Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados universidad pontificia de salamanca

La competencia digital congrega a más de 1.000 alumnos y 60 empresas en las Jornadas de Informática de la UPSA

La competencia digital, como modelo de garantía para un empleo de futuro y éxito, ha contado con la participación de más de 1.000 estudiantes y 60 empresas punteras de base tecnológica en las jornadas ‘Transformación digital y ética profesional’, organizadas por la Facultad de Informática de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA). El miércoles, 10 de marzo, finalizaba esta iniciativa tras tres días de diversos encuentros en los que se ha pretendido que los estudiantes adquieran competencias profesionales en el sector y facilitar la transferencia universidad-empresa.

Durante su transcurso, los alumnos de Ingeniería Informática, Administración y Dirección de Empresas Tecnológicas y de ciclos formativos de Formación Profesional han tenido ocasión de conocer y contactar con las principales empresas punteras del sector. Igualmente, ha servido para promover entre los asistentes el emprendimiento y el autoempleo, con el objetivo de retener el talento y el tejido empresarial en la región.

Tras las dos primeras sesiones-relacionadas con la presencia femenina en el ámbito tecnológico (día 8) y sobre las oportunidades laborales que comprende la transformación digital (día 9)- la jornada de hoy ha versado sobre la ética tecnológica y los retos y oportunidades en TIC.

El evento ha sido clausurado por la rectora, Mirian Cortés, acompañada por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; el Alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, y el decano de la Facultad de Informática, Alfonso López Rivero.

La rectora ha agradecido a las empresas tecnológicas, a la Junta de Castilla y León, y al Ayuntamiento de Salamanca, su colaboración con la UPSA desde hace años, aspecto que ha contribuido también a obtener el Sello de Calidad Euro-Inf de Excelencia Europea en la Facultad de Informática. También ha recordado la importancia de la ética empresarial y ha destacado el servicio de las corporaciones y de la tecnología a las personas y el componente ético en sus acciones.

El presidente de la Junta de Castilla y León ha destacado el proceso de la transformación digital en la Comunidad como factor clave de una nueva economía. “La Junta de Castilla y León está decidida a apoyar la transformación digital: es una de las líneas transversales de la región”, ha enfatizado. El presidente ha informado que este proceso tecnológico se está desarrollando en distintos ámbitos como los servicios sociales, la agricultura, la educación, etc. Y, para llevarlo a cabo, ha apelado a las empresas y a las universidades a participar en este proceso. Igualmente, Fernández Mañueco ha señalado a los universitarios de carreras tecnológicas como los impulsores de esta nueva economía. “Los alumnos sois el futuro. El éxito de vuestro futuro es el éxito de la modernización de Castilla y León”, ha insistido.

Por su parte, el alcalde de Salamanca ha expresado la apuesta del Ayuntamiento por la creación de un nuevo modelo industrial en el que confluya la innovación y la tecnología. “Salamanca tiene un gran potencial para atraer el talento humano y el Ayuntamiento confía en las universidades y en las empresas tecnológicas para llevarlo a cabo”, ha subrayado.

Nuevo Premio ‘Marceliano Arranz’ y una cita internacional sobre tecnologías disruptivas

Finalmente, el decano de la Facultad de Informática ha apelado a la formación continua de los alumnos para optar al mercado laboral y ha hecho hincapié en que es necesario formarse en competencias digitales si desean trabajar. También ha recordado la figura de César Alierta, Doctor Honoris Causa por la UPSA y presidente de la Fundación Telefónica, por su apoyo a la Facultad. Además, ha anunciado que, muy pronto, convocará, por primera vez, el ‘Premio Marceliano Arranz’ (antiguo rector de la UPSA y decano de Informática). Un galardón que pretende reconocer el mejor proyecto de innovación tecnológica universitaria. Al mismo tiempo, ha informado que también están trabajando en la organización de un congreso internacional sobre ‘Tecnologías Disruptivas y Ética Tecnológica’ para el próximo mes de septiembre.

