Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados URJC

Certamen Ada Byron de las universidades madrileñas

El equipo encargado de la organización del certamen de programación competitiva ‘Ada Byron’ llevaba planeando esta edición durante meses. El trabajo ha merecido la pena. Aunque la edición que se celebró este pasado fin de semana en Móstoles ha estado marcada de manera indudable por la pandemia, ha resultado un gran éxito al reunir un total de 30 equipos de todas las universidades públicas madrileñas en las instalaciones de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática (ETSII), con todas las medidas de seguridad necesarias.

Como explica Jesús Sánchez-Oro, profesor de la ETSII y coordinador del grupo de Programación Competitiva y de la organización del concurso, “dispusimos de un edificio entero en el campus de Móstoles, lo que nos permitió realizar el evento, pudiendo incluso sacar el catering al exterior”. Sánchez Oro agradece el apoyo de la ETSII, los patrocinadores y la Universidad, sin cuya participación, este éxito no habría sido posible.

Esta edición es la segunda del certamen ‘Ada Byron’ que organiza la URJC. Aunque la celebrada en 2019 no tiene nada que ver con la que ha tenido lugar este año. Para Sánchez-Oro “el primer año supuso un esfuerzo titánico y salió bien y este año nos vino la pandemia” y añade que “el equipo de trabajo que tenemos es lo mejor que me he podido encontrar. Han dado una vuelta al concurso y han hecho que sea mucho más potente. El balance es muy positivo. En cuanto a gestión, va a ser difícil que se mantenga el nivel en otras ocasiones”.

La Complutense, dominadora

Ada Byron 2021 estuvo totalmente dominado por el equipo ‘SoloVerdisOscuros’ de la Universidad Complutense de Madrid. Formado por estudiantes de tercer y cuarto curso mostraron una superioridad total respecto al resto de grupos. Resolvieron los 13 problemas, fueron los primeros en resolver 6 de los 13 y encontraron la solución de los primeros en cuatro minutos. Para Jesús Sánchez-Oro, “mostraron un nivel muy alto, fuera de lo normal”, que sorprendió a los propios organizadores.

En lo que respecta a los equipos de la Universidad Rey Juan Carlos. El equipo C-ANSInos, formado por estudiantes de primero, consiguieron el ‘bronce’ de su categoría, mientras que los de segundo, se hicieron con un 4º puesto en la suya.

A pesar de lo extremadamente competitivo del evento, Jesús Sánchez-Oro recalcó el buen ambiente que lo caracterizó, “al final es como un encuentro de amigos a lo grande, porque todos llevamos tiempo hablando”.

Como en cada edición, Ada Byron, ha sido un importante escaparate para los jóvenes programadores que han podido demostrar sus habilidades ante compañeros y compañeras, docentes y potentes empresas del sector, que emplean ven en este certamen como un lugar en el que ‘ojear’ las aptitudes de posibles candidatos a integrar sus equipos en un futuro.

Nuevos retos para la programación competitiva

Tras esta exitosa edición de Ada Byron, el grupo de programación competitiva afronta los siguientes meses desarrollando el curso gratuito que tienen en marcha para estudiantes de la universidad y pendientes de los eventos, que se han reducido mucho con la pandemia.

En estos momentos, participan en torneos online, para entrenar mientras vuelven las competiciones y tienen planeado que, debido a la entidad que ha adquirido el grupo, los estudiantes que participan en el curso y en los torneos formen una asociación.

Fuente: Comunicación URJC

La URJC organiza el gran fin de semana de la programación competitiva

La Universidad Rey Juan Carlos, a través de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática, celebra el certamen de programación ‘Ada Byron’. En él, equipos de diferentes universidades resolverán desafíos basados en entrevistas de trabajo reales a programadores.

‘Ada Byron’ es el certamen universitario de programación competitiva más importante de la Comunidad de Madrid. Este año, la Universidad Rey Juan Carlos, se encarga de su organización tras haberlo hecho en marzo de 2020, poco antes de la declaración del Estado de Alarma por la pandemia de la COVID-19. Tendrá lugar los días 23 y 24 de abril en el campus de Móstoles.

