Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados ingeniería informática

«No le vemos el final al crecimiento de la demanda en Informática»

La Ingeniería Informática es el grado de mayor implantación en España y la demanda es muy alta. «Todos nuestros estudiantes cuando terminan los estudios tienen oferta laboral donde han hecho las prácticas. No todos lo cogen porque tienen opciones mejores en otras empresas», explica Manuel Enciso, director de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga.

«No le vemos el final al crecimiento de la demanda y nos preocupa no poder darle la oportunidad a todos los alumnos que solicitan plaza porque todos tienen la Informática como primera opción», explica Manuel Enciso.

Además, asegura que para estudiar la ciberseguridad es imprescindible combinarlo con la inteligencia artificial. «La idea de combinar la ciberseguridad y la inteligencia es muy buena. Es necesario evitar que alguien ataque la inteligencia artificial», explica.

El último informe que publicó Europa sobre este tema hace hincapié en que hacen falta, de cara a los próximos cinco años, 85.000 profesionales expertos en ciberseguridad.

Noticia completa: La opinión de Málaga

Manuel Hermenegildo alcanza el mayor reconocimiento internacional en el ámbito de la ingeniería informática

Ha sido seleccionado como «ACM Fellow», el tercero perteneciente a una institución española entre 1993-2022

Manuel Hermenegildo, Catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la UPM y Profesor distinguido del Instituto IMDEA Software, ha sido nombrado miembro de la ACM (Association for Computing Machinery), un reconocimiento que se debe a sus contribuciones al análisis de programas, verificación, paralelismo, programación lógica y por su labor como director fundador del Instituto IMDEA Software.

ACM es la mayor sociedad informática educativa y científica del mundo, que reúne a educadores, investigadores y profesionales para inspirar el diálogo, compartir recursos y abordar los retos del sector.

Noticia completa: Madridmasd.org

Las ingenieras informáticas María Robles y Paula Mielgo, galardonadas en los ‘Premios Valladolid, Ciudad inteligente’

La egresada de la Escuela de Ingeniería Informática de Valladolid, María Robles del Blanco, ha obtenido el primer premio en la categoría de Trabajo de Fin de Máster por su TFM tutorizado por el profesor David Escudero de los premios ‘Premios Valladolid, Ciudad inteligente y climáticamente neutra’.

Por otra parte, la actual estudiante del Máster de Ingeniería Informática, Paula Mielgo Martín, graduada de la Escuela de Ingeniería Informática de Segovia, ha obtenido el segundo premio en la categoría de Trabajo de Fin de Grado por su TFG tutorizado por Anibal Bregón y Jorge Silvestre.

Los detalles del concurso y la resolución del jurado pueden verse en www.valladolid.gob.es/es/tablon-oficial/ayuntamiento-valladolid-tablon-oficial/concurso-trabajos-fin-grado-master-2022-premios-valladolid

La entrega de premios tendrá lugar el jueves, 19 de enero de 2023, a las 12:00h en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Valladolid, la cual estará presidida por por el Alcalde de Valladolid y el Rector de la Universidad de Valladolid.

Enhorabuena a las premiadas y sus tutores.

Noticia: Universidad de Valladolid

El programador, el perfil más demandado por las empresas

El pasado 13 de septiembre se celebró el día del programador. El diario el economista realiza un análisis del perfil del profesional programador en este artículo.

El programador de sistemas informáticos se encarga de programas para controlar el funcionamiento interno de los ordenadores. Esta función implica diseñar programas que sean eficaces y competentes, a la par que ofrezcan velocidad. No solo los diseñan, sino que una de sus funciones también radica en probar aquello que han elaborado e instalar, personalizar y dar soporte dentro de los sistemas de la empresa para que la desarrollen su labor.

Todo ello, requiere una preparación y formación previa muy profunda. Alfonso Castro, coordinador académico del Grado en ‘Ingeniería del Software’ en el Centro Universitario U-tad indica que «es necesario formarse en los diferentes lenguajes de programación para el desarrollo de interfaces de sitios web y apps (C,C#, C++, Java, Python, JavaScript, HTML, CSS), bases de datos y motores de programación gráfica. Junto a esta formación general, es deseable que el profesional tenga conocimientos más especializados en aspectos clave sobre ciberseguridad, arquitecturas de big data, aprendizaje automático e inteligencia artificial, así como de tecnologías que están teniendo cada día más relevancia como son la realidad virtual y aumentada».