Transformación digital con valores

Tras el acto, Emilio Gayo, ha presentado su ponencia titulada ‘Impacto de la digitalización en la sociedad: una visión de la empresa’. El presidente de Telefónica España ha explicado el proceso de la aceleración de la transformación digital provocada por la COVID-19, que ha propiciado un gran cambio en el tejido social y empresarial. Este proceso ha supuesto, para el presidente, un impacto en el empleo y en la educación. En este sentido, Gayo ha recordado las carencias del sistema educativo: “La realidad ha puesto de manifiesto una necesidad de evolucionar el sistema educativo que se ha visto afectado por la brecha digital, la escasez de dispositivos y la formación de los docentes”. Sin embargo, el presidente de Telefónica España es optimista. “España tiene la oportunidad de desarrollar una transformación digital como nunca lo ha hecho”. Para llevarlo a cabo, Emilio Gayo apuesta por una “transformación digital con valores” basada en conseguir una mayor conectividad, inclusión para todos, mercados más abiertos, y un marco regulatorio evolucionado. “La sociedad espera una disrupción digital de las empresas, clientes, empleados e inversores”, ha concluido.

El evento ha concluido con la intervención de la responsable del Programa de Sellos Internacionales de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), Ana Isabel Bonilla, quien ha explicado los beneficios de ser un egresado de Informática con el Sello Internacional Euro-Inf (Informática e Informática-Economía), como sucede en la Facultad de Informática de la UPSA.

Fuente: UPSA

Ana Fermoso, coordinadora de Ingeniería Informática de la Pontificia: “La tecnología se ha convertido en la gran aliada para hacer frente a la crisis”

Ana Fermoso - Pontificia - Foto: La gaceta de Salamanca

La coordinadora del grado en Ingeniería Informática y directora del Máster Universitario en Dirección de Proyectos Informáticos y Servicios Tecnológicos de la Universidad Pontificia de Salamanca, Ana Fermoso, analiza las consecuencias de la pandemia en el ámbito tecnológico.

La sociedad está viviendo un auge tecnológico obligada por las circunstancias.

En realidad ya se vivía un auge, pero se ha acelerado. El mundo presencial se vio obligado a parar y frente a ello el digital se ha dinamizado y ha permitido a ciudadanos y empresas seguir de forma eficaz con su trabajo, comunicarse, adquirir bienes y servicios… La tecnología se ha convertido en la gran aliada para hacer frente a la crisis y afrontar el futuro.

Este cambio, el teletrabajo, la enseñanza online… ¿ha llegado para quedarse?

Pudiera ser porque la modalidad online se ha reforzado, lo que no implica la desaparición del modelo presencial. La implementación ha sido más precipitada de lo deseado, pero se puede considerar un éxito a juzgar por los resultados y, sobre todo, por el compromiso que los trabajadores están demostrando con sus empresas, y viceversa. Sin embargo, ha faltado tiempo para establecer metodologías y procesos y por ello hay que profundizar en la calidad de estos modelos de trabajo y enseñanza. Igualmente el modelo presencial y el online, no deben considerarse mutuamente excluyentes, sino que pueden resultar complementarios, hay que aprovechar lo mejor de cada uno.

¿La pandemia ha dejado al descubierto qué empresas estaban preparadas para este cambio tecnológico y cuáles no?

En tiempo récord, muchas empresas han tenido que implementar el trabajo remoto, formar a sus trabajadores en plataformas digitales que desconocían, poner a su disposición la información y aplicaciones que precisan para desarrollar sus tareas e impulsar el trabajo colaborativo. La experiencia ha demostrado que las empresas con un alto nivel de digitalización han conseguido implantar este nuevo modelo de trabajo con mayor agilidad y éxito. La crisis ha puesto al descubierto estas debilidades, deficiencias y necesidades de transformación digital de muchas empresas, frente a otras que han logrado ponerse en marcha y con éxito en tiempo récord

¿Y de algún modo supondrá una revolución?