La situación sanitaria marca una edición que pretendía dar el salto nacional en modalidad presencial, como explica el profesor de la ETSII, Jesús Sánchez-Oro, uno de los coordinadores del evento, “queríamos hacerlo a nivel nacional, pero con la pandemia ha sido imposible realizarlo de manera presencial”.

Como en tantas parcelas de la vida, la pandemia ha obligado al concurso a adaptarse. “Hemos organizado dos concursos: uno presencial con 30 equipos de universidades públicas de la Comunidad de Madrid y otro online, con 23 equipos, para que universidades del resto de España puedan participar en remoto”, explica Sánchez-Oro.

En este sentido, se ha confirmado la participación de equipos de la Universidad de Castilla La Mancha y la Universidad de Sevilla. Así mismo, en el modo online se ha posibilitado la participación de equipos de institutos de secundaria.

La modalidad presencial, que se desarrolla en las instalaciones de la Universidad Rey Juan Carlos en Móstoles, contará con todas las medidas sanitarias necesarias para su realización, “la ETSII y la Universidad nos han dejado un edificio y una amplia disponibilidad de aulas, además de todo el material higienizante. Por otra parte, los equipos podrán utilizar tres ordenadores, en lugar de uno por equipo como en ediciones anteriores, para asegurar la distancia social”.

Problemas basados en preguntas profesionales

Los participantes, tanto en presencial como online, tendrán que resolver, durante 5 horas, problemas basados en preguntas realizadas en entrevistas de trabajo a programadores, “aunque no puedo concretar mucho, pueden ser cosas que tengan que ver con la ruta más corta entre una ciudad y otra o encontrar la mejor localización para abrir unas instalaciones”, explica Sánchez-Oro. Todo relacionado con la programación en base a algoritmos. Un equipo de 10 docentes de la ETSII se han encargado de diseñar los desafíos.

Participarán estudiantes desde 1º a 4º de grados que incluyan contenidos de programación. Hay varias categorías según los cursos y cada equipo está formado por integrantes de un mismo curso. Según Jesús Sánchez-Oro, “los equipos de 3º y 4º de la URJC son bastante fuertes y tienen experiencia de otras ediciones, los de 1º y 2º llevan poco tiempo, habrá que verlos”.

Atractivos premios

La edición 2021 de ‘Ada Byron’ cuenta con premios que interesarán seguro a los participantes. Así, los participantes en la modalidad presencial, podrán optar a regalos como periféricos profesionales de ‘gaming’, smartphones, drones o libros relacionados con la programación competitiva. En modalidad online, se premiará a los ganadores con tarjetas de compra de Amazon o similar.

La celebración de esta edición es posible, además del apoyo de la ETSII y de la URJC, gracias a los patrocinadores que han apostado por el certamen. “Este año hemos tenido mucha suerte con patrocinadores: Accenture, que es el principal y sin ellos esto sería imposible, Idealista, ThoughtWorks, Autentia y AT sistemas”, señala Jesús Sánchez-Oro.

La presencia de dichos patrocinadores posibilita también la conexión entre los estudiantes un sector en constante búsqueda de nuevos talentos que incorporar.

‘Ada Byron’ 2021 será retransmitido íntegramente en Youtube. Las retransmisiones contarán con comentarios al estilo de las competiciones de eSports. Más información, en este enlace.

Fuente: URJC

La URJC participa en un proyecto europeo de apoyo a la formación en biomedicina

El proyecto CeBMi persigue la creación de un centro universitario dedicado a la formación en áreas relacionadas con la informática médica y biomédica y cuenta con la participación de trece socios provenientes de universidades e instituciones tecnológicas europeas, entre ellas la URJC, en el marco de la convocatoria de Alianzas para el Conocimiento Erasmus+ K2.

