Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados universidad pontificia de salamanca

Roberto Berjón, de la Universidad Pontificia de Salamanca: “Se ha puesto de manifiesto la necesidad de la digitalización, tanto de empresas como de personas”

Roberto-Berjon---foto-Salamanca-24-horas

El Experto en Programación iOS y el Experto en Programacion Android de la Universidad Pontificia de Salamanca comienza en la edición 2020-21 una nueva andadura: serán impartidos íntegramente de forma online, adaptándose a las circunstancias. Su director, Roberto Berjón, señala que estos posgrados abren puertas en un momento en el que hay que estar cualificado para adaptarse a cualquier tipo de contexto.

¿Qué novedades presentan el Experto en Programación iOS y el Experto en Programación Android para el curso 2020-2021?

La novedad fundamental es su impartición a distancia. Debido al éxito que en los últimos años hemos tenido en la UPSA con el Máster Universitario en Informática Móvil (MIMO) en modalidad a distancia, decidimos aprovechar nuestra experiencia y extenderla también a los expertos en Programación iOS y Android.

La empleabilidad del grado en Ingeniería Informática es total, todos tienen trabajo al finalizar el grado e incluso, cada vez más, antes de terminarlo. Paradójicamente cuando comienza la vida laboral es cuando nos damos cuenta que debemos seguir formándonos. En una disciplina como la nuestra, en permanente cambio y evolución, es obligatorio seguir estudiando, es lo que nos va a permitir progresar en nuestra carrera profesional accediendo a mejores puestos de trabajo y estar en las mejores condiciones para adaptarnos a cualquier circunstancia.

Sin duda, los posgrados son la mejor opción para la formación continua. Lo que hemos hecho es facilitar y compatibilizar nuestra oferta formativa con la vida laboral a través de la formación a distancia.

¿Qué competencias y salidas profesionales abren estos cursos?

En nuestros posgrados nos centramos en el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles. Actualmente hay una demanda impresionante de profesionales cualificados en este área, no sólo en España, en todo el mundo. Además, hay que tener en cuenta que esta demanda no es algo puntual, crece año a año. Y es lógico, todo va a girar entorno a este tipo de dispositivos.

En los expertos nos centramos en cómo desarrollar aplicaciones para un tipo concreto de dispositivo (iOS o Android) tanto desde el punto de vista nativo, lo que es propio y exclusivo de cada plataforma en concreto, como desde el punto de vista más general, es decir, desarrollar una aplicación que pueda ejecutarse en cualquiera de estas plataformas. Además, y teniendo en cuenta que actualmente todas las aplicaciones hacen uso de servicios, en los expertos también nos especializamos en la creación de servicios y su despliegue en la cloud. Por tanto la competencias que adquieren los alumnos son propias de un perfil full-stack (versátil, multiusos).

Tenemos dos tipos de alumnos: recién titulados que quieren especializarse en este área para tener un primer trabajo más atractivo y mejor remunerado que aquellos que deciden no continuar formándose y otros alumnos que son profesionales con varios años de experiencia laboral que ven la necesidad de cambiar su orientación profesional. Esto es lo que ofrecen nuestros posgrados, abrir muchas puertas laborales.

¿Considera que la crisis que estamos atravesando generará una mayor demanda de perfiles especializados en diseño e implementación de aplicaciones móviles?

Creo que una de las cosas que ha provocado esta crisis es que se ha adelantado unos cuantos años lo que laboralmente iba a suceder. Ahora se ha puesto de manifiesto la absoluta necesidad de la digitalización, tanto de las empresas como de las personas. Hay que estar preparados para adaptarse a cualquier circunstancia. Esta adaptación implicará un aumento de la inversión tecnológica y una demanda aún más acusada de profesionales cualificados.

En el área de las aplicaciones móviles, y en el tecnológico en general, partimos de una gran demanda laboral. Sin duda, mañana va a ser todavía mucho mayor. Ojo, esto sucederá en todo el mundo y será una grandísima oportunidad que hay que aprovechar. Estamos viendo que a través del teletrabajo se puede hacer lo mismo, en muchos casos incluso más, sin tener que desplazarse físicamente al puesto de trabajo. Por tanto, un profesional bien formado también podría adaptarse y trabajar desde su casa para cualquier empresa, independientemente de su localización o nacionalidad. Esto, que ahora mismo se hace de forma minoritaria, dentro de poco será una práctica habitual.

