Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados NASA

De Mengíbar a la NASA: Aventura de un ingeniero informático y de inteligencia artificial

A sus cuarenta años ha conseguido todo lo que se ha propuesto a base de esfuerzo, sacrificio y mucho estudio. El último logro de Miguel Ángel López Medina, jiennense de Mengíbar y doctor en ingeniería informática e inteligencia artificial, ha sido dar una conferencia en la NASA sobre una investigación de su propia cosecha. Proviene de una familia humilde que trabajaba en la antigua tienda Modas Loli, origen de los valores que le han llevado a su escalafón profesional.

Puedes leer la entrevista completa en Diario Jaén

Un simulador de incendios forestales ‘made in Zaragoza’, finalista en un concurso de la NASA

Predictfire, un algoritmo desarrollado por el equipo Sin Rocket no hay Paraíso, es uno de los 35 proyectos de todo el mundo que están en la final.

Respondieron al reto lanzado por la NASA desarrollando un simulador de propagación de incendios. Un algoritmo al que han llamado Predictfire. Lo probaron utilizando datos abiertos de la NASA para la zona del Moncayo y con él han conseguido ser uno de los 35 equipos de todo el mundo finalistas del NASA Space Apps Challenge. En diciembre, los jueces darán a conocer los ganadores absolutos.

Se hacen llamar Sin Rocket no hay Paraíso y son de Zaragoza. Son seis y combinan diferentes formaciones: ingeniería informática, ingeniería industrial y electrónica, incluso algo de experiencia en ingeniería agrícola. Diego Royo, David Ubide, Lorenzo Cano, Andrés Fandos Villanueva, David Morilla Cabello y Pedro Antonio Orós Milián aprovecharon a tope el fin de semana del hackathón que, por noveno año consecutivo, se celebró el 1 y 2 de octubre en Zaragoza. Eligieron el reto ¡Se buscan desarrolladores de análisis de datos de la Tierra! Y con Predictfire lograron el pase a la fase internacional.

La ingeniera informática Charlie Blackwell-Thompson es la mujer de la NASA que dirige el lanzamiento de la misión Artemis I a la Luna

El éxito o el fracaso de la misión inaugural Artemis I que abre las puertas del retorno de Estados Unidos a la Luna recae sobre los hombros, la pericia y la inteligencia de una mujer, la primera que ejerce el importante cargo de Directora de Lanzamientos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) en sus 64 años de historia.

Se llama Charlie Blackwell-Thompson y es quien pronuncia la palabra inglesa “go”, que da paso al proceso de despegue del nuevo lanzador espacial de nombre Sistema de Lanzamiento Espacial o SLS. En estos precisos instantes ocupa un lugar preferente en la misma sala que ejerció el control de la misión Apolo 11 en julio de 1969 en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, que culminó con el descenso sobre la Luna de los dos primeros seres humanos.

Ella es la máxima responsable de liderar y administrar la planificación y ejecución del conjunto de las operaciones que deben dar luz verde al despegue de la misión Artemis I, cuyo despegue está programado para el 29 de enero, entre las 14:33 y las 16:33 hora peninsular española. No es un trabajo nuevo para ella porque, “he pasado la mitad de mi vida como un ingeniero más en la sala de la que ahora soy la jefa”.

Sus funciones incluyen supervisar la cuenta atrás desde 46 horas y 40 minutos antes del despegue del lanzador SLS que lleva en su parte alta la capsula tripulada Orión, en está ocasión sin astronautas a bordo. Bajo ella hay un primer equipo de 91 ingenieros veteranos y otros más noveles, y un segundo de apoyo en una sala contigua con otros 60 técnicos. Todos ellos están sentados frente a centenares de pantallas que reflejan todos los parámetros de interés de los equipos a bordo y en tierra, incluidos los meteorológicos.

Fuente: Atalayar.com

El reto Space Apps Challenge de la NASA vuelve a Alicante con Everis NTT Data y Torre Juana

La compañía Everis NTT DATA y Torre Juana OST se suman por cuarto año consecutivo para actuar como embajadores del evento Space Apps Challenge 2021 de la NASA en calidad de hubs locales y proporcionar soporte y difusión a la iniciativa para que todas aquellas personas interesadas en participar desde Alicante puedan hacerlo y aportar sus soluciones.