Sin duda, la transformación digital supone una revolución y al mismo tiempo esta disrupción se puede aprovechar como una oportunidad ante los nuevos hábitos de consumo, de trabajo o en la educación. La tecnología puede ayudar a aprovechar y explotar estas nuevas oportunidades, pero hay que hacerlo de forma reflexiva y guiados de por los mejores especialistas en tecnología y negocio. Hay que identificar las nuevas oportunidades generando valor a clientes, empleados y sociedad para afrontar el futuro con ilusión y pasión.

Si Ingeniería Informática ya era una titulación exitosa antes del cambio ¿ahora se espera que tenga todavía más tirón?

En un mundo cada vez más digitalizado, los perfiles tecnológicos cotizan al alza y se hace necesaria y hasta imprescindible su presencia en todo tipo de sectores económicos y sociales. El reciente informe ‘Flexibility at Work’, sobre tendencias y perspectiva de futuro en el ámbito laboral de Randstad, principal empresa de recursos humanos del mundo, destaca la influencia de la tecnología y la automatización en el entorno laboral, mucho más notable después del confinamiento. El informe también pronostica que la tecnología modificará el 30% de los empleos y que, a pesar de la importancia crucial de la tecnología en la economía actual, más del 25% de las grandes empresas tendrán dificultades para encontrar perfiles tecnológicos. Para todas las titulaciones en el ámbito tecnológico que ofrecemos desde nuestra Facultad de Informática, tanto grados como posgrados, se pronostica un crecimiento de la demanda de especialistas. El tirón resulta evidente y sitúa a nuestros perfiles profesionales en tecnología a la cabeza del mercado laboral.

Un claro ejemplo de la transformación que ha supuesto la tecnología es el cambio que se ha producido en las universidades. ¿Se ha sabido hacer correctamente?

La respuesta ha dependido en gran medida de las instituciones y no ha tenido en todas las universidades la misma calidad, aunque en general sí ha resultado una muestra de responsabilidad de la universidad ante la sociedad. En nuestro caso, la Universidad Pontificia ha sido sin duda un caso de éxito, en 48 horas nuestros alumnos pudieron seguir con sus clases y formación con normalidad en formato virtual.

En la Pontificia la apuesta por lo online es clara con títulos como el Máster en Proyectos Informáticos y Servicios Tecnológicos ¿no?

Efectivamente, la experiencia también nos avala en este aspecto. Este máster fue el primer posgrado online impartido en la Universidad, aunque en paralelo a otras experiencias en modo semipresencial. La docencia online no es simplemente reproducir el modelo del entorno presencial en el virtual, requiere de otros métodos pedagógicos y está orientada a un perfil de alumnos distinto al que cursan las titulaciones en modo presencial. Nuestro modelo de enseñanza online, junto a los contenidos y equipo docente, han resultado clave para que nuestro máster acabe de ser verificado como titulación oficial, al cumplir los estándares que exigen las Agencias de Calidad y Acreditación de títulos oficiales.

¿Se puede formar a directivos de tecnología?

La tecnología será la gran aliada para explotar las nuevas oportunidades de negocio. Sin embargo, el proceso de transformación de las empresas no depende solo de las infraestructuras y soluciones tecnológicas, sino mucho más aún de la capacidad de su equipo humano de maximizar la eficiencia y generación de negocio. En este punto juega un papel clave una buena dirección en tecnología, especialistas capaces de pilotar y dirigir el cambio para que la transformación resulte un éxito. No basta con saber de tecnología, se requiere un doble perfil porque hay que saber aplicar criterios empresariales a la hora de sacar partido y convertirla en el motor del cambio y garantía de futuro. Los directivos en tecnología conocen el negocio y su labor es poner la tecnología a su servicio.

Fuente: La Gaceta de Salamanca

Roberto Berjón, de la Universidad Pontificia de Salamanca: “Se ha puesto de manifiesto la necesidad de la digitalización, tanto de empresas como de personas”

Roberto-Berjon---foto-Salamanca-24-horas

El Experto en Programación iOS y el Experto en Programacion Android de la Universidad Pontificia de Salamanca comienza en la edición 2020-21 una nueva andadura: serán impartidos íntegramente de forma online, adaptándose a las circunstancias. Su director, Roberto Berjón, señala que estos posgrados abren puertas en un momento en el que hay que estar cualificado para adaptarse a cualquier tipo de contexto.