¿Qué valor añadido ofrece la UPSA con estos posgrados en comparación con otras ofertas universitarias?

Implicación, experiencia, profesionalidad y reconocimiento por parte de las empresas. Creo que esto es lo fundamental. Tenemos una experiencia acumulada de diez años impartiendo el Máster Universitario en Informática Móvil (MIMO) de la que estos expertos forman parte. La formación la imparten mayoritariamente profesionales de empresas de reconocido prestigio, con una dilatada experiencia profesional y también docente. Muchos de ellos, además, son quienes contratan a los alumnos para las empresas en las que trabajan, luego su implicación es total, son ellos quienes nos indican qué contenidos deben impartirse puesto que son los primeros interesados en que los alumnos salgan bien preparados.

Sin duda, lo más importante es el reconocimiento que tienen nuestros alumnos entre las empresas. Todas coinciden en la excelente preparación que tienen y en la rapidez con la que se integran en sus equipos de trabajo. Prueba de ello es que cada año son más las empresas que se ponen en contacto con nosotros para contratar a nuestros alumnos.

Por otra parte, todas las clases y tutorías se emiten, lógicamente, por videoconferencia y se graban de forma que podrían reproducirse cuantas veces se quiera. Como complemento, disponemos de una videoteca en Youtube con muchísimas horas de video tutoriales grabados por los propios profesores, por lo que la calidad de los materiales está asegurada. Por otra parte, impartimos talleres adicionales a la formación reglada cuya temática la proponen las empresas respecto a las últimas tecnologías. También facilitamos a los alumnos que lo necesiten tanto dispositivos móviles como ordenadores Mac, se los enviamos a su domicilio y pueden disponer de ellos durante todo el curso.

Fuente: salamanca24horas.com

La idea de seis estudiantes de informática de la Pontificia para prevenir y detectar incendios que le ha interesado mucho a la NASA

Estudiantes Univesidad Pontificia en NASA Space Apps Challenge (Foto: Salamanca 24 horas)

No hay que retrotraerse mucho en el tiempo para encontrar casos de graves incendios forestales ocurridos en España que hayan puesto en riesgo tanto a la población como a los equipos de emergencias encargados de apagarlos. Basta con echar la vista atrás al pasado verano y revivir lo sucedido en Madrid o Canarias para considerar que la amenaza de las llamas (muchas veces provocadas) es un grave problema al que se enfrentala población, principalmente en época estival.

Gabriel Jiménez, Gonzalo Martín, Jorge Vallejo, Francisco Javier Bellido, Guillermo Fuentes y Alejandro Marcos son seis jóvenes estudiantes del tercer curso de ingeniería informática de la Universidad Pontificia de Salamanca. Dos de ellos son de Salamanca capital, uno más de Lumbrales y el resto de Plasencia, Badajoz y Valladolid.

A principios de curso, en septiembre, desde la Facultad de Informática les propusieron participar en un hackathon, una competición de programadores para diseñar soluciones de software por grupos. No era un concurso al uso para demostrar capacidades. Se trataba del hackathon internacional de la NASA, una competencia que se lleva a cabo en todo el mundo con la participación de más de 18.000 científicos e ingenieros de setenta y cinco países.

Con este programa, denominado NASA Space Apps Challenge, la agencia aeroespacial estadounidense pretende poner a prueba a los jóvenes investigadores para dar solución a distintos retos sobre la tierra y el universo. Quien sabe, quizás una de las ideas que nazcan de esta incubadora se convierta en una herramienta clave para el futuro de la humanidad.

Por eso, porque se trataba de un reto, los seis jóvenes estudiantes quisieron participar para coger experiencia y aprender a coordinarse en equipo, que no siempre es una tarea sencilla. «De entre las seis temáticas que nos proponían para el desarrollo de ideas, elegimos la que tenía que ver con la Tierra y con la detección y prevención de incendios «, cuentan los seis estudiantes a SALAMANCA24HORAS.

