores más benignos se convierten en mortales. Por eso, un equipo de investigación multidisciplinar conformado por ingenieros de la salud, ingenieros informáticos, biólogos y médicos trabajan en la detección precoz del cáncer de pulmón aplicando la bioinformática. Ya han localizado nuevos marcadores para el diagnóstico de la enfermedad.

“Nosotros nos dedicamos a abordar con secuenciación los problemas, y esas secuenciaciones las analizamos para encontrar la solución”, comenta Claros, del grupo de investigación de la Universidad de Málaga BI4NEXT, que trabaja en el Centro de Supercomputación y Bioinnovación (SCBI) a partir de muestras de biobanco. “Como el paciente no se da cuenta de que tiene la enfermedad, la idea es añadir marcadores para que se puedan hacer pruebas relativamente simples y sistemáticas que pongan a los médicos en alerta sobre este tipo de cáncer”, agrega el biólogo.

En su investigación, el equipo secuencian el ARN. “En cada tejido funcionan unos genes y cambian en función de si el pulmón está sano o tumoral”, indica Claros. Del biobanco cuentan con muestras de tejido sano y tumoral del mismo paciente y han secuenciado ambos tejido.

“No hemos buscado mutaciones porque ya hay muchos investigadores buscándolos para alcanzar una medicina personalizada, sino que nos hemos ido al otro extremo, a averiguar si el paciente tiene cáncer, nuestro trabajo está enfocado a dar respuesta a esa pregunta cuando todas las técnicas de secuenciación entren en funcionamiento”, agrega el biólogo.

Según avanzan los investigadores malagueños, se puede empezar a detectar los cánceres en las biopsias líquidas, en la sangre, ya que las células tumorales emiten señales para tratar de hacer la metástasis, para convertir otras células en malignas o porque se mueren y los desechos se vierten en la sangre y se puede detectar. “Si estos genes aparecen en las células tumorales y también en la sangre, sabremos lo que están expresando, con esta idea esperamos contribuir un poquito a luchar contra este tipo de cáncer”, señala Claros.

Buscar en la sangre genes que sirvan de alarma

Subraya el investigador que “será muy fácil en el futuro buscar en una analítica de sangre genes concretos para poner en sobre aviso al médico y que el paciente pueda ser derivado al especialista”. De esta forma, “si logras sospechar que puede tener un tipo de cáncer de pulmón lo puedes pillar a tiempo para luchar contra él”, reitera. Han trabajado sobre los tres tipos de cáncer más frecuentes, el adenocalcinoma, el microcítico y el epidermoide para ver qué cambia en común en todos ellos.

“Tiene que haber un cambio y ha de ser del mismo tipo en todos los pacientes que analizamos con los tres tipos de cáncer”, comenta Claros. Esto junto a la gran cantidad de marcadores que existen publicados componen una batería de información para saber actuar contra el cáncer. “Bioinformáticamente es igual mirar un marcador que cien”, resalta el experto.

El catedrático de la UMA señala que han estado buscando en “esa mitad del genoma a la que nadie le presta atención, que son las regiones repetitivas, donde hemos visto que también tenemos un cambio importante y muy específico”.

Su base de operaciones es el Picasso, el servicio de supercomputación de la Universidad de Málaga, único en Andalucía. La infraestructura, que se encuentra en el Parque Tecnológico, está financiada a través de los fondos Feder y su mantenimiento lo asume la UMA con presupuesto propio. En ella, investigadores como Elena Espinosa, ingeniera de la salud, Belén Delgado, bioquímica, Rocío Bautista, bióloga, Rafael Larosa, ingeniero informático, Darío Guerrero, ingeniero informático, Macarena Arroyo, neumóloga del Hospital Regional y Gonzalo Claros, biólogo desarrollan sus descubrimientos.

“Los análisis por bioinformática y secuenciación con el cáncer de pulmón son más rápidos, menos costosos y más acertados que los protocolos habituales que se están utilizando”, estima Claros, que sabe que “el futuro va por ahí” aunque ellos se encuentren en el principio de un camino que sigue aportando nuevos paraderos a medida que se avanza. Todo sea por avanzar en la diagnosis precoz de un cáncer tan agresivo como el de pulmón.

