Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados universidad de zaragoza

Dos ingenieros de la Universidad de Zaragoza diseñan un armario inteligente que detecta pérdidas de memoria

Universidad de Zaragoza armario Alzheimer

Raquel Lacuesta, ingeniera informática y profesora doctora de la Escuela Universitaria Politécnica de Teruel, y el estudiante de doctorado Franks González-Landero han participado en el diseño del primer armario inteligente, capaz de detectar desde pequeños olvidos, pérdidas de memoria inusuales hasta medir la evolución de la memoria de una persona con la Enfermedad de Alzheimer.

La manera en la que un usuario abre y cierra la puerta permite a un armario de cocina inteligente medir su capacidad de memoria y detectar sus posibles pérdidas, según una investigación internacional, liderada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

«La base para medir la memoria consiste en localizar el hecho de que el usuario abre las puertas de manera muy seguida una detrás de otra porque no encuentra lo que busca. El armario mide el porcentaje de veces que le ocurre esto al usuario y así estima su capacidad de memoria, añade Iván García-Magariño, investigador de la UCM.

En concreto, los científicos han desarrollado un armario inteligente de cocina, con sensores magnéticos que instalan en las puertas del mueble y registran cuándo se abren y cierran. Estos movimientos están conectados con una placa de procesamiento y un programa informático mide la manera en la que se llevan a cabo.

«En un futuro próximo no será necesario que informemos de cómo nos encontramos. La inteligencia que nos rodeará se encargará de analizar nuestro estado físico y anímico, para contribuir a mejorar nuestra calidad de vida», apunta la ingeniera Raquel Lacuesta. El doctorando Franks González-Landero que realiza su investigación dentro del Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas en Unizar, se ha encargado de desarrollar, evaluar y validar el armario inteligente, implementado en su residencia.

Los armarios inteligentes ayudarán a detectar pérdidas de memoria en la población. Gracias a una detección temprana se podrá adelantar el tratamiento de enfermedades neurogenerativas y diseñar sistemas que ayuden a estas personas en la búsqueda de los elementos necesarios en la vida diaria, mejorando su calidad de vida.

Fuente: Diario del Alto Aragón

La ingeniera informática Alicia Asín, presente con Libelium en 140 países

Alicia Asín (Foto de El Periódico de Aragón)

Alicia Asín es cofundadora de Libelium desde el año 2006 junto a su socio, David Gascón. Alicia estudió Ingeniería Informática y fue en ese momento cuando decidió apostar por las redes de sensores inalámbricos. Fueron los inicios del ahora llamado Internet de las Cosas. Después de trece años, esta tecnología zaragozana está presente en 140 países.

Libelium comenzó como una spin-off de la Universidad de Zaragoza y, actualmente, es un proyecto ya consolidado en el que nunca se deja de emprender debido a la constante innovación y a los nuevos replanteamientos de los planes estratégicos.

Alicia aseguró que el número de mujeres que se matriculan en carreras técnicas universitarias cada año «se reduce dramáticamente», una situación que le parecía «preocupante» debido a que cada día el mundo es más digital y «la tecnología va a ser como un idioma más, como lo es, por ejemplo, el inglés» por lo que es preciso recomendar a las jóvenes que no tengan miedo a la hora de emprender este tipo de carreras técnicas.

Ante esta cuestión tan generalizada en este sector, Alicia explicó que si las mujeres se «autoexcluyen» de las capacitaciones técnicas, se van a alejar a su vez de «aquellos puestos de responsabilidad que están relacionados con ese tipo de carreras y se va a incrementar la brecha entre ambos géneros».

Alicia explicó que en el comité de dirección de Libelium eran cinco mujeres, de las ocho personas que formaban la plantilla, y aseguró que están «rompiendo moldes» gracias a esta representación femenina y, sobre todo, si se les compara con otras empresas del mismo sector. Por el contrario, en el departamento de I+D «tan solo tenemos una mujer pero es que ni si quiera recibimos curriculums cuando abrimos posiciones». 

Fuente: El periódico de Aragón

El proyecto IBSEN creará el mayor simulador del comportamiento humano

El proyecto IBSEN creará el mayor simulador del comportamiento humano

El Grupo de Redes y Sistemas Complejos del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza participará en la creación del simulador del comportamiento humano más grande hasta la fecha, dentro del proyecto europeo IBSEN del programa Horizonte 2020.

La finalidad, explica la universidad en una nota, es estudiar los patrones de comportamiento en humanos en diferentes contextos para poder implementar y rediseñar de manera más eficiente nuevas políticas y estrategias en todos los ámbitos de la sociedad.

Uno de los objetivos de este proyecto internacional, que va a ser desarrollado por Holanda, Reino Unido, Finlandia y España, es la creación de una base de datos de 10.000 voluntarios para el desarrollo de experimentos presenciales y en línea. El proyecto, que durará tres años, comenzó en septiembre de 2015 con la preparación del sistema que gestiona la base de datos y al software que se usa para los juegos. Ahora se pone en marcha la fase de búsqueda de participantes.

“El objetivo es dar respuesta a diversas preguntas como: ¿Cuáles son los verdaderos mecanismos que promueven la cooperación?, ¿Cómo se comportan los humanos ante diferentes escenarios estratégicos?, etc.” explica Yamir Moreno, director del Grupo de Redes y Sistemas Complejos (Cosnet) de BIFI y responsable del nodo de IBSEN en Zaragoza.

Todos las personas mayores de edad podrán formar parte de este proyecto. Para ello, solo tiene que inscribirse en este enlace. Los participantes recibirán una remuneración económica que consiste en una cantidad inicial que puede aumentar en función de los resultados finales obtenidos en el juego. Los experimentos tendrán varias rondas y una duración total aproximada de unos 40-45 minutos. Esencialmente, se basan en la toma de decisiones sencillas ante determinados contextos estratégicos. Los sujetos jugarán desde un ordenador y estarán conectados con otros jugadores.

Cuando comiencen los experimentos presenciales (en solo unos pocos meses), todos los inscritos recibirán con antelación una comunicación vía correo electrónico y a través de las redes sociales. Una vez abierta la convocatoria, los participantes solo tendrán que ir confirmando su asistencia hasta llegar al número de individuos necesarios para cada experimento. La participación es voluntaria y todos los datos se tratarán de forma anónima y confidencial.

Participan también miembros de la Universidad Carlos III de Madrid, del Laboratorio Lineex de la Universidad de Valencia, de la Universidad de Oxford y de la de Cambridge (Reino Unido), de la Universidad Aalto (Finlandia) y de la Universidad de Ámsterdam (Países Bajos).