¿Qué novedades presentan el Experto en Programación iOS y el Experto en Programación Android para el curso 2020-2021?

La novedad fundamental es su impartición a distancia. Debido al éxito que en los últimos años hemos tenido en la UPSA con el Máster Universitario en Informática Móvil (MIMO) en modalidad a distancia, decidimos aprovechar nuestra experiencia y extenderla también a los expertos en Programación iOS y Android.

La empleabilidad del grado en Ingeniería Informática es total, todos tienen trabajo al finalizar el grado e incluso, cada vez más, antes de terminarlo. Paradójicamente cuando comienza la vida laboral es cuando nos damos cuenta que debemos seguir formándonos. En una disciplina como la nuestra, en permanente cambio y evolución, es obligatorio seguir estudiando, es lo que nos va a permitir progresar en nuestra carrera profesional accediendo a mejores puestos de trabajo y estar en las mejores condiciones para adaptarnos a cualquier circunstancia.

Sin duda, los posgrados son la mejor opción para la formación continua. Lo que hemos hecho es facilitar y compatibilizar nuestra oferta formativa con la vida laboral a través de la formación a distancia.

¿Qué competencias y salidas profesionales abren estos cursos?

En nuestros posgrados nos centramos en el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles. Actualmente hay una demanda impresionante de profesionales cualificados en este área, no sólo en España, en todo el mundo. Además, hay que tener en cuenta que esta demanda no es algo puntual, crece año a año. Y es lógico, todo va a girar entorno a este tipo de dispositivos.

En los expertos nos centramos en cómo desarrollar aplicaciones para un tipo concreto de dispositivo (iOS o Android) tanto desde el punto de vista nativo, lo que es propio y exclusivo de cada plataforma en concreto, como desde el punto de vista más general, es decir, desarrollar una aplicación que pueda ejecutarse en cualquiera de estas plataformas. Además, y teniendo en cuenta que actualmente todas las aplicaciones hacen uso de servicios, en los expertos también nos especializamos en la creación de servicios y su despliegue en la cloud. Por tanto la competencias que adquieren los alumnos son propias de un perfil full-stack (versátil, multiusos).

Tenemos dos tipos de alumnos: recién titulados que quieren especializarse en este área para tener un primer trabajo más atractivo y mejor remunerado que aquellos que deciden no continuar formándose y otros alumnos que son profesionales con varios años de experiencia laboral que ven la necesidad de cambiar su orientación profesional. Esto es lo que ofrecen nuestros posgrados, abrir muchas puertas laborales.

¿Considera que la crisis que estamos atravesando generará una mayor demanda de perfiles especializados en diseño e implementación de aplicaciones móviles?

Creo que una de las cosas que ha provocado esta crisis es que se ha adelantado unos cuantos años lo que laboralmente iba a suceder. Ahora se ha puesto de manifiesto la absoluta necesidad de la digitalización, tanto de las empresas como de las personas. Hay que estar preparados para adaptarse a cualquier circunstancia. Esta adaptación implicará un aumento de la inversión tecnológica y una demanda aún más acusada de profesionales cualificados.

En el área de las aplicaciones móviles, y en el tecnológico en general, partimos de una gran demanda laboral. Sin duda, mañana va a ser todavía mucho mayor. Ojo, esto sucederá en todo el mundo y será una grandísima oportunidad que hay que aprovechar. Estamos viendo que a través del teletrabajo se puede hacer lo mismo, en muchos casos incluso más, sin tener que desplazarse físicamente al puesto de trabajo. Por tanto, un profesional bien formado también podría adaptarse y trabajar desde su casa para cualquier empresa, independientemente de su localización o nacionalidad. Esto, que ahora mismo se hace de forma minoritaria, dentro de poco será una práctica habitual.

¿Qué valor añadido ofrece la UPSA con estos posgrados en comparación con otras ofertas universitarias?