Así nació el equipo UPNASA y el proyecto AI and Smartphones to prevent and detect fires, con el que han conseguido seducir a un exigente jurado y llegar a la fase final de este hackathon. Del proyecto, los chicos crearon FireHazard, una aplicación para teléfonos móviles que sirve para prevenir y detectar fuegos en espacios exteriores. «La herramienta permite hacer una fotografía con el móvil al detectar un posible fuego, que se envía automáticamente al servidor de la NASA. La agencia aeroespacial confirma el incendio (gracias a sus satélites) y si es real, la aplicación envía una alerta al servicio de emergencias 112», explican.

Sin embargo, el proyecto va más allá. «Lo que más atrajo al jurado fue el sistema de alertas», dicen. Y es que lo que propone esta app es que no sólo al enviar una fotografía de un incendio se de aviso inmediatamente al 112, también a los vecinos de la zona, para que estén alerta. «Nos hemos documento y hemos podido conocer que gran parte de las víctimas de los incendios forestales se ven cercadas en la zona del fuego sin ningún tipo de información. La idea es que un sms les informe pocos minutos después de que el fuego se haya originado, para que puedan tener tiempo para ponerse a salvo», afirman. La alerta puede aparecer en los móviles incluso si el teléfono se encuentra apagado.

«El servicio de geolocalización de la aplicación, además, permite también saber la ubicación exacta de la persona que ha enviado la foto para proponerle rutas de escape, teniendo en cuenta la meteorología de la zona y el terreno en el que se encuentre, y contando también con un algoritmo de predicción de la NASA sobre cómo han reaccionado los fuegos que se han producido en ese terreno anteriormente. Además, la aplicación propone consejos prácticos para reaccionar ante un incendio forestal y urbano», explican.

«Nuestro objetivo es que la aplicación sea una alternativa más inmediata a la llamada al Servicio de Emergencias para alertar de un incendio». La persona no tendrá que detallar en qué lugar se encuentra, será inmediatamente colocada en un mapa interactivo. El usuario, por tanto, informará del suceso y, además, generará que las personas que se encuentran cerca de ella sean informadas de lo que está pasando y de cómo pueden escapar. 

Su idea (y especialmente su presentación) ha gustado. En 2020 se sabrá si la NASA les premia, a cambio de su idea, con un viaje a Cabo Cañaveral para ser testigos en privilegiada posición de un lanzamiento espacial. Quizás, en uno años, los salmantinos puedan utilizar su teléfono móvil para alertar de incendios con sólo una foto gracias a la idea de estos estudiantes de Salamanca.  Aunque, para eso, la provincia deberá empezar por mejorar su cobertura de telefonía móvil.

Fuente: Salamanca 24 horas

La CODDII de Castilla y León celebra su reunión anual en Salamanca

La CODDII de Castilla y León celebra su reunión anual en Salamanca

La Universidad Pontificia de Salamanca y la Universidad de Salamanca acogieron ayer la reunión anual de la Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática de Castilla y León.

El evento, organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca y la Facultad de Ingeniería Informática de la Universidad Pontificia de Salamanca, giró en torno a la formación y las oportunidades laborales de los graduados.

Se hizo un repaso del último ejercicio y del estado de los grados en Ingeniería Informática de la comunidad. Posteriormente, los decanos se reunieron en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca con empresas empleadoras de graduados en Ingeniería Informática o colaboradoras en los programas de prácticas de estos grados.

Se reivindicó, informa TribunaSalamanca.com, un mayor reconocimiento de la actividad profesional del informático, dado que, al ser una titulación relativamente nueva, entra en fuerte competencia con otras profesiones más longevas. Además, la sociedad no está lo suficientemente informada de la función de un ingeniero informático, señalaron los reunidos.

Alfonso José López Rivero, doctor en Informática por la UPSA, destacó el pleno empleo de los titulados en Ingeniería Informática y subrayó «el valor añadido que presentan los ingenieros informáticos frente a expertos en tecnología. Un titulado en Ingeniería Informática», dijo, «es trasversal a todos los sectores porque estos profesionales aportan conocimientos en la génesis de ideas, así como distintas perspectivas. Las empresas están demandando perfiles profesionales de informática, acompañados con otro tipo de conocimientos».

Evento 40 aniversario

Noticias