El desarrollo e implementación de este centro para el apoyo formativo focalizará sus esfuerzos en la creación y entrega de nuevos cursos y programas en biomedicina. Los cursos se ofrecerán tanto a nivel de grado como de posgrado, con el fin de abordar un amplio espectro de requisitos en competencias básicas a nivel profesional. De manera que, “el centro proporcionará un entorno estimulante para la cooperación de universidades técnicas, médicas y empresas que completarán el proceso de adquisición de conocimientos, habilidades y competencias adicionales en esta área, así como la definición de un perfil profesional emergente e innovador en lo que a medicina y tecnología de la información respecta”, explica Luis Pastor, profesor de la E.T.S. de Ingeniería Informática y coordinador del equipo de la URJC. Además, el centro estará abierto a otros socios ajenos al consorcio que deseen participar en actividades de cooperación que ayuden a garantizar el impacto y la sostenibilidad del proyecto.

La URJC cuenta con un equipo más que experimentado

El equipo de la URJC que colabora en este proyecto actualmente se encuentra participando en el desarrollo de los módulos de Simulación Médica y Quirúrgica y Telemedicina. La participación en simulación parte de la experiencia acumulada durante los últimos años en diversos proyectos dirigidos al desarrollo de distintos simuladores, como el Simulador y Asistente de Anestesia Regional, desarrollado dentro del proyecto europeo homónimo, y el simulador de cirugía artroscópica Insight-MIST, desarrollado por el grupo GMRV de la URJC con la empresa española GMV y comercializado posteriormente como ARTHRO Mentor (después de la adquisición del simulador por la empresa Simbionix, posteriormente adquirida a su vez por 3D SYSTEMS). Adicionalmente, la URJC junto con la universidad de Oulu (Finlandia), realizarán el desarrollo del módulo de formación en Telemedicina.

”Después de un primer análisis de las necesidades de formación en el área de biomedicina e informática médica, y teniendo en cuenta la experiencia y las capacidades formativas de los socios, durante el primer año se ha definido la estructura educativa del nuevo centro y se ha comenzado a trabajar en distintos módulos de formación, como el Procesamiento de Señal e Imagen, la Simulación Médica y Quirúrgica, la Minería de Datos, la Telemedicina o la Inteligencia Artificial para el Soporte de Toma de Decisiones”, destaca Luis Pastor.

Además, hay que señalar que la colaboración de la URJC en este proyecto cuenta con la participación también de profesores y alumnos del grado de Ingeniería Biomédica, que podrán acceder a los materiales docentes desarrollados durante el proyecto CeBMI.

Fuente: URJC

El catedrático de la URJC Laureano Escudero, premiado por su contribución a los avances en la estadística y la investigación operativa

La Sociedad Española de Estadística e Investigación Operativa (SEIO), en colaboración con la Fundación BBVA, ha concedido una medalla al catedrático de la URJC como reconocimiento a su labor científica. Laureano Escudero se retiró en 2013 y, actualmente, continúa colaborando de manera activa en la investigación, con decenas de artículos publicados en estos años.

La primera convocatoria de las medallas de la SEIO nace con el objetivo de reconocer la labor de aquellos socios que hayan contribuido de forma relevante y continuada al avance y la proyección de la Estadística y la Investigación Operativa como disciplinas científicas, con proyección internacional. La Sociedad Española de Estadística e Investigación Operativa, en colaboración con la Fundación BBVA, ha concedido una de estas medallas a Laureano F. Escudero Bueno, catedrático retirado de la Universidad Rey Juan Carlos.

El profesor Escudero ha sido catedrático en el departamento de Estadística e Investigación-Operativa entre los años 2008 y 2013. Desde su retirada ha continuado como colaborador honorífico de la URJC en la investigación, con decenas de artículos publicados en estos años.

Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Comercial de Deusto (Bilbao, 1974) y licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid (1972), Laureano Escudero cuenta con una amplia trayectoria como docente e investigador. Ha sido profesor de Estadística Matemática y Teoría de la Decisión en la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid (1974-1977), profesor asociado tipo IV en el departamento de Estadística e Investigación Operativa de la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid (1992-2000) y catedrático en el departamento de Estadística e Investigación Operativa en la Universidad Miguel Hernández Elche (Alicante, 2000-2007). Además, ha dirigido 12 tesis de doctorado en Optimización Matemática, es autor de 5 libros y coautor de otro, y ha publicado más de 150 artículos científicos en prestigiosas revistas, la mayoría líderes en la indexación JCR.

En 1987, el Ministerio de Defensa le concedió la Cruz al Mérito Aeronáutico con Distintivo Blanco, Primera Clase, por sus trabajos en el ámbito de Optimización Matemática como colaborador honorifico del ministerio.

En el ámbito empresarial, ha tenido diversos cargos directivos en el Grupo Iberdrola, siendo el director del departamento de Ingeniería de Sistemas de Soporte a la Decisión (sistemas de Inteligencia Artificial y Optimización Matemática) en la división Iberdrola Ingeniería y Consultoría.

Una trayectoria internacional

Durante el periodo 2003-04, Laureano Escudero fue presidente de la EURO (Association of European Operational Research Societies), siendo el primer español en desempeñar este cargo, y cuenta con el EURO Golden Pin (2007).

El profesor Escudero ha sido Scholar Visitor en la Carnegie Mellon University (CMU) de Pittsburgh (Estados Unidos, 2014) y en la Northeastern University (NEU) de Shenyang (China, 2018). Ha trabajado en IBM Research, Scientific and Development Centers en Madrid, Palo Alto (California), Sindelfingen (Alemania) y T.J. Watson Research Center (Yorktown Heights, Nueva York), 1972-1991, en el área de Optimización Matemática. En 1987 fue nombrado miembro de la New York Academy of Sciences.

Fuente: URJC

La «mano virtual» del profesor de la ETSII de la URJC Miguel Ángel Otaduy ofrece una experiencia de tacto más natural

La Comisión Europea acaba de publicar los resultados del proyecto CLAP, liderado por el profesor de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática (ETSII) de la URJC, Miguel Ángel Otaduy. Su equipo ha desarrollado un sistema que permite manejar objetos en entornos virtuales de manera mucho más natural.

La interacción con los objetos en los entornos virtuales sigue siendo uno de los campos de mayor desarrollo en el campo de la Realidad Virtual. La tecnología desarrollada en el marco del proyecto CLAP dirigido por el profesor de la ETSII, Miguel Ángel Otaduy permite “coger, manipular y soltar objetos en entornos virtuales de una manera mucho más natural”, como explica el docente en un artículo publicado en la plataforma de difusión de resultados científicos de proyectos de la Comisión Europea (CORDIS)

Miguel Ángel Otaduy y su equipo de investigadores de la URJC han creado el esqueleto digital de una mano, cubierto por una ‘piel’ flexible y suave que se deforma al contactar con diferentes objetos en entornos virtuales. Hasta ahora, la mayoría de los sistemas detectan un objeto cercano a través de sensores, sin tener en cuenta el agarre o la orientación de la mano.

La tecnología desarrollada en el proyecto CLAP permite calcular la superficie de contacto de la mano con el objeto, facilitando una manipulación más realista de dichos elementos en entornos virtuales.

Compatible con todos los dispositivos

La ‘mano virtual’ de Otaduy y su equipo es compatible con la mayoría de los sistemas de Realidad Virtual existentes en la actualidad “podemos usar guantes, sistemas basados en cámaras, infrarrojos, etc”, explica el profesor de la ETSII.

Gracias al apoyo del European Research Council el proyecto pudo probarse, y, como señala Miguel Ángel Otaduy, “fue crucial continuar con la investigación y atraer el talento correcto” que añade, “pudimos entonces integrar algoritmos fundamentales con múltiples tecnologías como dispositivos de seguimiento y visualización, dando un paso hacia la comercialización”.