Implicación, experiencia, profesionalidad y reconocimiento por parte de las empresas. Creo que esto es lo fundamental. Tenemos una experiencia acumulada de diez años impartiendo el Máster Universitario en Informática Móvil (MIMO) de la que estos expertos forman parte. La formación la imparten mayoritariamente profesionales de empresas de reconocido prestigio, con una dilatada experiencia profesional y también docente. Muchos de ellos, además, son quienes contratan a los alumnos para las empresas en las que trabajan, luego su implicación es total, son ellos quienes nos indican qué contenidos deben impartirse puesto que son los primeros interesados en que los alumnos salgan bien preparados.

Sin duda, lo más importante es el reconocimiento que tienen nuestros alumnos entre las empresas. Todas coinciden en la excelente preparación que tienen y en la rapidez con la que se integran en sus equipos de trabajo. Prueba de ello es que cada año son más las empresas que se ponen en contacto con nosotros para contratar a nuestros alumnos.

Por otra parte, todas las clases y tutorías se emiten, lógicamente, por videoconferencia y se graban de forma que podrían reproducirse cuantas veces se quiera. Como complemento, disponemos de una videoteca en Youtube con muchísimas horas de video tutoriales grabados por los propios profesores, por lo que la calidad de los materiales está asegurada. Por otra parte, impartimos talleres adicionales a la formación reglada cuya temática la proponen las empresas respecto a las últimas tecnologías. También facilitamos a los alumnos que lo necesiten tanto dispositivos móviles como ordenadores Mac, se los enviamos a su domicilio y pueden disponer de ellos durante todo el curso.

Fuente: salamanca24horas.com

La idea de seis estudiantes de informática de la Pontificia para prevenir y detectar incendios que le ha interesado mucho a la NASA

Estudiantes Univesidad Pontificia en NASA Space Apps Challenge (Foto: Salamanca 24 horas)

No hay que retrotraerse mucho en el tiempo para encontrar casos de graves incendios forestales ocurridos en España que hayan puesto en riesgo tanto a la población como a los equipos de emergencias encargados de apagarlos. Basta con echar la vista atrás al pasado verano y revivir lo sucedido en Madrid o Canarias para considerar que la amenaza de las llamas (muchas veces provocadas) es un grave problema al que se enfrentala población, principalmente en época estival.

Gabriel Jiménez, Gonzalo Martín, Jorge Vallejo, Francisco Javier Bellido, Guillermo Fuentes y Alejandro Marcos son seis jóvenes estudiantes del tercer curso de ingeniería informática de la Universidad Pontificia de Salamanca. Dos de ellos son de Salamanca capital, uno más de Lumbrales y el resto de Plasencia, Badajoz y Valladolid.

A principios de curso, en septiembre, desde la Facultad de Informática les propusieron participar en un hackathon, una competición de programadores para diseñar soluciones de software por grupos. No era un concurso al uso para demostrar capacidades. Se trataba del hackathon internacional de la NASA, una competencia que se lleva a cabo en todo el mundo con la participación de más de 18.000 científicos e ingenieros de setenta y cinco países.

Con este programa, denominado NASA Space Apps Challenge, la agencia aeroespacial estadounidense pretende poner a prueba a los jóvenes investigadores para dar solución a distintos retos sobre la tierra y el universo. Quien sabe, quizás una de las ideas que nazcan de esta incubadora se convierta en una herramienta clave para el futuro de la humanidad.

Por eso, porque se trataba de un reto, los seis jóvenes estudiantes quisieron participar para coger experiencia y aprender a coordinarse en equipo, que no siempre es una tarea sencilla. «De entre las seis temáticas que nos proponían para el desarrollo de ideas, elegimos la que tenía que ver con la Tierra y con la detección y prevención de incendios «, cuentan los seis estudiantes a SALAMANCA24HORAS.