Para lograr estos conocimientos se debe conocer, además, cuáles son los mejores grados a través de los que obtenerlos. Castro destaca que «el grado más afín sería ‘Ingeniería del software’ o ‘Informática’. En U-tad impartimos el Grado en ‘Ingeniería del software’ donde además el estudiante puede especializarse, a partir de tercer curso, en alguna disciplina que le interese más y hacia donde le gustaría orientar su trabajo profesional entre: ciberseguridad, big data o realidad virtual».

Sin embargo, además del grado convencional, existen otras formaciones universitarias que proporcionan una enseñanza aún mayor. «Otra vía podría ser estudiar un doble grado que aúne la ingeniería del software con otras disciplinas científicas, como pueden ser las matemáticas. Estos perfiles son muy cotizados por las empresas, ya que son capaces de diseñar algoritmos y posteriormente desarrollar el software que resuelva esos problemas complejos, ayudando así en la toma de decisiones y predicciones a las empresas. O bien ingenieros de software con física, que son capaces de implementar las simulaciones físicas que permitan predecir y simular diferentes fenómenos; desde un tsunami, el diseño óptimo de un avión o nave espacial, hasta el motor de un coche de Fórmula 1 para que alcance el máximo rendimiento. En U-tad, por ejemplo, impartimos un Doble Grado en ‘Ingeniería del Software y Matemática Computacional’ y otro en ‘Ingeniería del Software y Física Computacional'», subraya Alfonso Castro.

Noticia completa: El Economista

Entrevista a Emily Paige, estudiante de ingeniería Informática en la Universidad de Almería

Es de Nueva York, y estudió dos grados en la Universidad de Búfalo, uno de Matemáticas y otro de literatura española. Al graduarse, vino a España para tener una experiencia de un año en un país hispanohablante, y sus planes cambiaron cuando se enamoró del país. Ahora lleva ocho años en España, la mayoría como profesora de inglés. Pero al fin quiso “volver a lo que me apasiona”, dice, “redirigir mi camino hacia las ciencias… Y el otoño pasado me matriculé en el grado de Ingeniería Informática, en la Universidad de Almería…”.

Antes de comenzar la carrera tenía una comprensión limitada de lo que incorporaba la Informática, pero después de solo un año de estudios, ya he aprendido sobre una cantidad increíble de cosas donde se aplica. Y constantemente se nos recuerda cuánto crece este mundo. La tecnología es el ámbito que más rápido avanza, y nos da la oportunidad de seguir aprendiendo incluso después de terminar la carrera.

Sobre el futuro, Emily ha respondido:

Disfruto aprendiendo sobre las diferentes áreas de la informática, y todavía estoy indecisa sobre en qué rama me gustaría especializarme. Cada opción es muy interesante. Al final de este año académico tendré una mejor idea de si me gustaría aprender más sobre ingeniería de software, sistemas de información, tecnología de la información, o una combinación de ellos… El futuro es un lienzo en blanco. A muchos les preocupa que la tecnología reemplace a los seres humanos en ciertos trabajos, pero pienso que, en realidad, las tecnologías futuras crearán nuevos trabajos. Necesitaremos más informáticos e ingenieros para seguir desarrollando nuestro mundo…

Fuente: La voz de Almería

Estudiar Informática: competencias, retos y universidades destacadas

Recientemente la Fundación CYD ha publicado un artículo con el título «Estudiar Informática: competencias, retos y universidades destacadas» en el que se recoge el testimonio del presidente de CODDII, junto a los resultados del informe CYD 2022 sobre el rendimiento de las universidades españolas.

Según recoge el artículo, el grado de Ingeniería Informática es una de las titulaciones con más y mejor calidad de empleo y uno de los pilares para la digitalización y el avance de nuestra sociedad. Con una formación multidisciplinar, su campo de conocimiento se amplía y actualiza rápidamente, haciendo de la informática un área prácticamente omnipresente, y a sus profesionales actores clave en los retos actuales y de futuro.

Francisco Javier Soriano Camino, presidente de la Conferencia de Directores y Decanos de la Ingeniería Informática (CODDII) y director de la Escuela de Ingeniería Informática de la Universidad Politécnica de Madrid, explica las competencias que la titulación aporta a los alumnos:

 “Además de los conocimientos y habilidades técnicas del ámbito de las TIC, estos estudios ofrecen una gran capacidad de aprendizaje autónomo en contextos multidisciplinares, así como la capacidad de resolver problemas complejos con iniciativa, capacidad de decisión, autonomía y creatividad; dotando con una gran versatilidad para adaptarse a las nuevas situaciones que genera la imparable digitalización”.