Búsqueda de socios

“La interacción manual permite hacer realidad modelos informáticos para crear mundos virtuales que sean realmente interactivos. Es una manera fascinante de unir física, matemáticas e informática y jugar con algo que solo existe dentro de un ordenador”, explica el profesor de la ETSII, Miguel Ángel Otaduy.

Tras la concepción y el desarrollo, llega la fase de la comercialización, para ello, Miguel Ángel Otaduy y el equipo que desarrolla CLAP se encuentran a la búsqueda de socios comerciales, inversores y colaboradores que permitan al proyecto avanzar a la siguiente fase. “En estos momentos estamos intentando crear una ‘spin-off’, para lo que estamos en conversaciones con varios servicios de la Universidad. También estamos tratando de expandir las aplicaciones de CLAP que se puede utilizar en los campos de la interacción social, teleconomunicaciones y una comunicación interpersonal a distancia más realista”, indica el docente de la ETSII.

Fuente: Universidad Rey Juan Carlos

El impacto de la Inteligencia Artificial en la vida cotidiana

Este año, como consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19, la celebración de la Noche Europea de los Investigadores tendrá lugar los días 27 y 28 de noviembre. Una de las principales novedades que ofrece la Universidad Rey Juan Carlos es que esta edición será en formato online. Los participantes estarán en contacto directo con los investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII), que desarrollarán en remoto las distintas actividades del programa ¿Cómo nos ha cambiado la vida la Inteligencia Artificial?

A través de juegos, talleres participativos, simulaciones y concursos, se pretende mostrar el impacto que han tenido las nuevas tecnologías en la vida cotidiana de las personas, desde las numerosas aplicaciones móviles a la Realidad Aumentada. “En el momento tan singular que estamos viviendo las nuevas tecnologías se han convertido en indispensables, ya no sólo desde un punto de vista lúdico o para facilitarnos nuestra vida personal o social, sino también para poder desarrollar nuestro trabajo, seguir nuestros estudios y realizar multitud de trámites administrativos”, destaca María Eugenia Castellanos Nueda, subdirectora de Investigación de la ETSII y coordinadora de las actividades.

De hecho, en la época anterior a la COVID-19, ya se había constatado cómo las nuevas tecnologías habían cambiado profundamente los hábitos de los usuarios. “A modo de ejemplo, los españoles pasaban 5:20 horas en Internet, mientras que viendo televisión transcurrían menos de la mitad de ese tiempo, 2:53 horas, según recoge el estudio anual de la plataforma de administración de redes sociales Hootsuite y We Are Social”, expone María Eugenia Castellanos.

Leer más: https://www.urjc.es/todas-las-noticias-de-actualidad/5740-el-impacto-de-la-inteligencia-artificial-en-la-vida-cotidiana

Fuente: Comunicación URJC

El equipo del profesor Otaduy de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática de la URJC, premiado en Washington por su desarrollo del tacto virtual

Los investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos han conseguido desarrollar un algoritmo que permite recrear sensaciones de tacto virtual en escenas genéricas con elementos como corrientes de aire o humo a través de un dispositivo de ultrasonidos.

El hallazgo de Miguel Ángel Otaduy, Héctor Barreiro y Stephen Sinclair permite tener una sensación táctil leve de elementos gaseosos como el humo o cambios de corrientes de aire. Según explica Miguel Ángel Otaduy, investigador principal del proyecto y profesor de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática (ETSII), “se trata del primer algoritmo que recrea, de manera leve, la sensación de tacto en escenas genéricas de realidad virtual. Otros anteriores funcionaban para situaciones concretas”.

Esta investigación se ha llevado el premio al ‘Best IEEE Transactions on Haptics Short Paper’, es decir, publicaciones en revistas, del Congreso IEEE Haptics Symposium 2020, celebrado en Washington, de manera virtual en la última semana de junio.