El requisito principal para participar en este reto planteado por la NASA es ser mayor de 12 años, tener pasión por la tecnología y el espacio.

Seguir leyendo: https://alicanteplaza.es/el-reto-space-apps-challenge-de-la-nasa-vuelve-a-alicante-con-everis-ntt-data-y-torre-juana

Fuente: Alicante Plaza

La idea de seis estudiantes de informática de la Pontificia para prevenir y detectar incendios que le ha interesado mucho a la NASA

Estudiantes Univesidad Pontificia en NASA Space Apps Challenge (Foto: Salamanca 24 horas)

No hay que retrotraerse mucho en el tiempo para encontrar casos de graves incendios forestales ocurridos en España que hayan puesto en riesgo tanto a la población como a los equipos de emergencias encargados de apagarlos. Basta con echar la vista atrás al pasado verano y revivir lo sucedido en Madrid o Canarias para considerar que la amenaza de las llamas (muchas veces provocadas) es un grave problema al que se enfrentala población, principalmente en época estival.

Gabriel Jiménez, Gonzalo Martín, Jorge Vallejo, Francisco Javier Bellido, Guillermo Fuentes y Alejandro Marcos son seis jóvenes estudiantes del tercer curso de ingeniería informática de la Universidad Pontificia de Salamanca. Dos de ellos son de Salamanca capital, uno más de Lumbrales y el resto de Plasencia, Badajoz y Valladolid.

A principios de curso, en septiembre, desde la Facultad de Informática les propusieron participar en un hackathon, una competición de programadores para diseñar soluciones de software por grupos. No era un concurso al uso para demostrar capacidades. Se trataba del hackathon internacional de la NASA, una competencia que se lleva a cabo en todo el mundo con la participación de más de 18.000 científicos e ingenieros de setenta y cinco países.

Con este programa, denominado NASA Space Apps Challenge, la agencia aeroespacial estadounidense pretende poner a prueba a los jóvenes investigadores para dar solución a distintos retos sobre la tierra y el universo. Quien sabe, quizás una de las ideas que nazcan de esta incubadora se convierta en una herramienta clave para el futuro de la humanidad.

Por eso, porque se trataba de un reto, los seis jóvenes estudiantes quisieron participar para coger experiencia y aprender a coordinarse en equipo, que no siempre es una tarea sencilla. «De entre las seis temáticas que nos proponían para el desarrollo de ideas, elegimos la que tenía que ver con la Tierra y con la detección y prevención de incendios «, cuentan los seis estudiantes a SALAMANCA24HORAS.

Así nació el equipo UPNASA y el proyecto AI and Smartphones to prevent and detect fires, con el que han conseguido seducir a un exigente jurado y llegar a la fase final de este hackathon. Del proyecto, los chicos crearon FireHazard, una aplicación para teléfonos móviles que sirve para prevenir y detectar fuegos en espacios exteriores. «La herramienta permite hacer una fotografía con el móvil al detectar un posible fuego, que se envía automáticamente al servidor de la NASA. La agencia aeroespacial confirma el incendio (gracias a sus satélites) y si es real, la aplicación envía una alerta al servicio de emergencias 112», explican.

Sin embargo, el proyecto va más allá. «Lo que más atrajo al jurado fue el sistema de alertas», dicen. Y es que lo que propone esta app es que no sólo al enviar una fotografía de un incendio se de aviso inmediatamente al 112, también a los vecinos de la zona, para que estén alerta. «Nos hemos documento y hemos podido conocer que gran parte de las víctimas de los incendios forestales se ven cercadas en la zona del fuego sin ningún tipo de información. La idea es que un sms les informe pocos minutos después de que el fuego se haya originado, para que puedan tener tiempo para ponerse a salvo», afirman. La alerta puede aparecer en los móviles incluso si el teléfono se encuentra apagado.

«El servicio de geolocalización de la aplicación, además, permite también saber la ubicación exacta de la persona que ha enviado la foto para proponerle rutas de escape, teniendo en cuenta la meteorología de la zona y el terreno en el que se encuentre, y contando también con un algoritmo de predicción de la NASA sobre cómo han reaccionado los fuegos que se han producido en ese terreno anteriormente. Además, la aplicación propone consejos prácticos para reaccionar ante un incendio forestal y urbano», explican.