Francisco Javier Soriano, presidente de la CODDII

Los estudios en Ingeniería Informática permiten desarrollar diferentes funciones en empresas, centros y departamentos tecnológicos: la dirección general, técnica y de planificación, aplicando principios y elementos de economía y de gestión de recursos humanos, en la organización y planificación de proyectos, entre otros.

Puedes acceder al artículo completo aquí:

Fuente: Fundación CYD

Las empresas se rifan a los estudiantes de ingeniería: «Es rara la semana que no me ofrezcan un trabajo»

La universidad no garantiza un empleo estable pero algunas carreras sí. Las oportunidades de empleo varían en función de los estudios cursados y de los puestos de trabajo que demanda la realidad del mercado laboral. Sin embargo, existen especialidades en las que los estudiantes son buscados por las empresas antes de terminar la carrera. La ingeniería de software es una de ellas, con una tasa de empleabilidad superior al 97%. Es una rama de la ingeniería que se encarga de la estructuración y desarrollo de programas informáticos y el diseño de aplicaciones. Es una de las ingenierías más polivalentes ya que la informática está presente en todos los sectores.

Pelayo García tiene 25 años y es de Langreo. Hace tres años terminó la carrera de ingeniería del software, año a año, y hace uno que finalizó el máster. Desde entonces, no paran de llamar a su puerta con ofertas laborales. «Es rara la semana que no me llama alguna empresa con una oferta de trabajo». García está trabajando desde que terminó las prácticas.

Los ingenieros de software son muy demandados por el mercado laboral, tanto que las empresas buscan a los estudiantes incluso antes de acabar sus estudios. En el caso de García, «en el cuarto año ya me estaban llamando para trabajar con ellos». Cuenta que reciben ofertas con mucha frecuencia y también de grandes ciudades como Londres, Madrid o Barcelona, entre otras. Sin embargo, su intención es permanecer en Asturias. «Me gustaría quedarme en el futuro. Gran parte de mi trabajo se puede realizar a través del teletrabajo».

Después de cursar el bachillerato, decidió a última hora por la ingeniería del Software. «Tenía referencias de otros compañeros y es una carrera que está empezando a tener salida y había futuro». Sin embargo, los comienzos fueron difíciles. «Empecé sin tener ni idea de informática, nada de programar. Al principio es un poco complicado porque son cosas que nunca has visto hasta que empiezas a entender lo que haces. Cuando le echas horas, acaba saliendo», asegura García.

Sofía Martín tiene 24 años y es de La Felguera, aunque reside actualmente en el País Vasco, donde estudia el máster en Automatización, Electrónica y Control Industrial y realiza prácticas en la empresa TSK. Su especialización está dirigida al sector industrial. Después del periodo de prácticas, remuneradas por convenio, le harán contrato en la misma empresa.

Además de por la salida laboral, Martín eligió está carrera porque «quería una ingeniería que me permitiese especializarme en cualquier sector. La informática está en todos los ámbitos y esta ingeniería es la más polivalente. La informática no es lo que se ve, también lo que no se ve. La informática está en todos los ámbitos y te permite trabajar en cualquier sector».

Fuente: La voz de Asturias

Sólo un 11% del alumnado matriculado en Ingeniería Informática en Sevilla es femenino

La nueva directora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática tiene como objetivo atraer talento femenino y evitar así sesgos de género y raza en la programación

La relación entre la mujer y la universidad no ha sido siempre fácil. No fue hasta 1910 cuando la mujer pudo matricularse en igualdad de condiciones en Enseñanza Superior en España. A pesar de todos los obstáculos, un siglo después, más de la mitad del alumnado en nuestro país es femenino. Sin embargo, no ocurre lo mismo en las carreras sociosanitarias que en las de ciencia, donde la presencia de la mujer es muy inferior.

Este es el caso concreto del grado en Ingeniería Informática en la capital hispalense, una carrera que lleva 37 años y que ha visto mermado su número de alumnas. Según explica la nueva directora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de Sevilla, María del Carmen Romero, “en la primera promoción había un 42% de mujeres, cuando yo estudié bajo a la mitad y se situaba en un 20%, pero es que en la actualidad se sitúa en el 11%”.