Para Miguel Ángel Otaduy este galardón, “es un reconocimiento al trabajo que estamos haciendo que marca que la línea de investigación tiene impacto y que el trabajo es bueno”, señala Otaduy. El premio supone que la comunidad científica reunida en el congreso científico más importante del mundo sobre el tacto, considera relevante este desarrollo.

Sobre las aplicaciones del algoritmo, el profesor e investigador Otaduy se muestra prudente, aunque avanza que “puede servir para interactuar con pantallas táctiles (información al ciudadano, cajeros automáticos, sin tocarlas” porque, señala, “esta tecnología no precisa de guante”, sino que basta con la mano y el dispositivo de ultrasonidos especial para tacto Stratos Explore, que es en el que los investigadores se han basado para desarrollar su trabajo.

El ‘IEEE Haptics Symposium 2020’ reunió de forma virtual a psicofísicos, ingenieros y desarrolladores de aplicaciones, que pudieron compartir avances sobre las interacciones entre los seres humanos y las tecnologías en lo referente a lo táctil.

Fuente: Comunicación URJC

Una egresada de la URJC presenta el mejor TFM de investigación en ciberseguridad

egresada-ciberseguridad-urjc

Anca Georgiana Butnar ha sido reconocida por su trabajo por la la Red de Excelencia Nacional de Investigación en Ciberseguridad (RENIC), en la segunda edición de sus premios.

El trabajo de Anca Georgiana se titula ‘Análisis automático de técnicas, tácticas y procedimientos empleados por malware mediante deep learning’. Es su TFM, elaborado como trabajo final del Máster de ‘Data Science’ de la URJC y dirigido por Marta Beltrán, profesora de la Escuela Técnica Superior en Ingeniería Informática (ETSII) y coordinadora del grado en Ingeniería de la Ciberseguridad, pionero en España.

Para la alumna, este reconocimiento de RENIC, “es un orgullo porque se ve recompensado el esfuerzo, ya que, a la vez que hacía el máster estaba trabajando y ha sido muy duro”. Además, Anca Georgiana agradece especialmente que “ venga de una entidad como la RENIC, es decir del campo de la investigación en ciberseguridad”.

El trabajo, explica Beltrán, “permite ejecutar un malware dentro de una sandbox (un entorno aislado), obtener un informe sobre las técnicas que utiliza para instalarse en el equipo infectado, para infectar a otros, para persistir sin ser detectado, para evadir el anti-virus, etc”.

Automatizar la detección de la amenaza

A partir de dicho informe, y de manera automática la investigación de Anca permite “mapear estas técnicas a la matriz de MITRE ATTACK, que es una herramienta muy utilizada en la actualidad para entender las técnicas, tácticas y procedimientos (TTPs) que usan los adversarios. Como todo este proceso se realiza sin intervención de personas, gracias a técnicas de deep learning, permite ahorrar mucho tiempo y recursos a los analistas que trabajan en SOCs (Security Operation Center) y en otras unidades similares”. Indica Marta Beltrán.

En palabras de la autora del TFM, “se automatizan todas las tareas de comprensión e identificación de TTPs de los adversarios para que los analistas en ciberseguridad puedan elegir la mejor manera de hacer frente al malware”.

Antes del máster, Anca Georgiana Butnar se gradúo en el doble Grado de Ing. Informática y ADE en la URJC. En la actualidad trabaja en temas de ciberseguridad en Deloitte, realiza el máster de Ingeniería de Sistemas de Decisión de URJC online y sigue colaborando en temas de investigación con el Cybersecurity Cluster de la universidad y con Marta Beltrán.

Todo un acierto

Anca Georgiana sólo tiene buenas palabras de su paso por la URJC, “ he acertado de lleno con el doble grado a pesar de que los 5 años han sido duros, me llevo grandes amigos, me ha permitido desarrollarme mucho y adquirir muchas herramientas para poder enfrentarme al mundo laboral” y se muestra, “muy contenta con los profesores que he tenido”.