«Nuestro objetivo es que la aplicación sea una alternativa más inmediata a la llamada al Servicio de Emergencias para alertar de un incendio». La persona no tendrá que detallar en qué lugar se encuentra, será inmediatamente colocada en un mapa interactivo. El usuario, por tanto, informará del suceso y, además, generará que las personas que se encuentran cerca de ella sean informadas de lo que está pasando y de cómo pueden escapar. 

Su idea (y especialmente su presentación) ha gustado. En 2020 se sabrá si la NASA les premia, a cambio de su idea, con un viaje a Cabo Cañaveral para ser testigos en privilegiada posición de un lanzamiento espacial. Quizás, en uno años, los salmantinos puedan utilizar su teléfono móvil para alertar de incendios con sólo una foto gracias a la idea de estos estudiantes de Salamanca.  Aunque, para eso, la provincia deberá empezar por mejorar su cobertura de telefonía móvil.

Fuente: Salamanca 24 horas

Robonity, que lidera el ingeniero informático Ramón González, trabaja con la NASA y el MIT en proyectos con robots

Robonity Nasa MIT

La próxima exploración que parta de la Tierra con destino a la Luna puede tener un marcado sello almeriense gracias a la incansable actividad tecnológica y científica que desarrolla Robonity, la empresa afincada en Roquetas de Mar y que fundó y lidera el ingeniero informático e investigador almeriense Ramón González. 

Una noticia de transcendencia internacional que se pudo conocer hace tan solo unas semanas, cuando el trabajo realizado durante los últimos años por el consorcio formado por la startup Robonity, la NASA y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) fue publicado  en la prestigiosa revista científica Autonomous Robots. Trabajo que firma el fundador de Robonity junto con dos personajes fundamentales en la investigación actual con robots, como son Karl Iagemma y Dii Apostolopoulos. 

Los movimientos 

Y es que, la pasión que el ingeniero informático y empresario almeriense siente por la tecnología y, especialmente, por la robótica le han llevado a ser parte de este prestigioso consorcio cuya principal finalidad es dar con la mejor manera en la que pueden moverse los robots que son enviados a la luna para investigar el satélite de la Tierra. 

Y ahí es donde entra en juego el papel fundamental de González y su empresa, ya que, gracias a un simulador informático desarrollado por la compañía con sede en el municipio de Roquetas de Mar, se ha podido realizar una simulación lo más real posible de las dificultades que estos robots pueden encontrarse en su particular visita a la superficie lunar. “En la Luna todo es muy diferente a lo que conocemos y los movimientos de los robots se ven afectados por la gravedad, por la orografía tan peculiar que tiene el satélite y por otras cuestiones, lo que hace que sea prácticamente imposible saber cómo va a reaccionar un robot una vez esté allí. Porque en muchas ocasiones ocurre que el robot se encuentra con una especie de badén en los que se queda atascado sin poder salir”.

Simulación real

Y ahí, Robonity ha sido decisivo porque, gracias a sus algoritmos, ha podido guiar los movimientos de estos robots en un plano real y en tres dimensiones del Polo Sur del satélite lunar y bajo las características condiciones atmosféricas del gigante blanquecino que alumbra las noches.

Algo que para González es “un auténtico privilegio”. Aunque este joven nacido en Viator ha contado con muchos de estos “privilegios” gracias a su tesón y buen hacer en materia de investigación tecnológica. 

Después de terminar Ingeniería Informática en la Universidad de Almería (UAL) y realizar un doctorado en Robótica, también en la universidad almeriense, viajó por otras universidades de la geografía española hasta desembarcar en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts como investigador principal en el grupo de Movilidad Robótica, a donde llegó en 2014. Y, por si fuera poco, la meteórica carrera de este almeriense le ha valido trabajar en proyectos para la OTAN  y las Naciones Unidas. Todo, antes de regresar y crear Robonity en 2017. “Tenía claro que quería hacer realidad mis proyectos desde Almería”, sentencia.

La importancia

Pero si en algo hace hincapié González es en la importancia de descubrir qué hay en el satélite de nuestro planeta Tierra. “Es una cuestión fundamental para el futuro del ser humano”. Así lo defiende el investigador y emprendedor almeriense, quien ve en la Luna el paso previo al descubrimiento y a la llegada del hombre (o de la mujer) a otros planetas. 

Fuente: La voz de Almería

Suscríbete a nuestro boletín semanal