Conferencia de Directores y Decanos de Ingeniería Informática

Mensajes etiquetados UDC

Iago Castro: «No conozco a ningún informático que esté en paro»

Mila Méndez. A Coruña/ La Voz de Galicia

Culminó la peregrinación laboral a la inversa. Mientras la mayoría suelen estudiar aquí y emigrar después en busca de oportunidades, Iago Castro (Mos, 1981) lo hizo todo al revés. En el mejor de los sentidos. Estudió Computer Networking, el equivalente a Ingeniería Informática, en la londinense Universidad de Greenwich -quería aprender inglés-. Cuando tocó aplicar, regresó a casa. «Me vine hace cinco años, en plena crisis, y nunca me ha faltado trabajo. De hecho, tardé menos de un mes en encontrar uno», recuerda. Ahora es administrador de sistemas en la coruñesa Enxenio, una spin-off de la UDC que cumple 15 años.

Trabajan con algoritmos, inteligencia artificial y minería de datos y entre sus clientes están empresas internacionales como la alemana Dekra, la propia Universidade de A Coruña o Aelga, la Asociación de Escritores de Lingua Galega.«El sector de las TIC goza de muy buena salud, en Galicia en general y en A Coruña en particular. Es un foco de generación de empleo para los informáticos. Se nota el empuje de grandes empresas como Inditex, y también el de otras más pequeñas que surgen al calor de facultades como Enxeñería Informática. En muchos casos, la oferta de trabajo es más amplia que la demanda. Sobre todo, en puestos más específicos. Perfiles muy técnicos que cuesta más cubrir», apunta Iago Castro. Antes que en Enxenio, trabajó para Abanca e Inditex. Siempre fue él el que cambió, por «inquietudes profesionales». En su día a día se dedica a buscar soluciones tecnológicas que aporten un valor añadido y más competitividad a las empresas que los contratan. Es la archifamosa transformación digital.

Paro cero

Sin embargo, para parecerse más al culmen que representa en su sector la californiana Silicon Valley, todavía queda camino por delante. «He escuchado muchas veces esta metáfora cuando se habla de las empresas que están surgiendo en Galicia vinculadas al sector de las nuevas tecnologías. Aquí hay gente muy preparada y compañías punteras. Los sueldos sí que deberían ser más altos para atraer y fijar el talento», opina Castro. Si tiene que aconsejarle a un estudiante por qué titulación decantarse, no lo duda. «No conozco a ningún informático en el paro. Es un campo muy amplio que engloba muchísimos puestos», concluye. Eso sí, va más allá: «Insisto en la especialización. Hacen falta, por ejemplo, administradores de datos».

Fuente original La voz de Galicia

«La tecnología avanza muy rápido y las leyes muy lentas»

La tesis del vigués David Vilares, reconocido como el mejor investigador joven en los premios nacionales de Informática, intenta capturar datos de las emociones de la gente cuando opina en foros

En el grupo de investigación de David Vilares (Vigo, 1989) se trabaja en técnicas que sepan capaces de comprender el lenguaje humano en general. «Parte de mi tesis se centra en desarrollar técnicas que sean capaces de extraer las emociones y opiniones que emitimos cuando nos estamos comunicando», detalla.

-¿Puede poner un ejemplo?

-TripAdvisor, por ejemplo. La capacidad de poder analizar de manera rápida qué piensan los usuarios sobre determinados aspectos de un hotel o un restaurante que están evaluando. O, por ejemplo, en el caso que quieras comprar un coche indicas unas claves: que consuma poco, que sea respetuoso con el medio ambiente y que se pueda usar en zonas rurales. Pues con un rastreo en webs donde opinan los usuarios el algoritmo podría darte un resumen personalizado sobre los puntos que a ti te interesan.

-Muchos desconfían de estos avances. Las personas cada vez están más controladas por ese rastro en Internet.