Esta joven investigadora quiere convertir la ciberseguridad en su campo profesional, aunque se debate entre el mundo de la empresa y la investigación. Gracias al reconocimiento de la RENIC, la egresada de la Rey Juan Carlos participará en las Jornadas Nacionales de Ciberseguridad, en las que podrá presentar su trabajo ante los mayores expertos en la materia del país. Además, su investigación será publicada en las actas de dichas jornadas.

Fuente: URJC

 

Un TFG de la ETSSII de la URJC propone soluciones para que lo digital llegue a los estudiantes sin recursos

‘Educatec’, que así se llama la iniciativa, ha sido reconocida como una de las mejores propuestas en educación y tecnología, en el certamen #innovaciónfrentealvirus. La investigación forma parte de dos TFG realizados por estudiantes de la ETSII de la Universidad Rey Juan Carlos. El proyecto plantea la creación de entornos virtuales inmersivos para que niños y niñas en riesgo de exclusión social den sus primeros pasos en el mundo de la programación desde un smartphone.

El cierre de los centros educativos provocado por la pandemia de la COVID-19 ha sacado a la luz la brecha digital existente en España y las dificultades que los niños, niñas y jóvenes de familias más desfavorecidas tienen para seguir sus clases a distancia.

Educatec, proyecto desarrollado por Steven Córdoba y Mark Iglesias, alumnos del Doble Grado de Ingeniería Informática y ADE, quiere “contribuir a paliar esas diferencias tecnológicas con un dispositivo de Realidad Virtual de bajo coste”, según Córdoba, para iniciar a los alumnos en la programación informática.

Aunque los TFG relacionados con ‘Educatec’, aún no han sido presentados ni defendidos, ya han recibido el reconocimiento de la comunidad emprendedora. La idea ha sido una de las más destacadas, en la categoría de Educación y Tecnología, en el marco del certamen #innovaciónfrentealvirus, impulsado por la aceleradora startupolé, en colaboración con la Junta de Castilla Y León.

Realidad Virtual a bajo coste

Como señala el profesor del Área de lenguajes y Sistemas Informáticos, Maximiliano Paredes, director de los TFG e impulsor inicial de la idea, “la herramienta se basa en tecnología de Realidad Virtual con controladores gestuales y tiene una infraestructura de coste bajo”. El equipo, según cuentan sus desarrolladoras se compondría de un smartphone al que habría que acoplar unas gafas de realidad virtual y un pendrive con un programa que permite hacer el seguimiento de la mano. En total, el dispositivo saldría por unos 200 euros, “algo asequible para los centros educativos que se puede usar desde casa”, según Steven Córdoba.

Con el equipo listo, los usuarios tienen que descargarse una APP con la que podrán entrar en este entorno educativo inmersivo en el que poder resolver ejercicios basados en ‘Scratch’, un sistema por bloques, ampliamente utilizado en la introducción a la programación.

Estos escenarios, como explica el profesor Paredes se han diseñado para resultar atractivos al usuario, “consisten en un aula con una pizarra y un tablero en el que tendrán que resolver ejercicios, las Pirámides de Egipto y un hospital en los que podrán ayudar a solucionar los problemas que se plantean.”.

A finales de junio, tienen previsto probar el dispositivo en un campamento de verano de la asociación Creátika, que trabaja con niños y niñas en riesgo de exclusión social. La actividad se hará en grupos y los estudiantes podrán probar esta experiencia inmersiva con la que se pretende mostrarles que la tecnología también está a su alcance para que puedan profundizar en ella.

Orgullosos de estudiar en la URJC

Mientras termina su TFG, Steven Córdoba señala que realizarlo habría sido imposible sin el apoyo del profesor paredes y la ETSII de la URJC y relata que ha presentado ‘Educared’ a otro certamen, organizado por la fundación Everis, en el que, si resulta ganador, deberá presentar la idea en Tokio, donde “será un orgullo decir que hemos estudiando en la URJC”, indica. Además, Córdoba quiere seguir desarrollando su carrera en temas relacionados con tecnología y emprendimiento social y trabajar en “tecnología que mejore la vida de las personas menos favorecidas”.