Fuente: Malaga Hoy

Soledad Antelada, la ingeniera informática malagueña que protege la red más rápida del mundo

Soledad Antelada - Diario Sur

Dirige un equipo de 15 expertos a cargo de la seguridad de SCinet, la red de la Conferencia de Supercomputación de EE UU, que cada año bate récord de ancho de banda: en la última edición superó los 4 Terabits por segundo

Podría descargarse todo el catálogo de películas de Netflix en alta definición en 45 segundos. Con este ejemplo queda clara la potencia que alcanza SCinet, la red que se monta cada año para dar soporte a todas las actividades ligadas a la Conferencia de Supercomputación de Estados Unidos: un gigantesco paraguas capaz de albergar demostraciones masivas de potencia informática que en la última edición, celebrada en noviembre en Denver, alcanzó un ancho de banda de más de 4 Terabits por segundo. Una ingeniera malagueña, Soledad Antelada, es su Network Security Chair; es decir, su máxima responsable de seguridad. Con un equipo de quince expertos a sus órdenes, la misión de esta ingeniera no es sólo evitar ataques a esta descomunal red, sino evitar que su potencia caiga en las manos erróneas y se utilice con fines espurios.

Antelada lleva una década afincada en San Francisco. Se mudó allí después de estudiar Ingeniería Informática en la Universidad de Málaga y trabajar en varias empresas tecnológicas. Quería especializarse en el campo de la seguridad informática y allí encontró un máster que le iba como anillo al dedo. Destacó tanto en las clases que un profesor la recomendó para un ‘internship’ (una beca) en el Berkeley Lab. La beca se convirtió en contrato y ella, en la primera mujer que entró a formar parte del departamento de ciberseguridad de este mítico laboratorio, cuna de 13 premios Nobel y uno de los lugares donde se construyeron los cimientos de Internet. Antelada fue nombrada en 2017 por CNET una de los veinte profesionales latinos más influyentes en el sector de la tecnología en EE UU.

Hoy, esta ingeniera malagueña sigue trabajando en el Berkeley Lab, pero su naturaleza inquieta la lleva a desarrollar a la vez otras facetas profesionales. Una de ellas es SCinet. Soledad lleva dos ediciones liderando su equipo de seguridad, del que forman parte expertos procedentes de las más prestigiosas universidades, organizaciones gubernamentales y compañías tecnológicas. Y volverá a hacerlo este año cuando llegue noviembre en Atlanta, que es la ciudad elegida para albergar la conferencia de Supercomputación de 2020.

«SCinet es un arma demasiado potente para que caiga en las manos equivocadas», explica la informática malagueña, que disfruta con el «reto que tenemos cada año de superarnos a nosotros mismos, proporcionando una solución de seguridad de vanguardia capaz de proteger esta red masiva». Y es que SCinet se marca el objetivo cada año de convertirse en «la red mas rápida del mundo», no sólo para ser capaz de dar soporte a las demostraciones de supercomputación de la Conferencia, sino por una voluntad expresa de dar siempre un paso más allá de lo conocido en la ingeniería de redes, sobrepasando los límites de las redes de alto rendimiento.

El equipo de seguridad de SCinet se encarga de participar en el diseño de la arquitectura de red, diseñar la arquitectura de seguridad, filtrar el tráfico nocivo en la red, prevenir la aparición de sistemas hackeados o comprometidos y dar respuesta a incidentes. Tan importante como proteger todo lo que pasa dentro de la conferencia es proteger a Internet de la propia red y evitar que SCinet se utilice como arma de ataque. Y es que eso sería, en términos cibernéticos, tan peligroso como si una banda terrorista consiguiera acceder a una bomba atómica.

Dentro del equipo organizador de la Conferencia de Supercomputación, al igual que en el Berkeley Lab, en la carrera de Informática o en el máster de ciberseguridad, Soledad está y se siente en minoría por el hecho de ser mujer. Por eso también en este ámbito ha apostado por tejer redes de apoyo que fomenten, visibilicen y normalicen la presencia femeninaElla fundó en 2014 Girls Can Hack, una organización sin ánimo de lucro que busca dar voz a las mujeres y atraer a jóvenes hacia el sector de la ciberseguridad. Y en la Conferencia de Supercomputación se ha involucrado en el colectivo WINS (Women in IT networking at SC), que agrupa a las mujeres que trabajan en la infraestructura de redes de la conferencia.

Fuente: Diario Sur

SIMO Educación 2019 muestra un panorama tecnológico de vanguardia al servicio de la innovación educativa

Simo Educación 2019 Hackathon

SIMO Educación presenta el primer encuentro de programadores TXACkathon, una iniciativa promovida por la ETS de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga

Robots que ayudan a los niños a desarrollar habilidades prácticas, calculadoras pensadas para animar a las chicas a seguir carreras científicas e incluso un dispositivo que mide las ondas cerebrales y cuantifica la concentración del alumno en tiempo real. Son algunas de las propuestas para colegios e institutos que se presentarán en SIMO Educación, el salón internacional de tecnología e innovación educativa que empieza hoy en Ifema.

