Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados UNED

Científicas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la URJC y la Facultad de Educación de la UNED han elaborado un test de evaluación de pensamiento computacional para educación primaria

URCJ pensamiento computacional

Científicas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII), en colaboración con la Facultad de Educación de la UNED, han elaborado un test de evaluación de pensamiento computacional para utilizarlo en niveles de educación primaria. Los resultados de su investigación se presentaron hoy en el congreso internacional sobre educación EDUCON.

Las principales herramientas de evaluación de pensamiento computacional que existen actualmente están dirigidas a etapas educativas superiores. Sin embargo, esta habilidad cognitiva es fundamental para múltiples áreas de la vida cotidiana y su aprendizaje debería comenzarse desde edades tempranas.

En este sentido, investigadoras del departamento de Ciencias de la Computación de la URJC han desarrollado un cuestionario adaptándolo a las primeras etapas educativas. “El Test de Pensamiento Computacional para Principiantes (BCTt) podrá usarse como herramienta de evaluación del pensamiento computacional. Este test se ha sometido a un proceso de validación de diseño y contenido, así como de su fiabilidad”, explica María Zapata-Cáceres, investigadora de la ETSII y coautora del estudio junto a su compañera de departamento Estefanía Martín-Barroso y Marcos Román-González, investigador de la Facultad de Educación de la UNED.

Los resultados de este trabajo los presentan hoy en la IEEE Global Engineering Education Conference (EDUCON), que se está celebrando esta semana en Oporto (Portugal).“El BCTt puede utilizarse como herramienta de evaluación del pensamiento computacional en alumnos de 5 a 10 años, así como pre-test y post-test en otras investigaciones, lo cual es fundamental para la inclusión de esta competencia en el currículo educativo y, en consecuencia, el aprendizaje de estas habilidades fundamentales en el siglo XXI”, destaca María Zapata.

Según los expertos consultados, el test desarrollado por el equipo de investigación aporta mejoras relevantes en su diseño y contenido. Además, las preguntas han sido ordenadas según su dificultad y relevancia.

Diseño atractivo y comprobación de la fiabilidad del test

Los resultados obtenidos han sido confirmados en un estudio estadístico llevado a cabo con estudiantes de educación primaria. Para la validación del BCTt, el equipo científico desarrolló una primera versión, basada en el Test de Pensamiento Computacional (CT). “Esta aplicación, dirigida a etapas educativas superiores, está validada con respecto al contenido, fiabilidad y validez predictiva. Además de adaptarlo a etapas educativas tempranas, hemos añadido mejoras sustanciales como, por ejemplo, la inclusión de transiciones entre casillas de las preguntas de tipo laberinto o la adaptación a personas con daltonismo”, señala María Zapata.

Esta versión inicial fue sometida a un proceso de validación de contenido a través de 45 expertos, compuesto por profesionales informáticos y profesores de educación infantil y primaria, que evaluaron el BCTt en cuanto a forma, contenido, dificultad y relevancia.

En la siguiente fase, el equipo de investigación desarrolló una segunda versión del BCTt con 25 preguntas sobre diferentes conceptos computacionales, cuya eficacia se evaluó con 299 estudiantes de educación primara de tres colegios de la Comunidad de Madrid. “Los resultados indican que las mejoras incluidas son significativas, sobre todo en los alumnos más jóvenes”, apunta la investigadora de la URJC. “Obtuvimos una fiabilidad a lo largo de toda la muestra con un coeficiente Alfa de Cronbach de 0,824, que es una muy buena fiabilidad”, añade.

La eficacia de esta herramienta, empleada en niveles de educación primaria, abre la puerta a nuevos estudios para comprobar si el test BCTt también resultaría fiable en estudiantes de educación infantil.

Fuente: Comunicación URCJ

UNED y la Universidad de Stanford destacan la utilidad de los laboratorios digitalizados en la cuarentena

Investigadores de la UNED y la Universidad de Stanford han destacado que los laboratorios digitalizados son un sistema que «puede ser útil» para ofrecer prácticas de experimentación a los estudiantes, en estos momentos de confinamiento derivado de la alerta por Covid-19.

Así lo pone de manifiesto el artículo publicado en la revista IEEE Transactions on Industrial Informatics por el profesor del departamento de Informática y Automática de la ETS de Ingeniería Informática de la UNED, Luis de la Torre Cubillo, junto a investigadores de la Universidad de Stanford, sobre la Generación automática y fácil implementación de laboratorios digitalizados.

El trabajo describe la generación automática de laboratorios digitalizados usando de forma combinada dos herramientas que permiten generar y publicar de forma automática gemelos digitales de laboratorios remotos para usarlos en aprendizaje online de forma masiva.

La primera de estas herramientas ha sido desarrollada por la UNED y sirve para comunicarse con laboratorios remotos. La otra, desarrollada en la Universidad de Stanford, consiste en generar aplicaciones web automáticamente a partir de los datos de los experimentos.

El profesor de la Torre, durante sus dos estancias en Stanford, integró el protocolo de comunicación de la UNED en laboratorios remotos, en la plataforma de experimentos online de Stanford conocida como iLabs.

La combinación de esta plataforma con el mecanismo de comunicación le permitieron conectar desde Palo Alto con los laboratorios de la UNED en Madrid y registrar un conjunto completo de datos experimentales relevantes de dos laboratorios remotos y de sus correspondientes imágenes para generar automáticamente las aplicaciones web HTML5, para que cualquier usuario pueda experimentar con el gemelo digital del laboratorio.

Las ventajas de estos gemelos digitales son, por un lado, que los usuarios pueden realizar los experimentos sin necesidad de conectarse con el equipo del laboratorio y, por otro, que pueden utilizarlo tantos usuarios como se requiera de manera simultánea, permitiendo así su uso, por ejemplo, en MOOCs, donde hasta ahora los laboratorios remotos no podían ofrecer servicio a la ingente cantidad de estudiantes que se matriculan en ellos.

Para el investigador de la UNED, en Stanford tenían plataforma web Wdonde dar de alta nuevos experimentos basados en gemelos digitales, pero suponía un trámite extremadamente complejo y laborioso».

«Lo que mi trabajo ha aportado son los protocolos de comunicación con laboratorios remotos que facilitan de forma extrema compartir un nuevo experimento en dicha plataforma. Estos protocolos de comunicación, además, también pueden servir para otras aplicaciones como el internet de las cosas o el control de sistemas en red», ha explicado el experto.

El protocolo de comunicación con laboratorios remotos inteligentes de la UNED ya dispone de dos implementaciones que están totalmente operativas: LabVIEW y Python.

Fuente: Diario Siglo XXI