Una nueva iniciativa que parte de la URJC para contribuir a reducir las desigualdades acrecentadas por la pandemia causada por la COVID-19.

Fuente: URJC

Científicas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la URJC y la Facultad de Educación de la UNED han elaborado un test de evaluación de pensamiento computacional para educación primaria

URCJ pensamiento computacional

Científicas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII), en colaboración con la Facultad de Educación de la UNED, han elaborado un test de evaluación de pensamiento computacional para utilizarlo en niveles de educación primaria. Los resultados de su investigación se presentaron hoy en el congreso internacional sobre educación EDUCON.

Las principales herramientas de evaluación de pensamiento computacional que existen actualmente están dirigidas a etapas educativas superiores. Sin embargo, esta habilidad cognitiva es fundamental para múltiples áreas de la vida cotidiana y su aprendizaje debería comenzarse desde edades tempranas.

En este sentido, investigadoras del departamento de Ciencias de la Computación de la URJC han desarrollado un cuestionario adaptándolo a las primeras etapas educativas. “El Test de Pensamiento Computacional para Principiantes (BCTt) podrá usarse como herramienta de evaluación del pensamiento computacional. Este test se ha sometido a un proceso de validación de diseño y contenido, así como de su fiabilidad”, explica María Zapata-Cáceres, investigadora de la ETSII y coautora del estudio junto a su compañera de departamento Estefanía Martín-Barroso y Marcos Román-González, investigador de la Facultad de Educación de la UNED.

Los resultados de este trabajo los presentan hoy en la IEEE Global Engineering Education Conference (EDUCON), que se está celebrando esta semana en Oporto (Portugal).“El BCTt puede utilizarse como herramienta de evaluación del pensamiento computacional en alumnos de 5 a 10 años, así como pre-test y post-test en otras investigaciones, lo cual es fundamental para la inclusión de esta competencia en el currículo educativo y, en consecuencia, el aprendizaje de estas habilidades fundamentales en el siglo XXI”, destaca María Zapata.

Según los expertos consultados, el test desarrollado por el equipo de investigación aporta mejoras relevantes en su diseño y contenido. Además, las preguntas han sido ordenadas según su dificultad y relevancia.

Diseño atractivo y comprobación de la fiabilidad del test

Los resultados obtenidos han sido confirmados en un estudio estadístico llevado a cabo con estudiantes de educación primaria. Para la validación del BCTt, el equipo científico desarrolló una primera versión, basada en el Test de Pensamiento Computacional (CT). “Esta aplicación, dirigida a etapas educativas superiores, está validada con respecto al contenido, fiabilidad y validez predictiva. Además de adaptarlo a etapas educativas tempranas, hemos añadido mejoras sustanciales como, por ejemplo, la inclusión de transiciones entre casillas de las preguntas de tipo laberinto o la adaptación a personas con daltonismo”, señala María Zapata.

Esta versión inicial fue sometida a un proceso de validación de contenido a través de 45 expertos, compuesto por profesionales informáticos y profesores de educación infantil y primaria, que evaluaron el BCTt en cuanto a forma, contenido, dificultad y relevancia.

En la siguiente fase, el equipo de investigación desarrolló una segunda versión del BCTt con 25 preguntas sobre diferentes conceptos computacionales, cuya eficacia se evaluó con 299 estudiantes de educación primara de tres colegios de la Comunidad de Madrid. “Los resultados indican que las mejoras incluidas son significativas, sobre todo en los alumnos más jóvenes”, apunta la investigadora de la URJC. “Obtuvimos una fiabilidad a lo largo de toda la muestra con un coeficiente Alfa de Cronbach de 0,824, que es una muy buena fiabilidad”, añade.

La eficacia de esta herramienta, empleada en niveles de educación primaria, abre la puerta a nuevos estudios para comprobar si el test BCTt también resultaría fiable en estudiantes de educación infantil.

Fuente: Comunicación URCJ