La exposición reunirá hasta el jueves 7 de noviembre en el pabellón 6 del recinto ferial madrileño la oferta de 239 empresas de España, Canadá, Corea del Sur, China, Italia, Países Bajos, Suecia, Portugal y Reino Unido, lo que supone un aumento del 2% con respecto a la edición anterior. Entre las participantes se encuentran fabricantes y distribuidoras de tecnología para centros de enseñanza, grupos editoriales y plataformas de gestión y contenidos educativos.

La principal novedad de esta edición es la creación del espacio I.T. Girl, que busca promover la igualdad de género en el sector de las TIC (tecnologías de la información y comunicación). A pesar de que más de la mitad de los universitarios en España son mujeres, sólo uno de cada cuatro estudiantes de ingeniería es mujer, según el Ministerio de Educación.

Para ayudar a reducir esta brecha, I.T. Girl dará voz a expertas como Núria Salán Ballesteros, profesora y subdirectora de la Escuela Técnica Superior (ETS) de Ingeniería Industrial y Aeronáutica de Tarrasa, centro de la Universidad Politécnica de Cataluña, quien desmontará la falsa creencia de que la humanidad no ha tenido pioneras en tecnología ni inventoras destacadas (el miércoles 6, de 16 a 17).

A continuación (de 17 a 18.30), el Intef (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado) organizará una mesa redonda en la que cinco expertas debatirán sobre la importancia de despertar en las niñas vocaciones científicas.

Ese mismo día (de 12.30 a 14) se celebrará otra de las novedades de esta edición: el primer encuentro de programadores TXACkathon, una iniciativa promovida por la ETS de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga en la que grupos de estudiantes de 6 a 18 años competirán por diseñar un software que fomente el pensamiento computacional en las aulas.

La feria estrenará también el área Show Up!!, que reúne las ideas para el sector de 16 startups y micropymes. Aprendizaje personalizado, juguetes educativos, aplicaciones con realidad virtual y smart class son algunas de las propuestas que se verán en esta sección y que los emprendedores tendrán la oportunidad de presentar en formato pitch.

Programa

Impulso. En alianza con SEK Lab y la Fundación Madri+d, el área SIMO Educación Impulso reunirá en un estand colectivo 13 proyectos de emprendedores con amplio potencial de aplicación en el sector educativo. Las propuestas optarán a uno de los tres premios Impulso: el del jurado, que valora el grado de innovación; el de SEK Lab, al mejor modelo de negocio, y el de Madri+d, a la mejor oportunidad de inversión.

Innova. El área SIMO Educación Innova exhibirá 11 productos de vanguardia para el aula. Entre los seleccionados destacan Croqueta, de Edelvives, una colección de materiales manuales y digitales basados en la neurociencia; Bitbloq 3, de BQ, plataforma que facilita la enseñanza de robótica, y Planetonia, un videojuego de SM Educamos que ayuda a niños de 3 a 5 años a adquirir destrezas propias de su edad.

GESA Awards. El salón acogerá mañana la semifinal de los Global Edtech Startup Awards (GESA), en la que 10 empresas españolas competirán por llegar a la final de Londres, el 23 de enero próximo. La iniciativa, lanzada por el Centro de Tecnología Educativa de Israel y Google Cloud, premia a las startups más innovadoras en educación del mundo.

Fuente: Cinco Días

Ernesto Pimentel, director de la ETSII de UMA y presidente de CODDII, habla sobre la situación de la ingeniería informática para Málaga Hoy

Ernesto Pimentel, presidente de CODDII (Foto Málaga Hoy)

Sus estudios no son más difíciles que los que se imparten en otras ingenierías, pero la tasa de abandono en alguno de sus grados supera el 50%. Las mujeres están en abrumadora minoría, salvo en el grado Ingeniería de la Salud, y salen muchos menos titulados de los que el sector productivo necesita y demanda. De ahí que el director de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga y presidente del CODDIIErnesto Pimentel, se marque el reto de revertir la situación en sus aulas. La misma que se repite en la mayoría de centros del país.