Pocos días después de haber tomado posesión en el cargo, asegura que es “una satisfacción tremenda” poder liderar el centro donde ella estudió. “Todo ello me ha motivado a presentarme a la dirección con la idea de que haya una perspectiva femenina”, reconoce Romero, quien lamenta que la mayoría de las decisiones que se toman a la hora de programar las lleven a cabo los hombres. Así, espera que con esta nueva dirección se amplíe esta perspectiva y se eviten los sesgos de género y raza en la programación.

Fuente: La Razón

Un ingeniero de Tracasa logra el premio al mejor póster de la Asociación Española de Teledetección

Christian Ayala Lauroba, ingeniero informático de Tracasa Instrumental, ha logrado el premio al mejor póster en el Congreso de la Asociación Española de Teledetección, celebrado la semana pasada en Pamplona. Ayala, del área corporativa de I+D+i de la empresa pública del Gobierno de Navarra, adscrita el departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital, ha conseguido este reconocimiento nacional entre 70 estudios presentados en este formato.

El póster ganador, titulado “Detección precisa de edificios en imágenes Sentinel-2”, propone una solución que mejora la segmentación de edificios a partir de las imágenes obtenidas por los satélites de la Agencia Espacial Europea.

“Sentinel-2 ofrece riqueza espectral y una amplia actualización de imágenes, pero su resolución es mejorable. Por eso, este trabajo, con una novedosa arquitectura de deep learning que combina técnicas de superresolución de imágenes y segmentación semántica, logra generar una máscara a 2,5 metros por pixel que cuadruplica la resolución inicial de estas imágenes y permite avanzar en materia de detección de edificios, de amplia utilidad para la planificación urbana o el mapeo rápido ante situaciones de emergencia”, explica Ayala.

Fuente: Diario de Navarra

Elisa Caballero, la ingeniera informática de éxito que lucha contra los tópicos de la profesión

“Como mujer en el mundo de STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), a veces te sientes un poco sola. Yo me he sentido así durante mi carrera, en salas y reuniones llenas de hombres”, dice Elisa Caballero, Directora Global de Ingeniería y Operaciones y Directora del Tech Hub Madrid en Glovo de 37 años, y añade: “Aunque siempre fui de adaptarme fácil, la verdad es que me sentía un poco más arropada cuando tenía una mujer en la sala”. La ingeniera informática cuenta con más de trece años de experiencia trabajando para diversas empresas digitales, como la web de viajes Expedia, la plataforma Vrbo (antes HomeAway), Banco Santander e Indra Systems.

Cuando empezó la carrera de Ingeniería Informática en la Universidad Autónoma de Madrid, eran solo 10 chicas en su clase. “Tuve suerte porque hice un grupo de cuatro amigas con las que nos acompañamos durante toda la carrera. Tenerlas tan cerca hizo que no fuera tan traumática la diferencia de falta de diversidad en el aula”, asegura. Era el año 2003. Todavía usaban disquetes para almacenar y entregar los trabajos prácticos. Al ingresar a la carrera, no sólo le sorprendió la poca cantidad de mujeres que había estudiando, sino también enseñando. “Había solo dos profesoras. Eran las pocas referentes que tenía”, recuerda.

Sin embargo, la tendencia parecía revertirse de a poco. “Veíamos que el número de chicas iba aumentando cada año. Si nosotras éramos diez respecto a 100, en el siguiente curso eran 15 y en el siguiente 20. Pensábamos que se iba a equilibrar rápidamente. Sin embargo, una vez trabajando, al momento de buscar candidatos para contratar, me encontré con que ese número de mujeres se había vuelto a reducir. Hemos ido hacia atrás”, lamenta Caballero.

Según un informe de la Unesco, sólo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas a las STEM en la educación superior son mujeres y la ingeniería es una de las áreas con el menor número de mujeres inscritas. De acuerdo a datos de Eurostat de 2020, aunque España es el país de Europa con mayor número de científicas e ingenieras, representando un 49,3 % de las personas que trabajan en estos ámbitos, sólo el 25% de las personas matriculadas en alguna rama de ingeniería en las universidades son mujeres.

Acceso al contenido completo en el enlace: Fuente: La Vanguardia

Suscríbete a nuestro boletín semanal