-No hay que ser sensacionalista ni catastrofista. La tecnología está para ayudar a las personas, aunque luego se pueda retorcer usándola con un mal propósito. Ahí entra en juego la regulación. Muchas veces la tecnología avanza muy rápido y las leyes van muy lentas. Lo ideal sería que fueran los dos a la par.

-¿En qué trabaja ahora?

-En desarrollar técnicas que detecten la estructura sintáctica de las oraciones. Para que un ordenador pueda hacer eso de una manera muy rápida y luego poder hacer búsquedas más precisas. Lo que se busca es tener la comprensión de un humano y para eso necesitas tener la estructura de la oración, no solo un listado de palabras.

-¿Se podría hacer un diálogo con una máquina de manera fluida?

-Existen asistentes con los que puedes hacer algunas cosas, pero no hacer una conversación como la que estamos teniendo ahora. Eso tardará.

-¿Mucho?

-Sí, el lenguaje humano es muy complejo. ¿Cómo tratas la ironía, el sarcasmo o todo el conocimiento que está detrás de las palabras? Para llegar a sistemas realmente efectivos tardaremos. Hay mucho trabajo que desarrollar.

-¿Qué supone para usted el premio?

-A nivel personal, la alegría de sentirte reconocido. También para la familia, que me gusta que lo vean.

Fuente: La Voz de Galicia

«En estos momentos en Informática el paro es igual a cero»

El trabajo que se desarrolla en la Facultad de Informática de la UDC ha tenido su reconocimiento esta semana. Por un lado, el catedrático Ramón Doallo ha sido galardonado con el Premio Nacional de Informática 2018. Por otro, David Vilares Calvo ha sido reconocido como el mejor joven investigador de este año.

Artículo de Javier Becerra

Su trabajo dentro del campo de la arquitectura de computadores le ha valido a Ramón Doallo (Ourense, 1964) el reconocimiento nacional. «Es la parte de la informática que se encarga de diseñar un computador. Mi especialidad ahí es la computación de altas prestaciones o supercomputación. Está encaminada a conseguir prestaciones que trabajen lo más rápido posible», explica.

-¿En qué ámbito se pueden aplicar esos avances?

-Hay simuladores de ingeniería en los que operaciones que pueden llevar semanas de cálculo con los supercomputadores se hace en mucho menos tiempo. Pero no solo eso, muchas de las cosas que desarrollamos tienen incidencia en la gente normal. De hecho, están incorporadas en los portátiles y los móviles.

-¿Y eso tiene un reflejo a nivel empresarial?

-Sí, siempre hemos procurado que todo nuestro trabajo tenga un trasvase real al sector productivo. Hemos hecho muchas colaboraciones con la administración pública, en sistemas de información geográfica. También en el sector TIC con firmas como Hewlett Packard o Fujitsu. Yo además soy socio promotor de una startup.

-Habla de firmas internacionales. ¿Se derriban las barreras o es que directamente ya no existen para hacer tecnología de primer nivel en Galicia?

-Por supuesto. El ámbito informático, además de posibilitar el trabajar en remoto, permite que puedas acceder a fuentes de información en todo el mundo. Tenemos los mismos medios que un laboratorio de EE.UU o de China. El talento está en todas partes. No hay diferencias entre unos sitios y otros. Lo que nos puede diferenciar es que estamos dando una buena formación a nuestros estudiantes. Y eso se demuestra en que tienen trabajo en muy poco tiempo. No tienen ningún problema para trabajar en el extranjero. Tienen más, y es una pena, en España.

-No es una de las facultades que más paro tenga.

-No. En estos momentos en Informática el paro es igual a cero. De hecho, ya muchos alumnos ya antes de terminar ya están con algún contrato a tiempo parcial. Están las empresas continuamente buscando personal informático.

-¿En qué trabajan para el futuro desde su departamento?

-Por ejemplo, la computación en la nube. Y converger la computación de altas prestaciones con la inteligencia artificial.

Fuente: La Voz de Galicia