Estos estudios nacieron en el seno de la Universidad de Málaga en 1984. En el curso 2010-2011 entraron en funcionamiento las nuevas titulaciones del plan Bolonia, así que actualmente en la escuela existen cuatro grados. El más nuevo y desconocido es Ingeniería de la Salud, en las ramas de Bioinformática e Ingeniería Biomédica. De estos estudios, muy trasversales, ya han salido dos promociones y la nota de corte para entrar es una de las más altas de la UMA.

En cuanto a los otros tres, Ingeniería del Software, que estudia todo el proceso del desarrollo de aplicaciones, es el título más demandado por los alumnos. Por el contrario, Ingeniería de Computadores es el menos. La otra opción es Ingeniería Informática que tiene tres especialidades, ComputaciónTecnología de la información y Sistemas de Información.

En Ingeniería Informática entran cada año 140 estudiantes, aunque este ha subido la matriculación hasta 155. Este curso por primera vez se pone en marcha el doble grado de Ingeniería Informática en especialidad de Computación con Matemáticas y se quedó en la primera adjudicación con una nota de corte de 12,997, lo que ha dejado a muchos aspirantes fuera.

En junio se cubrieron más del 95% de las plazas

Realmente, en junio se cubrieron más del 95% de las plazas que oferta la escuela y dos de los grados quedaron sin ninguna posibilidad para septiembre. “Las notas de corte han ido aumentando y ya, en casi todos los grados, se necesita una calificación alta para entrar, hay alumnos que se han quedado fuera de Computadores con un 7,4 y es la menos demandada”, indica el director de la escuela.

La informática vuelve a revitalizarse tras la bajada que experimentó a mediados de la pasada década. “Empezó a ocurrir con los títulos antiguos, cada año había un 15 ó un 20% menos de solicitudes, pasamos de tener 3.000 alumnos en el centro a 750 del curso 2012-2013”. Una situación de importante decremento progresivo repetida en el ámbito nacional y que ya se ha revertido. Actualmente, hay 1.600 estudiantes matriculados.

Primero y segundo, los cursos más problemáticos

Aunque, una vez dentro, el camino no es especialmente fácil. Primero y segundo son los cursos en los que los estudiantes tienen más problemas, sobre todo en asignaturas que tienen que ver con las matemáticas y la programación.

Esto es lógico, subraya Pimentel, por el desfase entre las enseñanzas preuniversitarias y el nivel que en la universidad se les supone. Con un curso 0 de Matemáticas, impartido de forma gratuita a todos los alumnos de nueva incorporación que lo deseen, intentan resolver estas carencias.

En cuanto a la tasa de abandono, donde más se produce y con gran diferencia es en Computadores, que se encuentra en torno al 50%. Esto también tiene mucho que ver con el traslado de expediente de los alumnos que, tras matricularse en este grado que es el que menor nota de corte exige, desean cambiar de titulación.

Un programa piloto para actuar contra el abandono

Las cifras de abandono van bajando progresivamente en todos los grados y se sitúan en el 17% en Software y en el 26% en Informática. Y la razón, la frustración al no haber superado las materias esperadas.

“Estamos realizando un programa piloto de reorganización de estudios, para que el primer año, que es cuando más abandono se produce, los estudiantes encuentren más materias del corpus que han elegido”, apunta Pimentel. Aún así, lo que está claro es que no son carreras sencillas.

“La informática va más allá de programar videojuegos”, indica el director del centro. De los 140 alumnos que entran en Ingeniería Informática, salen titulados en torno a 20 ó 30 cada año. En Software, con 75 plazas, se otorgan unos 25 ó 35 títulos y en Computadores no llegan ni a 10 al año. Estas cifras son mucho menores que en otros títulos y es algo que preocupa.

Una empleabilidad del 100%

También por la presión de la demanda por parte del sector empresarial. “Somos sensibles a la necesidad que existe y queremos aumentar el número de titulados, aunque para eso también necesitamos la ayuda de las empresas para que mejoren las expectativas profesionales y salariales de los futuros titulados”, considera Pimentel.

El Parque Tecnológico es el principal generador de empleo y tiene tantas necesidades de profesionales cualificados que los alumnos de cuarto ya suelen estar contratados. “Los nuestros son títulos que tienen una empleabilidad del 100%”, señala el director de la escuela.