Así nació el equipo UPNASA y el proyecto AI and Smartphones to prevent and detect fires, con el que han conseguido seducir a un exigente jurado y llegar a la fase final de este hackathon. Del proyecto, los chicos crearon FireHazard, una aplicación para teléfonos móviles que sirve para prevenir y detectar fuegos en espacios exteriores. «La herramienta permite hacer una fotografía con el móvil al detectar un posible fuego, que se envía automáticamente al servidor de la NASA. La agencia aeroespacial confirma el incendio (gracias a sus satélites) y si es real, la aplicación envía una alerta al servicio de emergencias 112», explican.

Sin embargo, el proyecto va más allá. «Lo que más atrajo al jurado fue el sistema de alertas», dicen. Y es que lo que propone esta app es que no sólo al enviar una fotografía de un incendio se de aviso inmediatamente al 112, también a los vecinos de la zona, para que estén alerta. «Nos hemos documento y hemos podido conocer que gran parte de las víctimas de los incendios forestales se ven cercadas en la zona del fuego sin ningún tipo de información. La idea es que un sms les informe pocos minutos después de que el fuego se haya originado, para que puedan tener tiempo para ponerse a salvo», afirman. La alerta puede aparecer en los móviles incluso si el teléfono se encuentra apagado.

«El servicio de geolocalización de la aplicación, además, permite también saber la ubicación exacta de la persona que ha enviado la foto para proponerle rutas de escape, teniendo en cuenta la meteorología de la zona y el terreno en el que se encuentre, y contando también con un algoritmo de predicción de la NASA sobre cómo han reaccionado los fuegos que se han producido en ese terreno anteriormente. Además, la aplicación propone consejos prácticos para reaccionar ante un incendio forestal y urbano», explican.

«Nuestro objetivo es que la aplicación sea una alternativa más inmediata a la llamada al Servicio de Emergencias para alertar de un incendio». La persona no tendrá que detallar en qué lugar se encuentra, será inmediatamente colocada en un mapa interactivo. El usuario, por tanto, informará del suceso y, además, generará que las personas que se encuentran cerca de ella sean informadas de lo que está pasando y de cómo pueden escapar. 

Su idea (y especialmente su presentación) ha gustado. En 2020 se sabrá si la NASA les premia, a cambio de su idea, con un viaje a Cabo Cañaveral para ser testigos en privilegiada posición de un lanzamiento espacial. Quizás, en uno años, los salmantinos puedan utilizar su teléfono móvil para alertar de incendios con sólo una foto gracias a la idea de estos estudiantes de Salamanca.  Aunque, para eso, la provincia deberá empezar por mejorar su cobertura de telefonía móvil.

Fuente: Salamanca 24 horas

La CODDII de Castilla y León celebra su reunión anual en Salamanca

La CODDII de Castilla y León celebra su reunión anual en Salamanca

La Universidad Pontificia de Salamanca y la Universidad de Salamanca acogieron ayer la reunión anual de la Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática de Castilla y León.

El evento, organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca y la Facultad de Ingeniería Informática de la Universidad Pontificia de Salamanca, giró en torno a la formación y las oportunidades laborales de los graduados.

Se hizo un repaso del último ejercicio y del estado de los grados en Ingeniería Informática de la comunidad. Posteriormente, los decanos se reunieron en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca con empresas empleadoras de graduados en Ingeniería Informática o colaboradoras en los programas de prácticas de estos grados.

Se reivindicó, informa TribunaSalamanca.com, un mayor reconocimiento de la actividad profesional del informático, dado que, al ser una titulación relativamente nueva, entra en fuerte competencia con otras profesiones más longevas. Además, la sociedad no está lo suficientemente informada de la función de un ingeniero informático, señalaron los reunidos.

Alfonso José López Rivero, doctor en Informática por la UPSA, destacó el pleno empleo de los titulados en Ingeniería Informática y subrayó «el valor añadido que presentan los ingenieros informáticos frente a expertos en tecnología. Un titulado en Ingeniería Informática», dijo, «es trasversal a todos los sectores porque estos profesionales aportan conocimientos en la génesis de ideas, así como distintas perspectivas. Las empresas están demandando perfiles profesionales de informática, acompañados con otro tipo de conocimientos».