La incorporación de la mujer, el reto a conseguir

En los tres títulos, Software, Computadores e Informática tan sólo el 10 o el 12% de los matriculados son mujeres. En el de la rama de la Salud, sin embargo, ellas suponen el 55%. “Es algo que nos preocupa muchísimo y es difícil buscar argumentos claros, el desconocimiento, los estereotipos que se crean, que el sector esté muy masculinizado pueden ser algunas causas”, afirma Pimentel y destaca que “las acciones que hacemos en Secundaria y Bachillerato ya son tardías”. “La informática es una materia que tiene impacto en todos los sectores pero no conocen esa realidad, estamos buscando más vocaciones en ingeniería y la solución pasa por la incorporación de la mujer”, concluye Pimentel, que trabaja junto al centro Principia y al CEP en su divulgación en Primaria.

Fuente: Málaga Hoy

Uptodown: la alternativa española a Google Play

En Uptodown jamás han realizado estudios de mercado. Tampoco disponen de equipo de ventas o marketing, ni tienen un plan de empresa. Sus fundadores, Luis Hernández y José Domínguez, siempre se han fiado de su intuición y experiencia desde que se conocieron en la escuela de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga y convirtieron una idea de estudiantes en negocio en el verano de 2003. Se trata de una plataforma de descargas de aplicaciones que se ha convertido con paso lento en la principal alternativa a Google Play. Con 20 empleados, cuenta con un catálogo de 169.000 apps, de las que unas 17.000 no están disponibles en el gigante americano.

Funciona como un inventario de aplicaciones al que tanto desarrolladores como usuarios acceden de manera gratuita. Los primeros solo tienen un límite para ofrecer su trabajo: que la app sea legal. Los segundos pueden hacer descargas sin usar un nombre de usuario, introducir contraseña o datos bancarios. “En ese sentido, no ser Google ha sido una gran ventaja”, subraya Domínguez, aludiendo al cada vez mayor número de personas recelosas de ofrecer sus datos a cambio de programas gratuitos por miedo a qué harán con esa información y a que los desarrolladores no están dispuestos a firmar contratos leoninos con la tecnológica americana.

“Desde sus inicios tuvieron claro que no había que estrujar al usuario. Y con ese modelo han dado en el clavo”, destaca Francisco López Valverde, profesor del la Escuela de Informática de la Universidad de Málaga. La firma afincada en la ciudad andaluza nació como plataforma de descargas de software para PC y Mac, pero la explosión de los teléfonos inteligentes y las tabletas les hizo cambiar de estrategia en 2010. Ese año dieron el salto de las aplicaciones de escritorio —que aún mantienen— a las de móvil, principalmente en sistema Android, pero también para Windows, Mac o Ubuntu. El crecimiento comenzó a acelerarse y superaron en visitas a competidores como Softonic.

Las cifras del negocio también crecen. Si en 2017 facturaron tres millones, en 2018 subieron a cuatro y su previsión es crecer un 20% a lo largo de 2019. El resultado de explotación alcanza el millón y medio, y apenas el 2% de los ingresos procede de España. “Nuestro negocio se genera en más de 50 países”, cuenta José Domínguez. Su modelo es sencillo: la publicidad. “Cuando navegas por nuestra web o aplicación aparecen recomendaciones de software que puede interesar a los usuarios. Son como banners [piezas publicitarias] en cualquier medio de comunicación. Así de simple”, añade Luis Hernández.

India y Brasil

La plataforma permite descargar una app en casi cualquiera de sus versiones anteriores, aptas para quienes poseen móviles con cierta antigüedad. La web incluye, por ejemplo, hasta 151 versiones del juego Candy Crush, la más antigua de 2013. Esa versatilidad les ha permitido un gran crecimiento en países en vías de desarrollo. India y Brasil copan los dos primeros puestos entre las diez naciones con mayor número de usuarios únicos al mes, con diez millones cada uno. Le siguen Indonesia y México. En total, Uptodown cuenta con 130 millones de usuarios únicos al mes (en 2013 eran 10 millones) y una media de 485 millones de descargas mensuales. Según Alexa, la empresa de datos de Amazon, en 2018 llegaron a estar entre las 100 webs más visitadas del planeta.

Un equipo editorial selecciona las mejores aplicaciones entre los cientos que cada día solicitan formar parte de la plataforma. Luego las prueban y generan contenidos, como comparativas o listados por sectores. Disponen de casi 200.000 reseñas traducidas en 15 idiomas —cuentan con una red de 50 colaboradores—. De la seguridad se encarga Virus Total, con quienes mantienen relación desde antes de que la firma también malagueña fuese adquirida por Google en 2012.

Uptodown está empezando a explorar nuevos mercados y su introducción en dispositivos. Uno de ellos es el proyector Puppy Cube, que transforma cualquier superficie en una pantalla táctil y lleva incorporado el catálogo de aplicaciones de la firma andaluza, al igual que los televisores inteligentes de NPG. También está negociando su incorporación a los vehículos de una gran compañía de automóviles para que desde el coche se pueda acceder a aplicaciones como reproductores de música, mapas para la navegación o localizadores de hoteles. “No hay límites”, explica José Domínguez.

Fte.: Nacho Sánchez. El País. Fotografía: Carcía Santos.

Programación, realidad virtual en entorno 3D y creatividad aplicada marcan la agenda 18/19 del Colegio El Pinar de Málaga

En su XX aniversario y con la mayor cifra de alumnos de su historia, el centro malagueño de Alhaurín de la Torre, arranca el año académico con la mirada puesta en los proyectos de Innovación Didáctica y en iniciativas multidisciplinares de trabajo colaborativo que buscan el fomento de la creatividad de sus estudiantes.

El centro vuelve a poner el foco este curso en los proyectos de Innovación Didáctica. Programación y Realidad Virtual aplicada al entorno educativo serán las dos grandes apuestas del colegio para la campaña que ahora comienza. Tras cerrar los detalles del acuerdo de colaboración con el Departamento de Lenguajes y Ciencias de la Computación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga (UMA), El Pinar se convierte en la primera institución académica española de ámbito privado en formar parte de la iniciativa ‘ToolBoX’, un proyecto pedagógico pionero que busca familiarizar a los alumnos de Enseñanzas Obligatorias con el lenguaje de programación a través de una plataforma de trabajo que permitirá a los niños y jóvenes de Primaria y Secundaria la adquisición de competencias digitales mediante la resolución de tareas y problemas vinculados con los objetivos curriculares de las materias.

En esta línea de innovación aplicada al conocimiento, el centro de Alhaurín de la Torre también incorporará un programa de Aprendizaje Experimental basado en la Realidad Virtual en entorno 3D. El objetivo es que los estudiantes del centro puedan ‘vivenciar’ de una manera singular su experiencia formativa. Se trata de establecer nuevos mecanismos y de aprovechar todo el potencial de las nuevas tecnologías para que los alumnos vean, sientan y tengan una experiencia sensorial de lo que deben aprender. Esta iniciativa se une a los proyectos de Robótica, Drónica e Impresión 3D que el colegio puso en marcha en anteriores ejercicios y que están propiciando la adquisición de competencias curriculares y extracurriculares de gran valor añadido para los estudiantes.

Fte.: Revista lugar de encuentro

La UMA busca el talento femenino en un campus tecnológico para chicas de ESO

La Universidad de Málaga quiere potenciar el talento femenino y el acercamiento de las jóvenes a las tecnologías. Para ello ha organizado un campus tecnológico dirigido a estudiantes de Secundaria, que comienza mañana lunes en la ETSI Informática. Las 30 jóvenes seleccionadas abordarán con los profesores de la escuela un proyecto tecnológico durante dos semanas y exhibirán los resultados de su trabajo en una jornada final abierta al público. La estrategia de trabajo estará basada en la elaboración de proyectos definidos por las propias chicas, utilizando metodologías ágiles y herramientas de colaboración de código abierto.

Así, las jóvenes tendrán la oportunidad de compartir experiencias y desarrollar un proyecto tecnológico usando metodologías, herramientas y tecnologías que les ofrecerán una visión de cómo trabaja una ingeniera informática.

El objetivo del campus es conseguir aumentar el número de vocaciones femeninas en estudios de Informática, especialmente entre chicas jóvenes, cambiar la percepción de la informática y desechar estereotipos.

El campus se desarrollará durante dos semanas en los laboratorios de la ETSI Informática de la UMA, en las que se llevarán a cabo actividades de formación a través de talleres, que se combinarán con presentaciones de mujeres profesionales jóvenes que trabajan en este campo, que trasladarán sus experiencias y ayudarán a dar visibilidad a las mujeres que trabajan con éxito en ámbitos tecnológicos. Organizado por la ETSI Informática, el Campus Tecnológico para Chicas 2018 cuenta con el apoyo del departamento de Arquitectura de Computadores, la delegación del Rector para la Igualdad y la Acción Social, la Oficina de Atención al Estudiante y el Seminario de Coeducación de la UMA. Además cuenta con el patrocinio de TUPL, Accenture, Avanade, Indra y la colaboración de YesWeTech, Women Techmakers y GDG de Málaga.

Más información sobre el campus: http://campuschicas.informatica.uma.es/

Fte.: Diario SUR